CUARENTENA "ADMINISTRADA"

Dispar repunte en los comercios locales en la salida paulatina de la cuarentena

Comerciantes que abren para no quedarse en su casas, otros que se esperanzan con una pronta reactivación, peluquerías que trabajan con turnos completos y la imperiosa necesidad de charlar de los clientes. El difícil panorama del comercio local.
Dispar repunte en los comercios locales en la salida paulatina de la cuarentena
12/05/2020
L

a jornada de ayer marcó una nueva apertura de las restricciones comerciales que dispuso el Gobierno Nacional en el marco de la pandemia del Coronavirus.

Esta nueva disposición, que permitió a mas rubros comerciales reabrir sus puertas en un horario determinado (de 14 a 19 horas), tuvo repercusiones dispares entre los comerciantes locales.

“La verdad es que se necesita abrir el negocio. Venir, prender las luces, arreglar la vidriera…aunque mas no sea para cambiar un poco el humor, para ponerse optimista y esperanzarse en que esta situación va a terminar”, dijo un comerciante que hace mas de 20 años tiene su negocio en la Avenida Arrayanes.

 “Se vende pero muy poco. La gente está muy cuidadosa con la plata y compra únicamente lo que necesita. Por eso los comercios que venden comida no han sentido tanto el cimbronazo. Los recortes se hacen en todo lo demás, pero no en comida”, agregó el dueño de un kiosco que aseguró que tanto las cargas virtuales de teléfonos celulares, como la carga de Direct TV “funcionaron realmente bien, al igual que los cigarrillos. Tuvimos días en que la gente hizo cola para comprar puchos, pero el resto de la mercadería, cuesta mucho”, dijo.

Por su parte, la propietaria de una casa de indumentaria, sostuvo: “Se va reactivando de a poco. Lo que se ve, es la gente consultando y un leve movimiento”.

Abro para no quedarme en casa”, explicó desde una perspectiva económica complicada el propietario de una bicicletería: “La verdad es que estoy vendiendo repuestos en lugar de vender bicicletas. De todas manera -aclaró- siempre en esta época yo voy a pérdida porque no son buenos meses para el rental. Otros años, alquilaba algunas bicicletas y con eso terminaba haciendo la caja. Hoy la gente ha pasado a preguntar por precios de bicicletas, pero no se ha concretado ninguna venta”.

En un punto en el que coinciden los comerciantes, es en la necesidad de sociabilizar que tienen los angosturenses: “Abro y tengo gente. Vienen por algo que podrían resolver en menos de un minuto y cuando querés acordar, nos pusimos a charlar y se pasan más de 10”, dijo uno de los consultados.

Otro comentó: “Entra gente porque son conocidos y necesitan charlar, ven el negocio abierto y pasan, preguntan y charlamos un rato. Estoy pensando en traerme la cafetera de mi casa para ofrecerles algo para tomar porque mate no se puede”.

Esta situación de recortes en los gastos, también se siente en los talleres mecánicos: “Arrancó todo muy tranquilo. Yo antes de la pandemia hacía entre 4 y 6 autos por día y ahora estoy haciendo uno. La gente está haciendo los trabajos justos y necesarios para que el auto ande. Si puede circular sin peligro, entonces lo dejan así. Antes venían y te decían hacele tal cosa, controlalo y si encontrás algo también haceselo. Ahora es mucho de “que le puedo hacer para que tire” y enseguida te preguntan cómo se puede pagar. Está complicado para todos y hay que entenderlo”.

Los restaurantes que ahora funcionan como casa de comida para llevar, han agudizado el ingenio para atraer clientes con buenas ofertas y delivery sin cargo, pero por el momento todos los consultados coinciden en señalar quelas ventas apenas servirán para cubrir una parte de los gastos fijos”.

Los rubros con balances positivos

En el otro extremo se encuentran las peluquerías y las casas de insumos y reparación de artículos informáticos.

Hoy ( por ayer) pude abrir y la verdad es que trabajamos con toda la agenda de turnos completa. Desde el domingo tenía los turnos del lunes dados y hoy tengo los de mañana completos. Por ahora venimos con un muy buen arranque. Vamos a ver cómo sigue la respuesta de la gente en los próximos días”, contó un peluquero. Si bien se mostró optimista, puso un manto de cautela de cara a la próxima semana.

 Por su parte, el propietario de un local de artículos informáticos y taller de reparación, dijo: “la verdad es que se está trabajando bien en comparación con otros rubros. Pero lo cierto es que no ha salido a luz lo que han aumentado las cosas y ha sido mucho. A mí me cambiaron mucho los precios porque hay muchos productos que están cotizando en dólar blue. Es triste y eso muchas veces es por todos los que se sientan en la mercadería y la maldita especulación que tenemos en este país. Uno termina siendo el que pone la cara frente al cliente y no es grato. Por ahora vamos bien pero es muy factible que empecemos con faltantes y no sabemos cuando van a volver a entrar”. Por esa razón aseguró que “en los últimos días se han incrementado las consultas por productos usados”.

La necesidad

Tres de los consultados, expresaron que, de abrirse la posibilidad de salidas recreativas, podría ser una buena opción para cambiar el clima que se vive en la sociedad.

Por ahora, las expectativas están centradas en la reactivación que podría significar las vacaciones de invierno, siempre y cuando se permita la movilidad entre localidades.

 “ Aunque mas no sea, si permiten que vengan turistas del valle, en auto, será definitorio para muchos de nosotros. Caso contrario el cierre de los negocios va a ser masivo porque a la mayoría de nosotros no nos están cerrando las cuentas”, expresó una de las consultadas. Palabra más, palabra menos, este concepto fue repetido por cinco de los propietarios.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter