“Gestos en análisis”

En esta entrega, la psicóloga Violeta Paolini explica qué son y que relación tienen   al inconsciente (en cada ocasión) los Actos fallidos, los  Acting out, eñ Pasaje al acto y el Acto analítico.
  “Gestos en análisis”
19/04/2017

Con la clínica lacaniana, pero no sin que Freud se detuviera desde sus comienzos sobre el tema que abordaremos hoy, se pone en acto la presencia del analista y se escuchan las acciones de los analizantes.

Los actos fallidos, olvidos, equívocos, omisiones, semblantes, actitudes, tonos, son importantísimos detalles que no pasan desapercibidos en el tratamiento. Llegadas tarde, antes, pedidos de objetos en el consultorio, regalos, saludos, las últimas palabras cuando está terminando una sesión, o en la puerta, al franquear el umbral, en fin…, el inconsciente se manifiesta de muchas formas.

Y es muy interesante eso que surge allí, como quien no quiere la cosa, a veces, lo más fresco… y crucial.

Decíamos en el programa anterior, ante los mensajes acerca de este tema, que a Freud le llamó la atención la  cara de placer con que el “El hombre de las ratas”, un caso clásico, le contaba sus tormentos. Allí había algo que no condecía con el discurso que este hombre manifestaba, goce, diríamos después. Y es que el inconsciente no siempre coincide con lo que dice el Yo. Estas contradicciones son las que aparecen en un análisis: cómo es que por ejemplo hago todo lo contrario de lo que digo que quiero, qué quiero?, querer y desear son cosas distintas.

Bien. Nadie quiere su malestar, son conflictos inconscientes entre entidades psíquicas, de las que somos responsables y en buena hora darse cuenta y estar advertidos para poder despejarlas y a hacer algo mejor en la vida.

La cuestión es que a veces queremos decir cosas y no es tan sencillo, a eso apuntamos, a poder decirlas simplemente a quien sea, en realidad clarificarlas antes que nada a nosotros mismos.

Por ejemplo, en los actos fallidos, habrá que ver en cada ocasión qué quiere decir eso.

Los actings son llamados al Otro, salvajemente, es decir, puede ser un llamado a gritos o no, a veces es la forma que alguien tiene de “llamar la atención”, con todos los matices que ello implica, y eso, ser escuchado y tomado por un analista, convertirlo en demanda y de ahí a formular una pregunta dirigida al Otro, en transferencia, para poder constituír un síntoma que se trabajará luego en el tratamiento.

Todo lo contrario son los pasajes al acto, en donde se produce un rechazo total del Otro, un crimen, por ejemplo, un suicidio, lo cual no admite interpretación, a diferencia de lo anterior, como para explicarlo podemos pensar en otro caso de Freud para ubicar matices también, en el caso de la Joven homosexual y el dejarse caer.  ( lo ampliamos en el programa)

Hay Actos como lo son momentos cruciales en la vida de un ser hablante, un acontecimiento, un antes y un después de algo que lo ubica de una manera inédita, para dar otro ejemplo de Lacan, el cruce del Rubicón por Julio César. Pero se puede ubicar en cada análisis algo de este orden cuando algo así sucede, son decisiones del sujeto en donde se atraviesa un umbral.

   El analista lacaniano también produce Actos: perturba la defensa de distintas maneras: con cortes de sesión,  saca fuera de cálculo lo que el paciente trae desde su repetición inconsciente como figura de destino, consiente o no ciertas posiciones.

Lacan hacía puestas en escena en su consultorio, desde hacer como que se caía, hasta todo lo contrario.

Antes de concluír por hoy, me gustaría compartir con ustedes un GESTO de Lacan, contado por una paciente de él, justo para estas fechas tan especiales, que ilustran de la mejor manera, a que nos referimos con Gestos y Actos lacanianos, en relación a cómo funciona la interpretación, eso tan difícil de transmitir, salvo que se haga la experiencia.

 

De Gestapo a "Gest à peau". Una interpretación de Lacan

Suzanne Hommel- Un día, en sesión, le hablé a Lacán de un sueño que tenía.

Yo le dije; yo me despierto todos los días a las cinco de la mañana. Y agregué, es a las cinco de la mañana que la Gestapo vino a buscar a los judíos a la casa.

En ese momento, Lacan se levanta como una flecha de su sillón y viene hacia mí. Y me hace una caricia extremadamente tierna sobre la mejilla.

Yo comprendí GESTE A PEAU en ese gesto.

Gerard Miller – El ha transformado GESTAPO en GESTE A PEAU.

Suzanne Hommel- Un gesto tierno, es necesario decir. Y esa sorpresa, es cierto que no me hizo disminuir el dolor, pero me hizo algo.

La prueba está que ahora, cuarenta años después, lo vuelvo a contar, y ese gesto lo tengo aún sobre la mejilla.

Ese gesto también es un llamado a la humanidad. Es algo así.

( Entrevista a Suzanne Hommel, por Gerard Miller)

 

 En cada sesión, con cada analizante, se  crea el dispositivo que apostamos sea el que convenga, sin saberlo ni prepararlo de antemano, sino que es como el cuadro de “La ocasión”, como el tigre a punto de atrapar a  su presa, lejos de la famosa atención flotante, absolutamente despiertos para pescar el inconsciente de cada sujeto.

Como leerán, apasionante!

Nos encontramos en la radio, gracias.

Violeta Paolini, Miembro de la  Escuela de la Orientación Lacaiana y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesa
    %
    0 votos
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
  • Me enoja
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter