ARCHIVOS DEL SUR

Así fue como comenzó el reconocimiento y registro de nuestro patrimonio cultural (I Parte)

La museóloga Mercedes Palavecino escribe sobre el registro del patrimonio arquitectónico e histórico de la localidad. Conocé en esta nota qué edificios históricos figuran en la lista.
Así fue como comenzó el reconocimiento y registro de nuestro patrimonio cultural (I Parte)
Casa de la familia Diem, Vivero Genciana. Foto Archivo Museo M. Maresca
13/09/2020

Antiguamente no teníamos Secretaría de Turismo en el Municipio, lo que existía era una delegación de la Dirección Provincial de Turismo. Durante la gestión de gobierno de la Intendente Margarita G.M.de Moure (05-01-87 a 10-12-91) como coordinadora de la Delegación Municipal de Turismo se encontraba la Profesora Arlette Neyens, quien en 1990 realizó el Proyecto de la Ruta Histórica, para poner en valor el patrimonio cultural arquitectónico e histórico de Villa La Angostura y zona aledaña, esto considerando la pronta finalización del asfalto que nos une con S.C.de Bariloche y el incremento del turismo que esto generaria en la región, lo que hacia necesario potenciar otros atractivos turísticos, además de los ya tradicionales existentes, constituídos en su mayor parte por atractivos naturales.

Boliche Viejo, en el Limay, foto archivo Museo, Histórico Regional. M.Maresca

Se planteaba “ rescatar la historia de la comunidad, plasmada en edificios de carácter histórico, considerados como tales por su antigüedad, por su tipología arquitectónica, por su historia de vida edilicia, la de sus proyectistas y constructores, y en particular, por los que le dieron su materialización, que fueron los primeros en llegar a la zona”.

Este proyecto fue complementario del Plan de Desarrollo Turístico de Villa La Angostura y la Dirección Provincial de Tursmo que,  dentro de la Subsecretaría de Industria, Comercio y Turismo, lo incorporó a los programas, proyectos y acciones del sector para el período 1989/90.

Se proponía emplear una metodología participativa, involucrando a la comunidad, quien debería ponerlo en práctica y mantenerlo en el tiempo. Se relevó el patrimonio arquitectónico considerado para poner en marcha la primera etapa del proyecto. Se pretendía generar conciencia de conservación patrimonial en la comunidad ante el futuro crecimiento del pueblo. Se designó a la arquitecta Liliana Montes Le Fort en la dirección y ejecución del proyecto con la colaboración de las arq. Elisa Gallego y Diana Correa, de la Dirección General de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, de Carlos Almada y Susana March de la Municiaplidad de Villa La Angostura, del Lic. Carlos Martín, de la Dirección Técnica Regional de la Administración de Parques Nacionales y la Lic. Mónica Frigo.

Sala de Primeros Auxilios, actual La Morocha, foto archivo Museo Histórico Regional, M.Maresca

Se realizó un diagnóstico histórico edilicio de la arquitectura de Villa La Angostura y un inventario del patrimonio cultural.Se propuso desarrollar en la primera etapa de la Ruta Histórica, un total de  once edificios que cubrían un circuito desde la naciente del Rio Limay hasta Correntoso:

1-Boliche Viejo, de la Familia Jones, en el Limay, en 1897 llegó al lugar su propietario Jarred Jones, construyó su vivienda y almacén de Ramos Generales en 1901. Fue el único en la zona en ese tiempo.

2-Hostería Santa María, de la Familia Barbagelata, construída en 1935

3-Hostería Las Flores, de la familia Tierno, construída en 1937

4-Jardín Genciana, de la familia Diem, en Puerto Manzano 

5-Capilla de la Asunción, en el Puerto, construída por Parques Nacionales en 1936

6-Ex Escuela Nº 104, actual Planta de Campamentos Educativos Nº3, Construída por Parques Nacionales en 1936

7-Castillo El Messidor, actual residencia del gobierno provincial, en el Puerto, construído por el arq.Alejandro Bustillo entre 1942-1948 para su prima Sara Madero

8-Ex Sala de Primeros Auxilios, pertenecio a la familia Barbagelata, actual La Morocha, 1942-48

9-Ex vivienda Familia Marimón, perteneció a la familia Barbagelata, actual Rajatabla,, 1933

10-Ex vivienda del fotógrafo croata  Martín D. Tratnick, pertenecio a la familia Barbagelata,  actual Viejos Tiempos, 

11-Hotel Correntoso, pertenecio a la familia Capraro, década de 1940

El proyecto contemplaba inversores para la recuperación de los edificios, ordenamiento legal para la declatoria de Interés municipal, provincial y/o nacional, para la recuperación de los edificios y para el señalamiento y cartelería.

Hosteria Santa María-foto archivo Museo Histórico Regional, M.Maresca

Se planteaba ampliar el número de los edificios a estudiar considerando que en su mayoría son de propiedad privada y buscar la forma de acordar con sus propietarios para su conservación.

Entiendo que este proyecto fué la primer manifestación  escrita de reconocimiento y valoración de parte de nuestro patrimonio cultural, como son la arquitectura y la historia. Se cumplió la primer etapa del mismo, que consistió en el relevamiento de  los citados edificios y la entrevista a sus propietarios. Dichos trabajos se encuentran en el Museo Histórico Regional (hasta que yo me jubilé estaba alli el anillado correspondiente al proyecto de la Ruta Histórica y varios CD con las grabaciones de las entrevistas originales a los pobladores), y en la Biblioteca Popular Osvaldo Bayer el anillado. La licenciada en Turismo, Mónica Frigo me comentó que ella había llegado recientemente a la localidad y trabajò en este proyecto desde sus inicios, lo que le generó un gran interés por nuestra historia no demasiado reconocida en esos tiempos. 

 Hostería Las Flores, foto archivo Museo Histórico Regional, M.Maresca

La profesora Arlette Neyens también, junto a Dora Fornaciari fueron responsables del primer periódico que tuvimos, “El Pionero”, con noticias de actualidad del pueblo y una sección de Historias de Vida de antiguas familias de la localidad, realizadas a través de entrevistas a estas personas. Tuvo también artículos sobre la arquitectura vernácula, realizados por el arquitecto Néstor Bello, Conrad Meier o Tomás Martínez, antiguos pobladores hoy fallecidos, que conocian mucho sobre las técnicas contructivas y fueron  grandes colaboradores para el Museo, siempre aportando elementos y explicando su uso.  “El Pionero”  nació en 1992, cambió de formato en una oportunidad y en el año 2002, durante la gestión del Prof. Cacault dejó de salir. Fué el periódico que mas se mantuvo en el tiempo, ya que posteriormente tuvimos otros periódicos de los cuales salieron pocos ejemplares. Una colección del mismo fue donada por la prof.Neyens al Museo Histórico Regional en mayo del año 2015, conmemorando los 20 años del Museo, y está alli para su consulta. Es interesante porque en el mismo se aprecia parte de nuestra historia de todos esos años y es el Museo la única institución que cuenta con la colección completa de sus ejemplares, ya que en el incendio de la bilbioteca Bayer a principio de los 2000 se quemó una parte de la colección, que no fue repuesta. 

 

Mercedes Palavecino y Arlette Neyens en el acto de donación de la colección del Pionero, en mayo de 2015.

Desde el Municipio, el vecino Carlos Almada, hoy jubilado, que trabajó en la oficina de Catastro, también  fue un apasionado  por la historia y colaboró mucho en la información sobre el origen de los barrios, la confección de Ordenanzas, como la de  Toponinia, la recopilación de las fotografías de los encargados del gobierno municipal que conformó los famosos cuadros de los que escribi en uno de los artículos sobre el Museo, y muchas cosas más inherentes a su trabajo específico y a su pasión por la historia del pueblo. 

En esos años 90  se organizó  el curso de Guias de Turismo,  nivel secundario,  que tenia acreditación en el Parque Nacional Nahuel Huapi tras rendir un exámen. Se  dictaba en el CPEM Nº 17 y se pretendía formar guias con conciencia ambiental. Comenzó a trabajarse en el cuidado y protección del Patrimonio Natural y Cultural.  Entre los  profesores que lo dictaban podemos nombrar a  Adriana Matar, Mónica Satragni, Mario Gilone, Graciela Arakelian, Conrad Meier, Mónica Frigo, luego también Mónica Hunko. Contó con la particiàción de Javier Rodríguez, César Diaz, Fabián Mirabette, Ricardo Matus,  María Ines Cilley, Antonio Munar y Armando Mazza, estos últimos con vínculos en el gobierno de la provincia, lo que facilitaba algunas gestiones.

Se trabajaba sobre la conservación del patrimonio natural y cultural, la ley de bosques, la defensa del bosque nativo, la laguna Verde, temáticas relacionadas con la navegación en el lago y con  Parques Nacionales. Se estaba definiendo la preservación del cuidado del medio ambiente en el  perfil turístico de la zona, con el crecimiento creciente que se vivia y se preveia para el futuro inmediato. 

En el año 1994, se realizaron  las Primeras Jornadas Comunitarias de Villa La Angostura, con una gran concurencia de vecinos. En estas jornadas se discutió el perfil turístico que  se queria para el pueblo y  se formaron diferentes comisiones, allí se definió “la aldea de montaña” , el turismo de bajo impacto ambiental, entre otros temas pertinentes. Un grupo de vecinas, entre las que se encontraban Emilia Edelstein, Graciela Munar, Marcela Diaz, Mónica Hunko, Betina Giacomino, Marcela Fejes, luego de las jornadas continuaron reuniéndose y conformaron la agrupación “Ayun Hue”.

Desde el grupo Ayun Hue, la lic. Mónica Hunko a fines de los 90 reeditó el proyecto de la Ruta Histórica, sin aclarar que no era de su autoria, lo que generó conflictos con su autora, la Prof. Arlette Neyens.

En 1995, durante el gobierno del Sr. Mariano Barria (1991-1995) el Sr. Conrad Meier y el Ing. Werner Diem constituyenron “Los amigos del Patrimonio Histórico del Nahuel Huapi y la región”, esto porque en ese tiempo Vialidad Nacional se había planteado desarmar el antiguo puente de madera sobre el rio Correntoso, ante su desuso por la construcción del nuevo puente de material. Conrad y Werner hablaron con el Intendente Barria (“Nano”)  para solicitarle que el municipio no permitiera su desarme, por considerar este puente era de gran valor histórico en el imaginario de los habitantes del pueblo. Nano les dijo que él haria las gestiones ante Vialidad Nacional, pero que ellos se debían comprometer a mantener el puente en condiciones aptas para su uso peatonal. Ellos conformaron esta asociación y procuraron integrar a la misma a diferentes personas de la Villa interesadas en la valoración y preservación del Patrimonio Cultural Histórico.

Fue asi como yo, recientemente contratada para trabajar en el Museo y desarrollarlo, comencé mi relación con Conrad y Werner, que se mantuvo en el tiempo, con altibajos en los últimos años. Por nuestra asociación pasaron numerosas personas, que estaban un tiempo y luego dejaban de concurrir a las reuniones que solian ser semanales….recuerdo a Beatriz Rodriguez, Betty Tyczynski, Marcela Varangot, Marcela Rojas y tantas otras. Me retiré de esta asociación al conformarse la Comisión Municipal de Patrimonio para la que fui designada, y mi lugar fue ocupado por Marcela Varangot, mi colega museóloga, quien colaboró alli  un tiempo. 

Puente sobre el rio Correntoso, foto Roberto Palavecino

Los Amigos del Patrimonio Histórico analizaron la situación de la embarcación “Pepito”, que en ese tiempo se encontraba varada en la playa de Puerto Luis, que se corresponde con el Hotel Angostura, y se pretendía sacarlo de esa ubicación y colocarlo en el predio del Museo, para su puesta en valor. En la gestión de Roberto Cacault, el arquitecto Fabricio Stochetti concretó esto y el remolcador estuvo en el predio del Museo el tiempo en que éste estuvo en ese lugar. Al mudar  el Museo, al centro,  el Pepito fue trasladado al predio al lado del galpón de Parques Nacionales, donde se encuentra actualmente, en el  estacionamiento. Aclaro que el “Pepito” jamas navegó en nuestros lagos, pero se lo tomo como embarcacion emblemática de los barcos que si navegaron aquí y hoy no están.

Se hizo contacto con el arquitecto  Fernando Bustillo, nieto de Alejandro, quien fue invitado a visitar la localidad y dar una charla en Casa de la Cultura. Luego de la misma él donó a la Asociación un conjunto de planos originales de su abuelo, que hoy se encuentran en resguardo, y que en ese tiempo fueron expuestos en el Museo local, cuando este contaba con espacio físico. Se intervino ante el gobierno munbiipal para que el Museo fuera re localizado en la ex usina cuando Prefectura desocupó el edificio en 1998. Conrad y Werner asesoraban al gobierno municipal en temas históricos, sobre todo con el crecimiento del municipio, que hacia que los funcionarios desconocieran muchas cosas de nuestra historia y debían consultar a las personas mas antiguas e interesadas en  conservar lo nuestro. Siempre pensamos que se debía legislar a nivel municipal sobre nuestro patrimonio cultural, ya que la presión de los intereses inmobiliarios atentaba y atenta permanentemente con su preservación.

Esta historia se construyó con las voces de algunos protagonistas como la Lic.Mónica Frigo, la Dra.Adriana Matar, la Lic.Mónica Hunko, el proyecto de la Ruta Histórica de la Prof.Arlette Neyens y mis recuerdos personales.

Continuará…

Contacto

Facebook Archivos del Sur - alli podrás ver mas fotografías alusivas a estos artículos.

Mail: [email protected]

 *Mechi Palavecino, museóloga y prof. Historia UNCo. escribe para Archivos del Sur, Sub comisión de la Biblioteca Popular Osvaldo Bayer

Dejar un comentario
Seguinos en Twitter