POR INCUMPLIR LOS PROTOCOLOS

Obreros escondidos y una red de mentiras: Cómo fue la clausura de una obra en construcción

La semana pasada el Municipio de Villa La Angostura procedió a la intervención de una obra que había sido denunciada por incumplimiento de protocolos, en el marco de la pandemia del Covid-19. Conocé la historia.
Obreros escondidos y una red de mentiras: Cómo fue la clausura de una obra en construcción
04/08/2020

El 28 de julio pasado, el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Florencio Reymundo, junto con personal de su área, procedió a la comprobación de la denuncia por infracción de  los protocolos de COVID 19 en una obra en construcción y denunció el hecho en la Comisaría 28.

Después, la Secretaria de Catastro, Obras Públicas, Planeamiento y Fiscalizaciones realizó la clausura de la obra.

Tras el procedimiento,  en las redes sociales aparecieron varios comentarios que apuntaban directamente a funcionarios municipales “por no permitirle trabajar a la gente”.

“Los vecinos nos están responsabilizando a nosotros por haber paralizado una obra y es necesario aclarar por qué se la clausuró para no dejar dudas sobre lo que realmente sucedió”, aseguró Reymundo a DiarioAndino.

 “Llegaron hasta el control de Muelle de Piedra. El propietario de la obra se comunicó conmigo y me dijo que venían con los permisos en orden. Le dije que me los enviara y que los iba a revisar. Los permisos eran para una obra particular, decía que no era una obra esencial y los trabajadores tenían domicilio en la provincia de Buenos Aires. Por lo tanto no tenían nada que hacer acá y se les prohibió el ingreso”, resumió el funcionario.

Fue entonces, que el propietario de la obra discutió con Reymundo, pidió que se le muestren todas las normativas vigentes y se lo invitó a realizar los trámites pertinentes en la Fiscalía.

 “Al día siguiente me llamó una persona y me dijo que en la obra había obreros recién llegados.  Además nos avisaron que el propio dueño de esa obra estaba en un corralón jactándose de haber ingresado ilegalmente a los obreros”, recordó Reymundo.  

Se dispuso entonces el primero de los controles en la obra. “Se comprobó que los obreros estaban escondidos y que el vehículo en el que se movilizaban estaba oculto en un galpón tapado con un nylon. Se le avisó a la policía y cuando volvimos, la camioneta había desaparecido y los obrero ya no estaban. En ese momento, apareció el propietario y le pregunte  dónde estaba la camioneta y los obreros  y dijo desconocer ambas cosas”, contó el Secretario.

Luego de un intercambio de palabras con los funcionarios municipales, el propietario de la obra, “reconoció que si bien pensaba en avisarle al Hospital sobre la presencia de los 4 trabajadores, finalmente decidió mandarlos de vuelta a provincia de Buenos Aires”.

Ante esta declaración y atento a que no había pasado una hora desde la primera inspección al lugar, Reymundo dio aviso a la policía para que se cierre las salidas de la localidad y fue entonces que personal de la Comisaría 28 logró detener, en un retén carretero, al propietario de la obra, en su vehículo particular, llevando a los obreros hacia Bariloche.

Todos esos hechos hicieron que finalmente se decidiera la clausura de la obra y se le inició una causa tanto al propietario como a los trabajadores.

 

 

Dejar un comentario
Seguinos en Twitter