Historias de Pueblo: "Banco Provincia"

Basado en historias y personajes reales de la vieja La Angostura, el vecino y escritor Conrad Meier comparte otro curioso y divertido relato que pronto formará parte de un libro.
Historias de Pueblo:
19/06/2010
H

ace ya unos cuarenta años fue inaugurada la sucursal del Banco Provincia del Neuquén en Villa La Angostura. En los comienzos, abrían cuentas corrientes y otorgaban chequeras con pocos requisitos y menos garantías aún a casi todo el mundo, literalmente hablando.

Cierto es que muchos vecinos se manejaban con criterio y seriedad, pero otros, que poco sabían o quizás no les interesaba saber acerca de reglas y normas bancarias, por ahí imaginaban con ingenuidad, o con picardía, que se trataba de algo como créditos abiertos del tipo canilla libre.

Así, y en corto tiempo, llegaron a empapelar el pueblo con cheques sin fondos. El pobre gerente en tanto, a las corridas, tratando de atajarla como podía. De las cosas que entonces sucedieron quedan varias en el recuerdo.

Se rescata aquí el asunto de Don Liberio, criollo de la zona, a quien se le había ido la mano con las libranzas.  El gerente logró convocarlo al banco, le hizo pasar a su oficina, y según élñ mismo contó después, se dio allí esta desopilante situación:
-¡Don Liberio, aquí llegó una pila ´así ´de cheques suyos y Ud. no tiene fondos para cubrirlos! ¡ya no los puedo pisar más!
-¡Paaaajarito!.. ¿tan jodida es la cosa?-
-Sí, el banco tiene normas, esto me compromete, comprenda Ud. por favor-quien rogaba era el gerente.
-Bueno, bueno ¿cuánto es lo que se debe?.

Sumó y se lo dijo. Don Liberio sacó su libreta ajada por tanto uso, con cierta dificultad libró la cantidad, firmó y extendió el nuevo cheque al funcionario, quien no podía creer lo que estaba sucediendo.
-¿Vio, Don, que todo tiene arreglo? Cóbrese de aquí nomás.

Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter