“El UPD, último primer día de clases”

La psicóloga Violeta Paolini explica porqué para los chicos “es importante por el efecto que provoca saber que hay adultos involucrados dispuestos a ayudarlos en lo que necesiten”. Su columna hoy a las 12:00 por Fm Andina
“El UPD, último primer día de clases”
11/03/2020
E

n el programa anterior  se propuso el tema de la responsabilidad de los adultos en el famoso UPD, una nueva costumbre, desde hace unos años, que se dio en nuestra localidad la semana pasada.

Se trata de lo siguiente: los chicos de quinto año se juntan a festejar durante la noche anterior, haciendo una “previa”,  yendo a bailar y quedándose despiertos directamente antes de la entrada al colegio.

Hay toda una preparación para organizar ese día: remera que identifica cada escuela secundaria, lugares de encuentro, en fin, es un momento muy importante para ellos.

Una primera cuestión es qué acompañamiento se les da ante una circunstancia donde no hay adultos presentes. En general, salvo casos donde la presencia aparece para hacer saber que no están solos, hay muchas ocasiones donde los jóvenes se juntan donde no hay gente mayor.

Puede que lo hagan en una casa, en la plaza, en fin…, mejor sería que “se ponga” en el boliche más temprano así no están dando vueltas hasta pasadas las 3 de la mañana. Pero ese es otro tema. Una vez que entran al menos están en un ámbito donde hay alguna contención.

Para ellos el UPD es un momento de “unión”,  se torna divertido porque si bien es una fiesta más, se festejan los 5 años. La llegada a la escuela es el momento más esperado, ya que después de haber tenido la fiesta,  este año estuvo muy acompañado de la Institución Educativa,  esperándolos con un desayuno, y en la plaza con adultos desde la Municipalidad con agua, frutas, controles de alcoholemia, policía para seguridad, etc.

 Fue muy importante hablar sobre el tema previamente, para que los padres estén al tanto de la situación y atentos a sus hijos. Los chicos estuvieron festejando con cantos, izaron la bandera y luego de unas horas volvieron a sus casas, para retomar las clases al día siguiente. Fueron alrededor de 180 pibes y no hubo hechos de riesgo que lamentar. Ya que lamentablemente se sabe que hay consumos de sustancias y alcohol en exceso en muchos casos, pero por supuesto cada caso es particular, también hay los que no necesariamente lo hacen.  

Con alegría los chicos se sintieron acompañados. Creo que es importante por el efecto que provoca para ellos, saber que hay adultos involucrados dispuestos a ayudarlos en lo que necesiten.

Los esperamos como todos los miércoles a las 12 hs. para conversar en la radio, gracias por sus mensajes.

Violeta Paolini, Miembro de la EOL y AMP.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter