En qué consiste la "escuela experimental" que quieren formar en La Angostura

DiarioAndino dialogó con Carlos Videla, uno de los principales impulsores de este tipo de escuela pública  con pedagogía diferente que nació en 1958 y que ya cuenta con 30 escuelas en todo el país. En esta nota, las diferencias con la escuela pública "común" y las experiencias en otras localidades de la zona.
En qué consiste la
19/03/2015
C
arlos Videla, uno de los desarrolladores de este tipo de escuela
 “La palabra experimental tiene una connotación negativa, no es un laboratorio done trabajamos con chicos, la palabra viene de los comienzos de la escuela porque comenzó desde la experiencia y no de la teoría”, aclara Carlos Videla, uno de los impulsores de las “escuelas experiementales” que nacieron en 1958 de la mano de tres docentes y ex rector del Instituto de Profesorado que forma los docentes de este tipo de pedagogía. Ya funcionan 30 escuelas en todo el país.

Las escuelas son de gestión pública y cumplen con los diseños educativos de cada provincia, pero se diferencia de la escuela común en la dinámica diaria, desde cómo se evalúa a los alumnos hasta la forma en que interactúan los chicos y los docentes.

“La escuela cumple con los diseños curriculares de la provincia, con la particularidad de algunas características”, dice Videla.

En La Plata ya cuentan con nivel inicial, primario, secundario y hay dos carreras de profesorado.

Un grupo de padres de Villa La Angostura, impulsados por Santiago Dotras y Claudia Aguirre Zabala, tomó contacto con Videla y dos escuelas experimentales que funcionan en San Martín de los Andes y Bariloche para poder iniciar el proceso de formación de una escuela de ese tipo en la localidad.

“Es una escuela pública. Empujamos esto para que sea 100% público, y que una pedagogía más humana no sea solo para aquellos que pueden solventar una cuota”, aseguró Dotras. 

Las diferencias

“La escuela no tiene auxiliares de limpieza, la ecología más profunda no debe declamarse sino que se tiene que vivir. En esas tareas sencillas e inmensas, si uno cuida el lugar donde vive, lo va a querer. Los maestros también limpian junto con los chicos. Tampoco hay empleados administrativos, los maestros tienen competencia para resolver cualquier cuestión administrativa”, detalla Videla.

Por otro lado, “no está el mejor alumno y por lo tanto tampoco el peor alumno y cada uno tiene su tiempo para trabajar. No se premia a aquel que es un rayo en matemática y otro que tiene un tiempo muy distinto. Es respetarnos en esa convivencia”.

“No es una escuela que evalúe notas y eso nos ha traído sinsabores. No evaluamos con nota. Cada escuela evalúa de la manera que comprende la evaluación. Todos los días los maestros antes de cerrar la escuela, nos encontramos a compartir un mate y tenemos los cuadernos donde cada maestro anota que es lo que desplegó en esa área y cómo le fue a cada chico. Cada uno de los maestros tiene la totalidad de lo que está ocurriendo con cada alumno y llamamos a los padres y le damos la radiografía de su hijo” .

Finalmente, tampoco los chicos repiten. En todo caso, “que quedará más tiempo que otro, que puede ser 4 meses”.

Krausse, quien viajó junto a Videla, también del Instituto Superior que forma los docentes , señala que de adultos los chicos formados en las escuelas experimentales tienen mayor capacidad para resolver propuestas o problemas por sí mismos.

Otras experiencias en la zona

En San Martín de los Andes funciona desde hace 18 años Fuente Serena. Hace poco también se formó una escuela en Junín de los Andes.

La provincia sólo aporta algún cargo docente, el funcionamiento de la escuela se financia con el aporte de los padres y actividades que realizan en comunidad. Entre otras cosas, cultivan tulipanes y formaron una mutual para darle un marco legal a la gestión de los recursos.

“No tiene fin de lucro, no tiene un dueño y se lleva adelante el trabajo con el esfuerzo de padres y maestros”, cuenta Marisol Lerín, directora del establecimiento que hoy cuenta con 80 alumnos.

“De las cosas preciosas que tiene la escuela de entender que cada día es una oportunidad, no estamos esperando trimestres, cuatrimestres”, define Lerín.

Mariano Galeano dirige la escuela Los Radales que funciona desde el 2013 en Bariloche. Por el momento son 21 alumnos de nivel inicial y primario y todavía no tienen fuente de financiamiento del estado.

 
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesa
    63%
    10 votos
  • Me gusta
    31%
    5 votos
  • Me es indiferente
    6%
    1 voto
  • Me enoja
    0%
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter