CUMELÉN

“Hacemos lo que interpretamos nosotros del convenio”

Lo aseguró el administrador del Country Club Cumelén, Néstor Paylallef respecto del cumplimiento del convenio que mantiene el country con el Municipio. Negó que el personal de Seguridad privada prohíba el ingreso, pese a los testimonios que lo refutan.
“Hacemos lo que interpretamos nosotros del convenio”
13/03/2017
E

n 1996 Cumelén Country Club fue reconocido por decreto provincial como “Club de campo” preexistente a la ley. La figura le permite al club el cerramiento de calles públicas a través de acuerdos con los Municipios.

El convenio firmado con la comuna es muy claro en tres aspectos: se les permite el perímetro cerrado del área, el control en dos accesos vehiculares, pero no impedir la libre circulación por las calles públicas.

Vecinos nacidos en la localidad cuentan que hace veinte años entraban y salían del barrio sin problemas. “Cuando empezó a crecer la localidad, buscaron cerrarlo y poner controles”, relató un antiguo poblador.

El administrador local del Country Club, Néstor Pailalef, uno de los impulsores del PRO en Villa La Angostura, explicó que el control de los accesos es acorde a la interpretación que hacen del convenio.

P.- El convenio vigente establece dos accesos, uno por ruta 40 y otro por Osa Mayor. Desde hace al menos 15 años sólo está habilitado el de la ruta y cortaron el otro acceso. ¿Por qué?

R- Para nosotros está todo bien, obviamente el ente de contralor es el municipio y nos encuadramos en lo que permite los clubes de campo. Está de acuerdo al mantenimiento que hacemos. Hay un acuerdo de partes para nosotros mantener un solo acceso y no privar el acceso a nadie de La Angostura, sólo controlar.
Ese acceso de Osa Mayor termina a los 200 metros en la propiedad del club. La parte más linda es todo privado.

P- Impedir el acceso a la calle pública a aquellas personas que no van a trabajar a Cumelén ni conocen a nadie del barrio, que simplemente quieren recorrer las calles, ¿Creen que es parte del convenio?
R- Porque eso interpretamos del convenio. Hacemos lo que interpretamos del convenio. Se controla el acceso. Si vos no vas a nada ¿a qué vas?. Esa es la facultad que tenemos, saber qué pasa adentro.

P-¿Y si la gente quiere sólo recorrer las calles públicas del barrio, sólo para conocer, como pasa en otros barrios?
R- En otros barrios es distinto. El control es saber qué sucede adentro.

La fragilidad del acuerdo
El convenio tiene una duración de hasta 10 años, “y de no mediar incumplimiento de las obligaciones asumidas por el Cumelén Country Club y haber cambiado las condiciones que justificaron los términos del presente convenio, podrá prorrogarse de común acuerdo automáticamente por un igual período de años”.

Se renovó automáticamente a fines de 2011 y vencería en diciembre de 2021. Pero al no cumplir el club con todos los términos del convenio, podría habilitar al municipio a rescindir el acuerdo o no renovarlo.

En el primer convenio de 1994, los ediles de entonces habían establecido una cláusula que habilitaba a ambas partes a rescindir el contrato con 180 días de anticipación sin mediar resarcimiento económico alguno.

Pero en el último convenio, que está vigente, la cláusula fue eliminada. Sólo se insta a la Asociación Civil a presentar en un lapso de 90 días un reglamento a “los cuales se sujetarán los controles de accesos al mencionado club”.

“Río Negro” consultó en el Concejo Deliberante y en distintas dependencias del Ejecutivo municipal sobre dicho reglamento, pero no estaba en ningún lado. Al menos no hay constancia en el municipio.

Historia de Cumelén
El barrio fue ideado en la década del 30 por Exequiel Bustillo, el primer presidente de Parques Nacionales. En 1950 comenzó la venta de lotes a amigos y familiares, miembros de la alta sociedad de entonces.

Hoy el Country Club Cumelén es un “Club de Campo” con una cancha de Golf de 9 hoyos, un club house y otros servicios recreativos. Son unas 30 hectáreas donde se ubican unas 130 casas, muchas de ellas de empresarios poderosos o familias de tradición aristocrática. No todos los propietarios son miembros del Club. De hecho, el Country Club mantiene su carácter de exclusivo y no permite que entre cualquiera.

Asimismo la membresía es muy costosa y las expensas también. La anécdota más conocida y que circuló durante años en la comunidad angosturense a modo de “mito”, indica que Diego Maradona intentó comprar una casa en la década del ´90 y los miembros del Country no le permitían incorporarse. Finalmente Maradona nunca compró.

Hay vecinos que viven allí de manera permanente, y otros que tienen la propiedad como casa de veraneo, ya sea para utilizarla o alquilarla turísticamente. El padrón del Country Club superaría los 1.300 miembros, pero de ellos sólo una parte son propietarios.

Fuente: rionegro.com.ar

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesa
    17%
    3 votos
  • Me gusta
    6%
    1 voto
  • Me es indiferente
    6%
    1 voto
  • Me enoja
    72%
    13 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter