Algunos alimentos prohibidos para nuestros perros

La Adiestradora Canina Adriana Martinelli  comparte una lista de comidas que producen trastornos de diferente tipos en las mascotas.
Algunos alimentos prohibidos para nuestros perros
08/10/2020
Q

ueridos lectores: hablando con mucha gente he descubierto que la mayoría comentan con picardía los alimentos que comparten con su mascota. Algunos alimentos no son para nada recomendables, ya que su sistema digestivo y el nuestro no funcionan de igual manera. Hoy vamos a enumerar los alimentos que NO DEBEN estar incluidos en la dieta de nuestro perro.

El enemigo número uno de los perros, es el chocolate. Exquisito pero peligroso. El cacao del chocolate cuenta con un estimulante llamado Teobromina. Cuanto más oscuro es el chocolate, más tóxico resulta. La ingesta de chocolate puede causar, jadeos fuertes, vómitos, diarrea, convulsiones, e incluso puede causar la muerte.

El enemigo número dos es la cebolla y el ajo. Mucha gente le da estos alimentos sin darse cuenta siquiera. Ojo con las sobras y las salsas, ya que casi todas contienen estos alimentos.

El Tiosulfato que contienen estos alimentos, atacan los glóbulos rojos, y el ajo es aún peor que la cebolla. Según el organismo de cada perro, la ingesta de ajo y/o cebolla puede generar la muerte o en su ingesta prolongada en el tiempo, puede generar una anemia hemofílica. Los perros de tamaño pequeño son los que se llevan la peor parte aquí.

En mi lista, ubico en tercer lugar a la palta. Esta tiene una toxina llamada Persina. Muchos perros resultan alérgicos y pueden tener problemas digestivos o respiratorios.

Las uvas y pasas de uvas causan problemas renales, incluso con ingestas pequeñas.

La manzana les hace bien, pero ojo, hay que retirar las semillas y el corazón de esta fruta, ya que tiene pequeñas cantidades de cianuro, que no afectan al cuerpo humano pero los perros no pueden procesarlo.

Tampoco debemos dar frutos secos a nuestro perro. Estos pueden ser tóxicos en pequeñas cantidades. Estos tienen grandes cantidades de aceites y grasas que pueden provocar una pancreatitis.

También voy a incluir en esta lista a los huesos. Si. ¡¡¡A los huesos!!! No todos los huesos son buenos para los perros. Muchos huesos se astillan y quedan atascados en la garganta o pueden atascarse en el intestino. Los huesos de pollo son los primeros enemigos de los perros. Le siguen los huesos pequeños que pueden romper fácilmente. Tampoco es bueno darles los huesos cocidos, ya que estos se rompen con más facilidad. En mi opinión los únicos huesos que nuestro perro disfrutará y no correrá ningún riesgo, son los grandes como fémur o rótulas. Y cuidado con las espinas de los pescados. Muchas veces no ocurre nada, pero se necesita una sola vez para lamentarse.

Es sabido que los dulces no son buenos para nuestros amigos caninos, pero los ubico al final de la lista, ya que no resulta tan dañino como todo lo expuesto arriba, pero un consumo prolongado de dulces puede generar diabetes, con todo lo que esta enfermedad conlleva.

Por último, menciono a la leche y lácteos en general. Una vez que el cachorro fue destetado, ya no debe ingerir lactosa. Esta puede generar descomposturas importantes.

Posiblemente, leas este artículo y te sorprendas un poco. No todos los organismos son iguales. Los perros de razas pequeñas suelen ser más sensibles y algunos grandotes, tienen sensibilidad en su estómago e incluso no toleran todos los alimentos balanceados. Si evitas los alimentos que te mencioné, vas a estar cuidando a tu perro. Espero que les haya sido útil este artículo. ¡¡Hasta la próxima!!

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter