El Rincón del paraíso

Brazo Rincón ofrece tranquilidad y belleza, y una mística que pocos lugares la tienen. En esta nota, recorré el camping y el "lugar en el mundo" elegido por familias y pescadores. Galería de fotos.
El Rincón del paraíso
26/01/2016
S
on las 20:15. En este lugar del mundo todavía es la “tardecita”. Un tímido naranja se demora sobre los cerros, la brisa se detiene, el lago es un espejo y todo se dispone para la foto, y la contemplación. El vecino, que desde hace 20 años viene acampar al Brazo Rincón –“su lugar en el mundo”-se acomoda la reposera frente al lago y se sienta a presenciar el espectáculo, como cada tarde que el tiempo se lo permite.

Brazo Rincón es de esos lugares que tienen mística. Muchos hace décadas que visitan el lugar y lo reconocen como propio. Para los pescadores es “ la meca” donde llegar cada año para disfrutar de la pesca. “El tamaño más chico de las truchas que se sacan acá son de 2 kilos y medio, el promedio ronda entre los 4y hasta los 7 kilos”, cuenta Yanette Maldonado, quién junto a su esposo, Ricardo Monsalve, explotan el camping en este confín del país, a pocos metros del límite con Chile.

A la tardecita, la hora mágica en Brazo Rincón, una docena de lanchas parten a recorrer la bahía y el Brazo Última Esperanza, las dos zonas donde los expertos aseguran que el pique está garantizado.

Algunas embarcaciones regresan cuando aparece la primera estrella, otras ya entrada la noche. Al otro día, casi al amanecer, como un ritual obligatorio varios pescadores vuelven a embarcarse para despuntar el vicio.

El lugar

En la erupción volcánica del Cordón Caulle en el 2011, cayeron unos 70 cm de ceniza en el lugar. El predio del camping fue despejado, pero la cantidad de arena que arrastraron los arroyos Pireco y Totoral que bordean al camping, formaron una extensa playa en la costa del Nahuel Huapi. Además, el lago retrocedió naturalmente.

En el sector de la desembocadura del Pireco se formó una especie de ría, donde por momentos la arena es inestable y uno se puede hundir hasta la rodilla. Pero por otro lado, en los pequeños riachuelos que se formaron el agua es cálida, ideal para que los chicos jueguen o sentarse con la reposera sobre el agua los días de calor. También, tanto el Pireco como el Totoral se pueden remontar en Kayak o Sit on Top.


Y para los que prefieren el trekking, se puede caminar por un largo sendero desde el camping, visitar la laguna Piré o bien hasta el lago Totoral, donde nace el río homónimo. Allí se pueden observar las huellas de la última erupción volcánica y tomar dimensión del fenómeno natural.



Servicios

Como el camping se encuentra a unos 30km del centro de Villa La Angostura, cuenta con una proveeduría importante con precios accesibles. También cuenta con un quincho donde los anfitriones ofrecen servicio de cena o almuerzo, con confirmación previa. El menú es fijo y variado: desde pizza (todos los días) hasta pollo al disco y comidas con carne. El precio oscila entre $80 y $120 por persona.



A veces los pescadores llaman desde el lago y avisan que van a ir a comer. Los esperan con la mesa servida y lista.

En dos horarios (por la mañana y por la tarde/noche) hay agua caliente para lavar y ducharse.Si bien no hay luz eléctrica en las parcelas, se puede cargar el celular en la proveeduría (hay señal en la mayoría de los sectores).

 Para tener en cuenta

-El camping es exclusivo para familias y pescadores, no se aceptan grupos de mochileros y a la 1 de la mañana el silencio es obligatorio. No se escucha música alta ni griterío. Hay un sector para motorhome y otro para carpas.

-El tiempo transcurre sin apuro, como debe ser, y por ende es requisito que los autos circulen a muy baja velocidad por la presencia de chicos corriendo entre las parcelas y la playa.

-El lugar tiene bajada de lanchas y una cómoda bahía dónde amarrarla.

-La proveeduría es muy completa y con buenos precios. Venden desde helado hasta gaseosa, golosinas, verduras y todo tipo de artículos necesarios. Imperdible el pan casero que todas las tardes elabora Yanette y su familia a tan solo $25. Hay que confirmar antes.

-De todos los camping de la zona, resulta uno de los más económicos: $80 por adulto por día, $50 menores de 12 años y jubilados. Los que quieren ir sólo a pasar el día, el precio es de $50 adultos, y $25 los menores y jubilados. En el lugar también se puede contratar servicio de pesca ($500 la hora de embarcado) o alquilar kayaks ($150).

-En el bosque se encuentra mucha leña seca para hacer fuego. Pero igualmente es recomendable llevar una bolsa de carbón si se planea cocinar a la parrilla.

 Una gran familia

La mayoría de los visitantes viene desde hace décadas y hay códigos tácitos que todos respetan. Tienen amor por el lugar, y se nota.

Dos placas de antiguos pescadores miran hacia el lago en distintos árboles del camping: el último deseo fue que sus cenizas sean esparcidas en este rincón del paraíso. Y así lo hicieron sus familias, sellando para siempre ese cariño especial por la tierra y el lago.

Augusto “Cacho” Bosch, es dueño de una distribuidora de repuestos de autos en Pcia. de Buenos Aires. Armó un motorhome en un colectivo Mercedes Benz, y todos los años pasa el verano en Rincón junto a su familia.

“Hace 25 años que vengo, encontré él lugar en el mundo, donde encontrás principalmente tranquilidad”, cuenta. En enero vino su mujer y su hija, y aseguran que a La Angostura van muy pocas veces por temporada. “Acá tenés todo, para qué ir”, agrega.

La familia Boock, de Bariloche, visita el lugar desde hace unos 50 años. Hace 10 empezaron alquilar la parcela por toda la temporada. Montaron una carpa comedor con cocina, bacha para lavar y todos los elementos necesarios. Además cuentan con tv y Direct TV, para el cual tienen un generador , y en un costado de la carpa cuelga una jaula con dos cotorritas que no quisieron dejar en Bariloche. Para dormir tienen una casilla rodante y carpas.

“Desde el 67 que vengo a Brazo Rincón a pescar. Ahora venimos en diciembre, armamos todo y nos quedamos hasta febrero más o menos”, cuenta Ricardo Boock, jubilado. Él y su mujer se quedan todo el verano con los nietos, y los hijos van y vienen de Bariloche.

“Acá es seguro. Los chicos se pierden, como decimos. Tienen amigos de años porque hay gente que viene siempre. Se hace un grupo muy lindo y tenemos varias familias amigas”, agrega su mujer. Cuando erupcionó el volcán, fueron una de las familias que vino a acampar para colaborar y hacer “el aguante”.

Alexis, oriundo de Viña del Mar (Chile), cayó por casualidad en Brazo Rincón hace 15 años y desde aquella vez viene todos los años. “No hay lugar como éste”, asegura. Formó lazos de amistad con Yanette y Ricardo, y hasta es padrino de uno de los niños del matrimonio.

Por Mariana M. Fernández
Para el Suplemento Voy-Diario Río Negro (www.rionegro.com.ar)

 
Galería de noticia
Destacadas
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter