DENUNCIA PÚBLICA

Grave intimidación del Ejecutivo Municipal a periodista de DiarioAndino

Ocurrió este mediodía en la secretaria privada del intendente, cuando la periodista Mariana Fernández, cronista de este diario, buscó tomar vista de los decretos municipales.
Grave intimidación del Ejecutivo Municipal a periodista de DiarioAndino
17/04/2020
E

l Municipio acusó y denunció a la periodista y titular de DiarioAndino, Mariana Muriel Fernández, por irrumpir "violentamente" en el Municipio y supuestamente violar el aislamiento obligatorio cuando pretendía tomar vista de los decretos municipales correspondientes a febrero, marzo y lo que va de abril.

Los decretos son información de carácter público, por lo cual, cualquier ciudadano o periodista debe tener acceso irrestricto a los mismos.

La Municipalidad de Villa La Angostura no publica los decretos on line, sino que hay que solicitarlos vía web o por mesa de entrada . En los boletines oficiales sólo figuran los extractos, y el último boletín publicado de acceso público en la web oficial del Municipio -al menos hasta antes de este descargo -era octubre de 2019. De esta manera, es imposible para un periodista poder conocer qué número de decreto es de su interés, sino consulta directamente a la fuente original; es decir, la secretaria privada del intendente.

Por esa razón, apelando a la ordenanza que garantiza el libre acceso a la información pública, la cronista de este diario fue hasta la Municipalidad y presentó una nota formal en mesa de entrada para poder tomar vista de los decretos.

La persona encargada de la Mesa de Entrada registró la nota y la llevó hasta la Secretaria Privada, donde una empleada firmó el acta y recibió formalmente la nota en cuestión.

A los pocos minutos, de manera amable la misma empleada hizo pasar a la periodista a la antesala de la Secretaria Privada del intendente y la invitó a sentarse en una silla frente a un escritorio desocupado. Así lo hizo la cronista. De una biblioteca, la empleada sacó el bibliorato correspondiente a febrero y primeros días de marzo, y se lo dio a la periodista para que pudiera consultarlo.

Hasta ese momento, no se había presentado ningún inconveniente ni controversia. Incluso la periodista dialogó sobre temas de actualidad con el secretario de Economía, Daniel Brito, que entró unos minutos por cuestiones inherentes a su trabajo, y con el secretario de Turismo Alejandro Kuriluk, también sobre otro tema vinculado a su gestión.

En ningún momento la secretaria privada o alguno de los empleados le indicaron a los funcionarios que, como dice en el comunicado de prensa de la comuna, la periodista había accedido "de manera violenta e incorrecta a documentos municipales los cuales fotografió sin autorización".

El problema surgió cuando la cronista solicitó la información correspondiente a los decretos de marzo y abril. La empleada aseguró que consultaría a la secretaria Privada del intendente. Minutos después, de muy mal modo, la secretaria pidió a la cronista que se retirara porque "molestaba", que impedía el trabajo del área y que si no se retiraba llamaría a la policía.

La periodista continuó viendo los decretos del único bibliorato que le habían acercado;  la mujer tomó el teléfono y llamó a la Comisaría -o al menos así lo manifestó-, solicitando asistencia policial porque la cronista se encontraba todavía en el lugar.

La mujer expresó su malestar y con hostilidad le cuestionó que estuviera tomando vista de los decretos, entre los cuales -enfatizó- se mencionaba a personas particulares.  En otro pasaje, la funcionaria la acusó de hacerse " la pesada" (DIXIT). La periodista le recordó que se trataba de información pública y que estaba ejerciendo su derecho como trabajadora de prensa.

En un momento irrumpió el asesor legal del intendente, Leandro Martinez, quién le preguntó a la cronista si tenía la respuesta por escrito de la nota que había presentado. "¿Esto se te respondió? contestame a mi", le dijo el abogado de muy mal modo, señalándole la nota, e insistió: "Traeme la respuesta, ¿adonde se te respondió?, mostrame la respuesta". La cronista le explicó que el pedido puntual era para tomar vista de los decretos y que desde la Secretaria Privada se le había permitido hacerlo, por lo cual, la solicitud estaba respondida en los hechos, que no era necesaria una respuesta por escrito.

Cabe destacar que en otras ocasiones ha sido posible ver los decretos el mismo dia de cursado el pedido. Incluso en varias oportunidades ni siquiera fue necesario pedir el acceso de manera formal, sino que había voluntad política para brindar la información.

"¿Dónde está consumado el pedido?", insistió el abogado, a lo cual la periodista le respondió: "en este acto, permitiéndome tomar vista de los decretos", dijo, señalando el bibliorato con la documentación. En ese momento, el abogado se acercó a centímetros de la cronista y le "enrostró" literalmente la nota que había presentado, violando adrede el protocolo de distanciamiento social.

Mientras la periodista le explicaba la razón de la nota, el asesor legal no le permitió terminar, se dio vuelta y se fue.

En tanto otro trabajador del área, con buenos modos, le dijo textualmente: "Te permitió entrar-la otra empleada- y ahora necesita la compu. Te lo cedió en un momento porque no estaba realizando con la compu", ratificando que la periodista no había accedido a la información de manera violenta, sino porque la habían autorizado.

"Yo no quiero molestar, puedo estar parada. No necesito que me den un lugar, ni nada", contestó la trabajadora de prensa.
En ese contexto, sin poder terminar de ver la información solicitada y los decretos en cuestión, la periodista se retiró del lugar.

Cabe destacar que la cronista registró con la cámara de su teléfono celular varios momentos, material que será puesto a consideración de la justicia.

La Municipalidad radicó la denuncia en la Comisaría y ya interviene el fiscal Ramiro Amaya. No obstante trascendió que se libraría el oficio para salvaguardar las filmaciones de las cámaras de seguridad del Municipio, donde se podrá observar en la puerta de la intendencia, que fue una empleada de la secretaria la que le permitió el ingreso a la periodista, tras recibir la nota formal, y no que "irrumpió" violentamente como aseguró el Municipio.

-.-

DiarioAndino lamenta lo ocurrido, no sólo por la clara intimidación a la periodista en pleno ejercicio de su actividad, sino por el atropello institucional cometido contra una trabajadora de prensa.

Además de la denuncia, el Municipio la difamó en un comunicado público sin esperar el resultado del accionar de la justicia, en un claro abuso de poder por parte del Estado.

Queremos agradecer los llamados y mensajes de apoyo que hemos recibido durante toda la tarde ante la denuncia pública. No solo de colegas de distintos puntos del país y la provincia, sino de lectores y vecinos de nuestra comunidad, que en definitiva es a quienes nos debemos.

-.-

El comunicado oficial difundido por el Municipio

"En el marco de la emergencia sanitaria y en un exceso de sus funciones, una periodista irrumpió violentamente en el municipio poniendo en riesgo al personal municipal

 Un lamentable episodio ocurrió este mediodía en la municipalidad cuando una periodista se acercó a Mesa de Entradas para ingresar un pedido a fin de tomar vista de todos los decretos desde el 1 de febrero a la fecha. Aun conociendo el procedimiento y los plazos, ya que en la misma nota presentada da cuenta del plazo de 5 días hábiles (como mínimo) para acceder a su solicitud, irrumpe en la intendencia municipal e increpó al personal que se desempeña a fin de obtener la documentación amparándose en la ordenanza de Libre Acceso a la Información Pública. El episodio terminó con una denuncia en la Comisaría 28.

La periodista Mariana Muriel Fernández permaneció en la intendencia por aproximadamente media hora tomando fotografías con su celular de los decretos mientras empleadas municipales les pedían que por favor se retirara, incumpliendo las recomendaciones del personal. Asimismo, se dirigió a las secretarias de manera desmedida elevando su tono de voz, maltratándolas verbalmente.

El asesor legal del municipio se hizo presente quien le explicó que estaba incumpliendo un procedimiento, accediendo de manera violenta e incorrecta a documentos municipales los cuales fotografió sin autorización.

Fernández fue denunciada en la Comisaría de la localidad de Villa La Angostura por incumplimiento de su función de periodista; además por romper el protocolo de Aislamiento obligatorio, más allá de que su profesión es una de las exceptuadas, la excepción no contempla que rompa el aislamiento para ir a un municipio a solicitar información que podría haberla solicitado por internet desde la web municipal y con el agravante de poner en riesgo la salud del personal municipal; también la denuncia refleja el maltrato al personal municipal y maltrato a la mujer.

Desde luego la ley de acceso a la información pública contempla que los medios puedan requerir decretos, o la información necesaria para sus investigaciones. El municipio ha brindado, en los plazos que corresponden y en las circunstancias posibles, la información requerida a este como a otros medios.

Recordamos además que no sólo el municipio de Villa La angostura sino el país se encuentra en medio de una emergencia sanitaria nacional, el municipio se encuentra abocado a la emergencia con un 20% del personal de manera de atender las necesidades de la comunidad y salvaguardad su integridad física en el marco de la amenaza de la pandemia del Coronavirus.

 

Subsecretaría de Prensa y Comunicación

Municipalidad de Villa La Angostura

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter