“La importancia de la voz en las sesiones psicoanalíticas”

En esta entrega, la psicóloga Violeta Paolini que el Psicoanálisis se ha ajironado a los nuevos tiempos y ha permitido terapias telefónicas revalorizando la palabra. Su columna a las 12:00 en FM Andina
“La importancia de la voz en las sesiones psicoanalíticas”
26/03/2020
U

 

na de las cosas que cambiaron, en algunos casos, en este momento, es la modalidad en la sesiones con los analizantes.  Siendo fundamental la continuidad de los tratamientos, el contacto, la comunicación, la contención.

En la nota anterior hablaba de la necesidad de inventar nuevas maneras o servirse de los medios para poder llevar adelante nuestra vida cotidiana, esto es en nuestra práctica la atención por video llamada o por medio de sesiones telefónicas.

Ya Lacan, en su última enseñanza nos transmitió la incidencia de la intervención del analista por lo que llamamos en Psicoanálisis, la resonancia, es decir, la interpretación no tanto por el sentido de los síntomas, si no por el sonido: Cómo un palabra puede tener otro efecto en un ser hablante mediante el equívoco sonoro, es decir, por el tono en el que algo es pronunciado.

Requiere de una disposición tanto del analista como del analizante de manera tal que se produzca allí el modo en que el dispositivo pueda funcionar. Hacer lugar al tiempo y al espacio, la pausa en la vida misma en la que transcurre una sesión.

Los analistas en nuestro tiempo, tenemos que flexibilizarnos y autorizarnos en cuanto a revalorizar el valor de la palabra en tanto afecta al ser hablante, y a los efectos que provoca, de hecho, la interpretación. Si hoy no es posible sostener los tratamientos  en forma presencial, el cuerpo como caja de resonancia  de los analizantes responderá a nuestros “toques” aproximándonos con el objeto voz hacia el goce de los síntomas, de lo que los hace sufrir. Es un hecho que han habido efectos analíticos importantísimos en sesiones telefónicas por distintos motivos, en la clínica: viajes, mudanzas, enfermedad, etc.

Decíamos la semana pasada que el psicoanálisis reorganiza. Rearmar, reinventar, reordenar, es nuestro desafío ante esta pandemia. Habrá que vencer algunas resistencias.

Parafraseando a Freud, los dejo con una frase que me recordó un colega: “Lo construiremos todo de nuevo, todo lo que la guerra ha destruido, y, quizás, sobre un fundamento más sólido y más duraderamente que antes” Freud, “La transitoriedad”.

Los esperamos para conversar en la Radio, muchas gracias!

Violeta Paolini, Psicoanalista, Miembro de la EOL y AMP.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter