ANÁLISIS

El día después de la elección municipal: ganadores y perdedores

El enemigo interno del peronismo; el MPN que perdió votos y los nuevos jugadores que comenzarán a jugar en la arena política.
El día después de la elección municipal: ganadores y perdedores
28/10/2019
T

ras un recuento lento que terminó a la madrugada, finalmente los resultados provisorios confirmaron la tendencia: Stefani ganó con más del 30% de los votos, superando por 8 puntos a la candidata del Frente de Todos, Mirna Gómez (23,3%). En tercer lugar se ubicó el candidato del PRO, Néstor Payllalef (13,96%).

Los datos corresponden al escrutinio provisorio realizado por la Municipalidad de Villa La Angostura, organo oficial a cargo de la elección municipal (Ver aparte)

Por el caudal de votos el cuarto lugar le correspondería el voto en blanco, que comparativamente con las elecciones anteriores bajó, pasando del 15,5% al 9,3%. 

En cuanto a las fuerzas políticas, el candidato del partido Demócrata Cristiano, Claudio Celse (8,4%), en su primera incursión política logró superar a dos referentes históricos del peronismo, Hugo Panessi (4,9%) y Alejandro Calderón (2,6%)y a Héctor Vénica (4%), que es su segunda vez como candidato a un cargo electivo (en la anterior elección fue candidato a concejal).

El MPN "perdió" votos

Sin duda dependerá del ángulo del cual se miren los números, pero la realidad es que unos 400 votos que en la elección anterior acompañaron al MPN, en esta oportunidad se diluyeron en otras propuestas electorales.

Algunos apuntarán a la grieta interna de la lista Azul que no para de sangrar desde la designación de David Tressens como candidato a primer concejal, otros a la diversidad de propuestas electorales que también tenían como público objetivo al votante "eventual" del MPN, aquel independiente que no le jura lealtad al tradicional partido provincial. 

De una u otra forma, el MPN perdió votos. 

La propia división interna, el enemigo del peronismo

En las elecciones de 2015 los referentes del peronismo local no llegaron a un acuerdo y surgieron dos propuetas electorales distintas: el Pj tradicional y el Partido Solidario,  con referentes históricos y conocidos del PJ.  Entre ambos reunieron 1629 votos.

En la actual elección, si se sumaran todos los votos que recibieron las propuestas afines al justicialismo la cifra asciende a 2553 votos. Con ese número, el peronismo habría tenido mejores chances para ganarle al MPN, más si sumaban varias colectoras bajo una misma fórmula.

De todas maneras, para el PJ oficial fue una excelente elección: desde el 2007 que no son segunda fuerza y en el 2015 habían perdido además una banca.

La estrategia de las colectoras

El uso de las listas colectoras para sumar más votos al candidato a intendente o gobernador, es una estrategia que siempre le ha rendido al MPN a nivel provincial. 

A nivel local el uso de las colectoras puede resultar un arma de doble filo. En el 2015 el uso de dos colectoras le significó perder la posibilidad de una segunda banca en el Concejo y permitió entrar al concejal Fabián Fasce con el CC-ARI. 

Si se confirman los resultados provisorios, el uso de las colectoras le significaría al MPN la pérdida de una banca y el ingreso de otra partido minoritario, la Democracia Cristiana. 

Nuevos espacios

De confirmarse la banca del partido Demócrata Cristiano, se configurará un nuevo espacio político con cierta afinidad al MPN y con nuevos actores que comenzarán a jugar en la arena política de los próximos años. 

Lo mismo sucede con Primero Angostura: el partido nació en la banca de Fabián Fasce junto a un grupo de vecinos que decidieron formar un partido local independiente. 

En los próximos cuatro años el oficialismo sin duda tendrá que buscar el consenso permanente en el recinto para aprobar cualquier proyecto. Serían cinco bloques. 

Al final,  lo que importa, es el candidato

A diferencia de las grandes ciudades y de las elecciones nacionales, en los pueblos chicos  quién es el candidato a intendente y quiénes lo rodean suele tener más peso en la decisión del votante que el partido al que representa, e incluso relegan a un tercer lugar a las plataformas de gobierno.

Lo que define que un candidato mida más que otro es muy subjetivo.  Es un combo de características que van desde el carisma personal y la impronta, hasta su trayectoria, el prestigio en su profesión y la imagen general que tienen los vecinos de él.

El caso de Stefani parace claramente ir en esa dirección. Tanto que de los últimos cuatro intendentes, tres han sido médicos reconocidos por su desempeño profesional.

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter