La mortandad de roedores en el lago confirma el final del proceso de la ratada

El CEAN realiza estudios para determinar la causa de muerte y confirmar o descartar hipótesis. Los últimos registros indican que el paraje Rincón es el más afectado con la ratada.
La mortandad de roedores en el lago confirma el final del proceso de la ratada
08/11/2019
A

demás del incremento de roedores en sectores rurales de la zona norte del Parque Nacional Nahuel Huapi, se advierte aumento de actividad en algunos barrios. No específicamente de colilargos, sino de ratas comunes.

Sin embargo, no se está dando el fenómeno de la ratada como se esperaba, que es cuando los roedores tienen un comportamiento anormal por la falta de alimento y se desplazan de día y en cantidades importantes.

La directora de Zoonosis de la Municipalidad, Mariana Armendariz, precisó que todavía eso no se está viendo y en base a los estudios que está realizando el CEAN sobre la caña colihue existente se sabrá si se está asistiendo al final del fenómeno o no.

"De lo que se tiene registro, hasta 4 meses fue lo máximo que duró la ratada, en el Lanín. Cuando hay ratada se espera ver ratones de día de a cientos. Ahora hay actividad nocturna importante, pero en el día no tanto", dijo la veterinaria municipal. 

Del último monitoreo informado, surgió que la zona más afectada es el paraje Rincón, que registró un 80% más de capturas respecto del estudio anterior. En tanto en Quintupuray los pobladores rurales habrían advertido una disminución en la cantidad de roedores que capturan en las trampas.

Al margen de la situación puntual por la caña, en algunos barrios desde Las Piedritas hasta Epulafquen también se advierte mayor actividad de roedores en general. No así en la zona de Manzano, Las Balsas, etc.

"Hay mayor abastecimiento y se desplazan", comentó Armendariz. Pero el comportamiento no corresponde a lo que implicaría una "ratada", propiamente dicha. 


La mortandad masiva de roedores
Tal como publicó DiarioAndino semanas atrás, la hipótesis más fuerte que manejan los especialistas es que los roedores se lanzan al lago para desplazarse en busca de alimento y mueren.

Al respecto Armendariz indicó que ayer personal técnico del CEAN tomó muestras. Entre otras cosas, estudiarán los roedores muertos para establecer la causa de la mortandad y descartar o confirmar la hipótesis. 

La cantidad de roedores en algunas costas varía y no es estable. Cabe recordar que afecta el lago Espejo, un sector del Villarino, Correntoso y algunas costas de la zona Norte del lago Nahuel Huapi. 

Se cree que estamos asistiendo al final del proceso, pero no hay certezas de cuanto durará. Se espera que los estudios del CEAN brinden mayores precisiones. 

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter