Advierten sobre nueva modalidad de estafa a través de celulares

Le envían un mensaje de texto donde informan que se ganó un LCD o electrodoméstico, pero que para poder recibirlo deben enviar determinada cantidad de dinero en códigos de tarjetas telefónicas. Se descubrió un caso en Neuquén y otro en Santa Fe.
Advierten sobre nueva modalidad de estafa a través de celulares
28/07/2010
U
na nueva manera de embaucar a través de teléfonos celulares se ha instalado desde hace unos meses en el país y dos casos ya fueron descubiertos en las provincias de Santa Fe y Neuquén. El modus operandi es el siguiente: una persona recibe un mensaje de texto en el que le informan que ganó un televisor con pantalla de LCD, pero que para poder recibirlo debe enviar una determinada cantidad de dinero en códigos de tarjetas telefónicas.
La maniobra comienza con un simple mensaje de texto enviado generalmente desde Buenos Aires con el prefijo 011. Las principales compañías de celulares tienen sus call center en esa provincia, con lo cual quien recibe el llamado presume que la promoción proviene de su proveedora de servicio, aunque también los llamados pueden provenir de Córdoba, con el prefijo 0351. "En el año de la megapromo Mundial, Movi Telefonía Celular te premia con los últimos LCD de 42 pulgadas de su promoción. ¡Felicidades! Comunicate al... y empezá a disfrutar!", dice el mensaje que recibió hace una semana José Humberto B., un empleado público de 52 años que vive en el barrio Roma de la ciudad de Santa Fe.
A raíz de la alegría por tamaño premio, el hombre mandó un mensaje al número que le enviaron. Desde allí se le contestó que para pagar los gastos de envío del televisor debía mandar vía SMS a un número de celular el equivalente a 600 pesos en códigos de tarjetas de teléfono. Una vez realizado el "pago", nuevamente se comunicaron con él y le dieron un supuesto número de guía de un correo privado donde debería ir a retirar el aparato. El hombre mantuvo en secreto el asunto para darle una sorpresa a su familia, pero no aguantó la emoción y finalmente le contó todo a uno de sus hijos. El joven sospechó del asunto y convenció al padre de llamar a la oficina del correo privado. Allí se desayunó con que el número del call center era falso y que no había ningún paquete para él: habían sido víctima de una nueva modalidad del cuento del tío.
Otro caso. Fuentes policiales señalaron que detectaron esta maniobra seis meses atrás cuando empezaba el furor por el Mundial de Fútbol que se disputó en Sudáfrica. Según sus estimaciones, unas 40 personas habrían sido estafadas con esta modalidad en los últimos tres meses. Pero la tramoya no termina ahí. Muchos embaucados han sido tentados con "premios" mayores como ciclomotores, autos, camionetas y hasta casas de fin de semana en Mar del Plata. A otro estafado, por ejemplo, le dijeron que por haber enviado "tan rápido" los códigos de las tarjetas de teléfono se había hecho acreedor de un ciclomotor. Cuando el hombre, llamado David, consultó si podía cambiar el premio por dinero en efectivo, le dijeron muy sueltos de cuerpo que no había ningún problema y le solicitaron el CBU de su cuenta bancaria.
David aceptó y luego lo llamaron para decirle que si ponía el valor del ciclomotor (según los estafadores, valía $6.000) podía ir por un Peugeot 307 cero kilómetro, pero que tenía que girar $1.500 vía Correo Argentino para gastos de patentamiento y alistamiento. Afortunadamente, su hijo insistió en desconfiar del asunto —sobre todo ante el televisor con pantalla de LCD— y la estafa sólo llegó a los $600 invertidos inicialmente. Aunque el hombre tuvo que hacer varios trámites para cambiar su clave bancaria y no sufrir un saqueo en su cuenta.
Con la misma modalidad delictiva a la empleada en Sant Fe, en Neuquén estafaron al menos a dos mujeres. Los embaucadores requerían una suma inicial de $ 1.000 en tarjetas telefónicas y cuando terminaban la carga les advertían que habían ganado una camioneta. Pero que si la querían tenían que cargar 500 pesos más por gastos.
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter