“El juego en la clínica psicoanalítica”

La Piscóloga Violeta Paolini explica cuestiones típicas de la época actual y cómo influyen en los chicos. Su columna hoy a las 12:15 hs por FM Andina.
“El juego en la clínica psicoanalítica”
23/09/2020
U

na de las cuestiones a tener en cuenta en la clínica con niños es la posibilidad de jugar, de hacer metáfora, de hacer chistes, es decir, si el niño está inmerso en un mundo simbólico y tiene los recursos para responder en la ocasión al encuentro con el otro en un ir y venir que le resulte satisfactorio.

Freud hablaba en “El poeta y la fantasía” del juego del niño y la transformación del mismo en  la fantasía del adulto, y la poesía como una manera de jugar con las palabras podríamos decir, lo que implica la creación tal como la pensamos en Psicoanálisis.

Un síntoma actual es la dificultad que encontramos en la clínica respecto de poner en juego algo de este orden. Lo leemos particularmente en la adolescencia, en algunos casos.

Se ubica a la adolescencia como la llamada “Edad del deseo”, en tanto aparece la manifestación de la pulsión y la posibilidad del encuentro con el otro sexo, que siempre  es otro, por lo enigmático para cualquier ser hablante. Implica poner el cuerpo en juego en relación a la propia sexualidad y la asunción a la sexuación, es decir, a la elección sexual inconsciente.

Aparece en el consultorio cierto desfallecimiento del deseo, aburrimiento, lo cual conlleva angustia, o falta de deseo, de iniciativa, de proyectos, de motivaciones personales o con otros.

Pero esta cuestión no es privativa de la adolescencia, se extiende a niños y adultos.

No hace falta llegar a estar melancolizado para darse cuenta que algo no anda bien, ni debe confundirse con una tristeza con motivo lógico, como suele diagnosticarse de depresión, cualquier efecto luego de alguna situación dolorosa; pero sí tener en cuenta que no es bueno instalarse en una comodidad creyendo que hay que dejarse llevar por las ganas  o no, cuando en realidad se trata de otra cosa.

Como lo venimos trabajando y parafraseando una vez más a Freud, el humor, es uno de los caminos parar tramitar la angustia, no va de suyo en todos los casos, así como hablaba del juego en el niño, podríamos equiparar también el humor en el adolescente y adulto.

Destrabar y relanzar el deseo en una época en donde no hay Ideales de dónde agarrarse, hace que seamos más creativos. Lo cual no deja de ser un gran desafío para el Psicoanálisis el seguir pensando las maneras de resolver uno de los problemas con los que nos enfrenta la clínica: articular el deseo a la vida, y para eso hay que poder jugar.

Los esperamos para conversar en la Radio, esperamos sus mensajes, gracias!

Violeta Paolini. Psicoanalista,  Miembro de la Escuela de la Orientación Lacaniana y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter