Todo lo que hay que saber a la hora de elegir un perro

 La adiestradora Adriana Martinelli, explica los detalles que hay que tener en cuenta a la hora de adoptar un perro. Qué es necesario mirar cuando se trata de un cachorro de raza y qué mirar cuando se trata de un adulto callejero.
Todo lo que hay que saber a la hora de elegir un perro
20/08/2019
Q

ueridos lectores, hoy vamos a  hablar un poco de cómo elegir un perro.

Muchos pensarán que cualquier perro estará bien, pero no estoy muy de acuerdo con eso. Pensemos que este nuevo integrante de la familia nos acompañará diez, doce años o más. Y puede ser maravilloso o una completa tortura.

Para intentar que sea maravilloso, vamos a ver cómo elegir a mi perro perfecto.

Es muy importante que no elijan el perro por su estética. Mucha gente busca una raza u otra, tan solo porque sus arrugas, su hocico, su porte o su pelaje resulta muy lindo. Y está muy bueno que nuestro perro nos resulte lindo, pero acá les voy a pedir que elijan con otro criterio.

Y el criterio que les aconsejo para elegir un perro, es el carácter. Y me dirán….. ¿cómo conozco su carácter?

Y en eso me voy a enfocar. Es muy importante que el carácter y temperamento del perro sea compatible con el nuestro, con nuestro estilo de vida, con nuestro ritmo de vida.

Si estamos pensando en un cachorro, es decir, arrancar desde cero con este peludo, entonces tener la posibilidad de conocer a sus padres, conocer el carácter de ellos, nos dará una idea de cómo puede ser nuestro nuevo amigo. Si bien cada perro tiene su personalidad, esto nos servirá de guía.

Si vamos a elegir un perro de raza, debemos tener muy en claro por qué quiero un perro de raza. Si la respuesta es porque me gusta, porque son lindos….. espero hacerlos cambiar de opinión. Así no deberían elegir a su perro.

Los perros de raza deberían ser elegidos por su origen, por su función. Más allá de brindarnos compañía y afecto, esa raza tiene alguna característica que debemos conocer. Perros de guardia, perros de caza, perros de búsqueda, perros de trabajo para el campo, etc. Si nos olvidamos de su función genética, podemos encontrarnos con una sorpresa, y todo por falta de información. El origen de la raza es muy importante a la hora de elegir, y no su hermosa figura. Ya que este perro tendrá conductas comunes a su genética y quizás no son compatibles con el estilo de vida que yo le puedo brindar.

Volvamos a la hora de elegir un cachorro. No importa si son de raza o no, hablemos del cachorro en general. Una vez que los cachorros están más creciditos, que ya tienen un mes y medio o dos, puedo probar un poquito su carácter. Hay distintas pruebas técnicas que se pueden realizar, pero si no eres un erudito en la materia, te puedo decir, que el primer cachorro que salga de la manada a recibirte, será el más dominante del grupo. Y si no estás muy canchero en educar perros dominantes, quizás te cueste un poquito más y debas dedicar tiempo adicional  e incluso pedir ayuda de un entrenador canino.

Cuando voy a domicilio a ayudar con temas de conductas con perros dominantes, escucho muchas veces: el me eligió. Salió del grupo y vino a mis piernas. Eso da mucha ternura en un cachorro, pero en idioma perro, este perrito salió como perro dominante a ver de qué se trata esta visita.

Muchas veces, la gente elige al relegado, al que se quedó solito sin venir, les da lástima y lo cobijan. Este cachorro es el sumiso de la manada y normalmente presentará algunos miedos y conductas de sumisión muy marcadas. Este otro extremo también requiere de tiempo de calidad invertida en su educación para lograr estimular su carácter.

El resto de los cachorros, los que no se ubican en estos dos extremos, son los que yo digo que son más fáciles de educar.

Lo bueno es que todos consiguen una familia, y todos pueden ser educados con mayor o menor esfuerzo, pero saberlo de antemano nos dará una ventaja.

Cuando en nuestra vida ingresa un perro adulto, un callejerito de esos que necesitan una oportunidad; en este caso es muy bueno sentir que se eligieron mutuamente. Uno ya ve al perro adulto, puede ver su forma de ser y su forma de moverse. Estos perros suelen ser los perros más agradecidos y fieles que existen. Ellos saben lo que es no tener nada, ni refugio, ni comida, ni afectos. Y el primer día que reciben todo esto, agradecerán hasta el fin de sus vidas. A medida que se vaya sintiendo cómodo y parte de esta nueva familia, su carácter irá cambiando y ahí encontraremos al nuevo perro, pero siempre agradecido por esta nueva oportunidad.

Normalmente los perros abandonados suelen ser miedosos, sumisos e incluso desconfiados. Y aquí los invito a que se asesoren o lean las siguientes columnas, donde enseñaré como ayudar a que el perro pierda los miedos. Un perro miedoso no será completamente feliz. Y nuestra función es lograr que lo sean, porque ellos trabajan solo para darnos amor.

Si no sentís que tu perro te está haciendo feliz, es hora de analizar por qué, seguro hay algo en lo que no se están entendiendo. Y lograr entenderse resulta más fácil de lo que piensan. Solo hay que conocer su idioma. Y en eso les puedo brindar mucha ayuda.

Espero que les haya sido útil la columna de hoy. Nos vemos en dos semanas!

 

Adriana Martinelli

Adiestradora Canina. Directora de la Escuela canina Picasa

Dejar un comentario
Seguinos en Twitter