“Quiero sentirme y alimentarme mejor ¿Por dónde empiezo?”

La nutricionista Camila Rubiolo explica los secretos necesarios que hay que tener en cuenta a la hora de cambiar los hábitos alimentarios. 
“Quiero sentirme y alimentarme mejor ¿Por dónde empiezo?”
21/07/2020
Q

uiero decirles que es imposible proponerse cambiar todo de un día para el otro y sostenerlo en el tiempo, es mucha información nueva, entonces uno se frustra constantemente y nunca llega a mejorar o cumplir sus objetivos.

Se necesita de motivación, disciplina y constancia para generar y convertir algo en un hábito.

Por eso te propongo generar los hábitos uno a la vez, algo posible de realizar. Vas a ver que con el tiempo tu cuerpo lo va a incorporar como algo normal y te va a salir a diario por si solo.

Muchas veces nos cuidamos con la alimentación pensando que comemos sano pero hay algunos detalles que nos alejan de lograr los objetivos propuestos.

Algunos #NutriTips para tener en cuenta:

En el condimento de las ensaladas, en donde uno piensa que está comiendo un plato sano y bajo en calorías, pero al agregar un chorro de aceite (sin medirlo) lo cargamos de calorías. Una cuchara sopera de aceite nos aporta 135kcal a nuestro plato, es por eso que es muy importante medirlo y no tirar “a ojo”. Una alternativa es usar otros condimentos como jugo de limón o aceto, los cuales aportan muy pocas calorías y le dan gran sabor.

En las milanesas que preparamos al horno con media botella de aceite para que no queden “tan sequitas”. Lo ideal es desparramar el aceite con una servilleta de papel y retirar el exceso. Lo mismo sucede con las verduras al horno.

En las bebidas como jugos o gaseosas donde aportan gran cantidad de calorías y no nos generan saciedad ya que están vacíos de nutrientes. Lo ideal es hidratarse a base de agua, jugos de sobre o de fruta natural. En caso de querer consumir gaseosa de vez en cuando se recomiendan las reducidas en azúcares.

En el termo de mate dulce, donde cada cuchara de azúcar aporta unas 20kcal y las mismas se van incrementando a medida que uno le agrega. Es preferible utilizar edulcorantes o hierbas saborizantes para disminuir esas calorías y poder consumir el mate de manera diaria.

En una tarta, donde el relleno tiene jamón y queso, espinaca/choclo y salsa blanca, entre otros. Lo ideal sería reemplazar la salsa blanca por un queso untable. Se pueden utilizar quesos blandos descremados, agregar verduras como cebolla, zanahoria, tomate, zapallitos al relleno. En vez de dos tapas, se puede utilizar solo una en la base, y de ser posible hacerla casera.

En las galles o budines comerciales, los cuales tienen una lista infinita de ingredientes desconocidos. Lo ideal sería disminuir su consumo y cocinarlos en casa, con pocos ingredientes, recetas fáciles, sanas y ricas.

Como siempre les digo a mis pacientes, con pequeños cambios uno puede lograr grandes resultados!

Los esperamos el Martes 21 de Julio para charlar y sacarnos todas las dudas sobre la nutrición!

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter