MOVILIZACIÓN CIUDADANA

Convocan a vecinos de la cordillera para reclamar contra la "especulación inmobiliaria"

El sábado 11 de febrero se hará una caravana desde San Martín, Villa La Angostura y Bariloche hacia El Bolsón, para acompañar el reclamo contra la urbanización que pretenden en la pampa de Ludden.
Convocan a vecinos de la cordillera para reclamar contra la
09/02/2017

El próximo sábado 11 de febrero se realizará una caravana multicultural "contra la especulación inmobiliaria en la pampa de Ludden junto al pueblo de el Bolson y la Comarca del 42", señalan los organizadores.

"Toda la cordillera se moviliza.Primer encuentro en Villa la Angostura 13 hs frente a la Biblioteca Popular Osvaldo Bayer (plaza de los Pioneros) para los que vienen de San Martin de los Andes y otras comunidades neuquinas. Segundo encuentro rotonda de Diarco en Bariloche 15.30 hs. Tercer encuentro a las 17.30hs en cruce de rutas Mallin Ahogado y ruta 40 para entrar todos juntos al Bolson."

"Ir con muchas ganas de gritar No es No."

La convocatoria

El sábado 11 de febrero a las 18hs, la red de organizaciones Comarca de Pié convoca a una marcha para exigir que la provincia retrotraiga los títulos de propiedad truchos entregados durante la gobernación de Miguel Saiz, que comprenden entre otros, la propiedad que la empresa Laderas del Perito Moreno SA pretende transformar en un loteo, a pesar del litigio de tierras y que el negociado se encuentra dentro del Área Natural Protegida Cumbreras de Mallín Ahogado.

 

Además las organizaciones piden que se de  de baja al contrato de concesión del Centro Invernal Perito Moreno, que consiguió la empresa Laderas del Paralelo 42 SA, empresa relacionada a la primera, y que gustan llamarse en forma indistinta, para confusión del público, con el genérico nombre de “Laderas”, si bien una persigue un loteo, y la otra incumple sistemáticamente el contrato de concesión por el cual debería desarrollar el Centro Invernal Perito Moreno.

 

Hace más de diez años que la población de El Bolsón se opone a desarrollos ilegales en la zona rural de Mallín Ahogado, al pie del cerro Perito Moreno. Primero surgió un proyecto de loteo, denegado por la provincia a la empresa “Perito Moreno SA”, luego en el año 2004 Joseph Lewis a través de su personero Nicolás Van Ditmar, propuso un aeropuerto sobre la misma tierra, pero tuvo que recular por la reacción de los vecinos. A partir del año 2007, comienza a circular una versión desde el ejecutivo provincial, de cambiar el aeropuerto doméstico de El Bolsón (que es público), por uno privado en la pampa de Ludden, pero ahora combinando el viejo proyecto de loteo de Perito Moreno SA, con la propuesta de aeropuerto de Lewis, sumando además centros comerciales y de esparcimiento, bajo el slogan de “refundación de El Bolsón”. Cabe destacar que esta posibilidad habilitaba además un negocio flor en pleno casco urbano de El Bolsón, ya que se podría haber redefinido el destino de las tierras del actual aeropuerto público, transformándolo en una tómbola inmobiliaria. La propuesta fue a plebiscito en 2009, ganando el “NO”, con el 80% de los votos.

La cosa debería haber terminado ahí. Pero no llegó a pasar un año, que un cuñado de Van Ditmar ingresó un proyecto de loteo con aeropuerto, centros comerciales y de esparcimientos, canchas de golf y lagos artificiales. Como se ve, en cada presentación, se fueron sumando  objetivos, y en lugar de adecuarse, fue degenerando hasta perder toda medida y relación con la realidad ambiental y social de dicho espacio. La propuesta de de “Laderas”, es de 750hs, un planta urbana más grande que la actual planta de El Bolsón. También fue creciendo el lobby, el actuar de los empresarios en los foros políticos y sociales, logrando al año 2010 dos adelantos notables por su contenido y por su flagrante ilegalidad.

Por un lado, el cuñado de Van Ditmar, Maximiliano Mazza, logró un título de propiedad sobre la Pampa de Ludden, a pesar de haber sido esta hasta esa fecha un pastaje (es decir tierra fiscal utilizada a modo de alquiler para pastoreo). Las tierras fiscales en Río Negro, pueden ser compradas al fisco a precios muy bajos, pero para poder ser comprador se deben reunir ciertas condiciones: se debe ser trabajador rural, (o en su defecto tener una formación académica con incumbencia rural), no se puede ser poseedor de una inmobiliaria o dedicarse a negocios raíces, y no se puede tener otra propiedad. Además, una vez comprada la tierra al fisco, esta no puede ser vendida antes de los cinco años de obtenido el título, ni se puede cambiar el destino rural de la tierra, y esto es a perpetuidad. Es decir que el estado vende barato, a modo de herramienta la tierra, pero exige también, que se siga utilizando como tal en el tiempo. El título de Mazza, fue obtenido a través de Mirta Soria, quien no podía adquirir tierra del fisco, por ya tener tierra productiva. Por otro lado, no esperó los cinco años antes de vender, sino que ya estaba tramitando a los cuatro meses la traslación de dominio. Pero es interesante detenerse en los números: no llegaron a pagar al fisco más que 60 pesos por hectárea, es decir unos ocho dólares de entonces, pero quieren venderla a unos cuatrocientos mil dólares por hectárea si logran hacer el negociado.

Por otro lado, Maximiliano Mazza encontró un aliado en el Club Andino Piltriquitrón (CAP), que estaba desde hace años pretendiendo desarrollar el centro de esquí del cerro Perito Moreno. Si bien Mazza presentó su proyecto en el año 2010, tuvo desde un inicio el apoyo ante las autoridades del CAP, a través de su presidente José Calviño. El 17 de junio del año 2010, Mazza propone el loteo ante la municipalidad. Un día después, el día 18 de junio del año 2010  el CAP pide al ejecutivo municipal que apruebe la iniciativa del loteo, porque aduce que una empresa controlada por la empresa inmobiliaria que pretende el loteo, será la desarrolladora del Centro Invernal Perito Moreno. Lo curioso de esta carta de apoyo, es que no figura dentro de los intereses e incumbencias del Club Andino el desarrollo de plantas urbanas. Por otro lado, el CAP, debía presidir la licitación de obra pública  del Centro de Actividades Invernales Cerro Perito Moreno, en enero del año 2011. ¿Cómo podía saber el presidente del CAP, José Calviño, en junio del 2010, que la empresa que presentaba el loteo, tendría una subsidiaria que ganaría una licitación en 2011? ¿Y cual no será la sorpresa de los pobladores, al corroborar que Calviño fue el presidente del Ente que le otorgó la concesión?

 La historia parece vieja. Parecía un tema saldado, ya que la población logró mediante marchas y un trámite ante el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro, frenar el proyecto en 2013. Sin embargo el proyecto reaparece como un tiovivo. El actual ejecutivo municipal encabezado por Bruno Pogliano (de Juntos Somos Río Negro, y ex contador de la empresa loteadora “Laderas”), comenzó a negociar con la empresa tras bambalinas durante el 2016, llegando a fin de año a plantear una aprobación conjunta del ejecutivo y del concejo Deliberante, a un ritmo de revientacaballos. En menos de tres días, todo salió sellado. Tras la aprobación, la población salió a la calle, llegando el 17 de diciembre a reunirse cinco mil personas, reclamando por la aprobación del legislativo el día anterior. El 7 de enero, ante la falta de respuestas, diez mil personas dejaron sus hogares para manifestarse. El lunes 9 de enero, con un aval de más de cinco mil firmas, la Asamblea en Defensa del Agua y la Tierra presentó un recurso de amparo. El viernes 13, el tribunal dicta una orden de no innovar, ampliando la orden dictada por el superior Tribunal en 2013.

 Y esto parecería poder ser el fin del cuento. Pero el 26 de enero la municipalidad apela ante la cámara, y esta le hace lugar y traslada el problema al Superior Tribunal. Nuevamente la incertidumbre, nuevamente las organizaciones deben salir a defender la ley de tierras, que fue pervertida para beneficiar a gente que no trabaja la tierra. Nuevamente, la defensa del agua que llega a Mallín Ahogado a través del Cerro Perito Moreno, dando fertilidad y capacidad de producción a las tierras donde medran unas mil quinientas familias. Nuevamente, son los pobladores, quienes deben mostrar al gobierno, que la democracia es el gobierno del pueblo, y que si el pueblo dice no, no hay gobernante que pueda obligarlo.

 Por último, me atrevo a la siguiente reflexión: la tierra fue mal adquirida, y está en juicio (debería volver al gobierno); el espacio que se pretende lotear, es parte de una reserva natural que no permite los asentamientos humanos (ni el otorgamiento de títulos); la población no quiere el negociado; sin embargo, los empresarios logran encaramarse en el gobierno, logran reuniones, prebendas, y finalmente, resoluciones que van contra toda normativa. Sin embargo, la población se organiza, teje la trama de la democracia profunda, junta los datos, los presenta ante la opinión pública y ante los juzgados. Son más de diez años, en que asambleas, comunidades, sindicatos, centros de estudiantes, iglesias y congregaciones, centros culturales y barriales, juntas vecinales, cooperativas, ONG’s, partidos etc. se vinculan y debaten el destino de El Bolsón. Fue una verdadera apuesta a una apertura democrática real, con vinculación profunda en las bases, en los barrios y en los medios. Un trabajo, que no solo llegó a invitar a la calle a más del 50% de la población de El Bolsón el 7 de enero, sino que logró que esta convocatoria en un clima de profunda paz. Esta es la opción por la democracia. Muchas veces recorre a los conflictos la sombra de la desesperación, que lleva a depositar la esperanza en la acción violenta. No es el caso de El Bolsón. Pero vivimos en un país, cuya democracia vino a crecer del dolor y la rabia de un pueblo vencido. Debe pensarse entonces, desde el gobierno, que la opción por la paz, la verdad, y el trabajo en los medios que la población genera, debe ser vista como el más sagrado de los tesoros de la democracia, del crecimiento y compromiso de la población en la toma de decisiones.  Esto significa, que se le debe otorgar no solo un peso moral al movimiento democratizador que en El Bolsón se gesta, sino que esto debe acompañarse de un peso efectivo en las decisiones. Mucho costó a nuestra sociedad tejer los vínculos sociales entre las diversas organizaciones, y esto debe cuidarse. Y está el tema de la paz, la paz solo se consigue, si el pueblo elabora sus lazos, los vínculos entre las organizaciones y las personas, y si el pueblo es efectivamente escuchado. De no ser así, de pasar el gobierno sobre las decisiones de la población, la juventud descreerá de los métodos pacíficos basados en la información y el vínculo, y recurrirá, (impulsiva por joven), a métodos que nuestra sociedad tantos años trabajó para que se dejaran de lado. Por eso, la marcha es, además de la exigencia de que se devuelvan las tierras al fisco, y que se vaya la empresa del Cerro Perito Moreno, un grito profundo a favor de la paz, de la organización social, de la democracia.

Y el gobierno deberá escuchar.

 

Manuel Langbehn,

Asamblea en Defensa del Agua y la Tierra

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesa
    60%
    3 votos
  • Me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    20%
    1 voto
  • Me enoja
    20%
    1 voto
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter