FRAUDE MUNICIPAL

La demora en la pericia caligráfica retrasa la causa por la estafa con combustible

La denuncia lleva un año y medio y formalmente las pericias caligráficas comenzaron después de las vacaciones de invierno del año pasado. Depende de eso el avance de la investigación.
La demora en la pericia caligráfica retrasa la causa por la estafa con combustible
11/02/2019
E

n septiembre de 2017 el intendente Guillermo Caruso radicó la denuncia en la fiscalía por la presunta malversación por parte de empleados municipales en la carga de combustible.

La estafa salió a la luz luego de la denuncia que hizo el propietario de la YPF, quién advirtió la maniobra fraudulenta que hacían trabajadores del Hospital y del Municipio, en connivencia con empleados de la estación de servicio. 

La complejidad de la causa demoró los plazos para la audiencia de formulación de cargos. A mediados del año pasado se tomaron las muestras caligráficas y según fuentes vinculadas a la investigación, formalmente la pericia inició después de las vacaciones de invierno de 2018, es decir, casi un año después de la denuncia. 

En la justicia sabían que la pericia iba a demorar, por eso la fiscalía aún está en la etapa de "investigación preliminar", es decir que hasta tanto no tenga los resultados de la pericia, no realizará la audiencia de formulación de cargos. Es que después de imputarse a los sospechosos, tienen un plazo máximo muy corto para recabar las pruebas (máximo 9 meses). 

Paralelamente, los empleados continúan trabajando en la Municipalidad. En octubre del año pasado la Junta de Admisión, Calificación y Disciplina (JACAD) emitió un dictamen en el cual solicitaban la cesantía de uno de los trabajadores involucrados, la exoneración de otro y la suspensión de otros seis. 

Los dictámenes de la JACAD son, en teoría, de cumplimiento efectivo y es el Ejecutivo el que tiene que hacerlo. Pero hasta la fecha no ha avanzado. 

Concejales de la oposición enviaron la semana pasada una nota al intendente para saber qué está pasando con el expediente, y obtener una respuesta. Pero el Ejecutivo aún no respondió.

Uno de los más complicados, que ejercía como director, ya no trabaja en ese cargo, pero sigue en el área.

Cómo era la maniobra

En complicidad con los playeros, los empleados cargaban menos combustible de lo que decía la orden de suministro y el playero luego cargaba el excedente en un auto particular y dividía las ganancias con el empleado. En otras ocasiones, no se cargaba el combustible directamente.

La maniobra fue descubierta por los propietarios de la estación de servicio gracias a las cámaras de seguridad. La investigación de la justicia se centró en un período de dos meses.
 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesa
    0%
    0 votos
  • Me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
  • Me enoja
    100%
    56 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter