ESPECIAL PARA DIARIOANDINO

Qué cosas no debemos hacer para educar a nuestro perro

La adiestradora canina Adriana Martinelli explica distintas formas de errarle en la educación de tu perro.
Qué cosas no debemos hacer para educar a nuestro perro
22/10/2020

Siempre hablamos de la mejor manera de educar a nuestro perro. Cada vez es más la gente que está atenta a las necesidades de nuestra mascota y eso me reconforta. Sin embargo; hay cosas que se repiten en muchas familias. Vamos a nombrarlas.

ANTES DE TENER AL CACHORRO:

Mucha gente elige a su futuro cachorro por su estética, hay razas que nos llaman más la atención, que sus caritas nos pueden o su pelaje o fisonomía nos atraen. Este es un error muy grande. Nos puede gustar su apariencia, pero debemos investigar el origen de la raza, para que fueron manipulados sus genes. Algunos son perros de guardia, otros de caza, otros son de compañía y muchos son de trabajo. La educación y actividad física que deberemos brindarle irá en función de sus necesidades de origen, entre otras cosas.

Otro error común se da a la hora de escoger al cachorro. Es un hermoso momento cuando vamos a la casa de la mamá canina y conocemos a todos los cachorritos. Escucho a través de los años la misma frase: “este cachorro salió a recibirme. ¡Me eligió!”. Y se repite una y otra vez. Ese cachorro no salió a elegirte, ese cachorro es el dominante de la manada y salió a ver que estaba ocurriendo. Pero como es un cachorro nos parece tierno e ignoramos su conducta. Hay varias pruebas de temperamento que se pueden hacer a temprana edad para conocer como será el carácter del perro.

CON EL CACHORRO EN CASA:

No debemos retar al cachorro por hacer pis dentro de casa. Es muy común que al cachorro le peguen, o le refrieguen el hocico en su pis. ¡¡Eso es horrible!! Y el perro no aprende para nada lo que le estamos pidiendo, solo aprende a tener miedo.

No debemos retrasar su educación para cuando sea más grande. Los perros se educan desde los primeros días que ingresan a la familia. El perro crecerá con buenas reglas y no tendrán que corregir malas conductas siendo adulto.

No sacarlo a pasear. Para el perro es muy importante tener una vida social, actividades propias y compartidas con los dueños. Es muy triste la vida del perro que su única salida es al patio de su casa, ya conoce todos los rincones, no tiene nada nuevo que olfatear o descubrir.

No socializarlo con otros perros desde temprana edad. Escucho muchas veces que el perro juega con los perritos del vecino, eso no es socializarlo. El perro debe realizar actividades donde conozca nuevos perros, se enfrente a distintas situaciones de la vida, como los ruidos que hay en la calle, movimiento de distintos vehículos, etc. Así no será un perro temeroso a lo desconocido.

No debemos darle determinados alimentos que le hacen muy mal. Ver la columna del 8 de octubre del 2020 “Algunos alimentos prohibidos para nuestros perros”.

No debemos pegarle cuando haga algo que no nos gusta. Siempre hablamos de una educación en positivo. Es triste darse cuenta la cantidad de gente que les pega a sus perros. Si uno se mueve rápido o levanta una mano, el perro que se agacha temeroso está esperando que le peguen y esto viene de un recuerdo vívido.  Una educación en positivo logra maravillas. y mucho cuidado en este punto. Muchos titulares de diarios nos cuentan de perros que atacan a sus dueños. En muchos casos, esta es una respuesta preventiva del perro cuando ve que otra vez le van a pegar.

No debemos dejar que nuestro perro camine solo por la calle. Los riesgos de ser atropellado o mordido son grandes, además aprende todas las mañas de los perros que andan sueltos.

A la hora del paseo con correa, no debemos dejar que el perro vaya delante nuestro tirando de la correa, es muy importante enseñarle a caminar al lado y disfrutar el paseo. Esto establece algunas de las tantas reglas en idioma canino.

No debemos descuidar el pelo de nuestro perro, en especial los de pelo largo. Mantenerlo limpio y desenredado es muy importante. Un pelo que se apelmaza y llena de rastras, acumula humedad y genera lesiones en la piel.

Tampoco debemos pelar a los perros de pelo largo en pleno verano. La mayoría de la gente lo hace pensando en que así el perro sentirá menos calor, pero su cuero no está preparado para estar expuesto al sol. Aunque se puede cortar parcialmente, pero no dejando el cuero al descubierto.

No debemos olvidarnos de desparasitarlos periódicamente. Si nuestro perro sale mucho y tiene contacta con otros animales, lo ideal es desparasitarlo cada tres meses. Tampoco debemos olvidar sus vacunas, solo tres vacunas cuando son cachorros ayudan a sus defensas y luego se mantiene una vez por año.

No debemos dejar que se coman sus juguetes, trapos, mangueras, y otros tipos de objetos. Muchas veces se genera una obstrucción en sus órganos y nuestro perro termina gravemente en cirugía.

No debemos descuidar su dieta. El alimento que le demos durante su juventud, se verá reflejado en su salud del resto de la vida. Y el primer año de vida es muy importante en esta parte.

Tampoco debemos convidarle permanentemente nuestra comida.

No debemos olvidar de controlar sus dientes. A medida que pasan los años, muchos tienen tanto sarro que deben extraerle piezas. Si no se hace, sus órganos empiezan a recibir la infección de su boca y muchas veces terminan con problemas más graves.

No debemos dejarlo por mucho tiempo dentro del auto, cuando el clima es extremo.  En lugares cálidos mueren varios perros por esperar a su dueño mientras hace trámites o trabaja. El golpe de calor no perdona. En lugares fríos y en pleno invierno, debemos tener este recaudo también.

No debemos dejar a nuestro perro sin refugio. Si estamos en verano, debe tener un lugar con sombra y siempre debe tener agua fresca.

Si estamos en invierno y en climas con nieve, podemos dejar a nuestro perro jugar un rato afuera, pero no mucho tiempo. Debe tener un lugar protegido donde pueda subir su temperatura corporal.

Hay muchos puntos más para agregar en esta nota, pero iremos ampliando. Es muy importante recordar que todo lo que hagamos para que nuestro perro sea una mascota feliz es muy importante, pero lo que necesita es dentro de sus necesidades de perro, no tratemos de darle confort humano, sus necesidades básicas son distintas.

Necesita refugio, buena alimentación, atención veterinaria, mucho ejercicio, socialización, afecto y sobre todo, que hablemos su idioma.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter