VILLA LA ANGOSTURA

El cooperativismo como modelo de formación para los jóvenes

La Cooperativa Escolar de la Escuela Jaime de Nevares nació hace 9 años y hoy la experiencia es un modelo dentro de la provincia de Neuquén. Conocé la historia y la propuesta. Por Luciano Tormena.
El cooperativismo como modelo de formación para los jóvenes
25/10/2020

Por Luciano Tormena*

En estos difíciles momentos que nos toca atravesar, aparecen ciertas excepciones a la regla, que nos permiten confiar en que existen lugares donde se pregonan las buenas acciones y se inculcan importantes valores y principios, fundamentales para la formación de los jóvenes y para el desarrollo de la comunidad.

Uno de los casos ejemplares en nuestra localidad es la Cooperativa Escolar “Construyendo el Futuro”, perteneciente a la Escuela Don Jaime de Nevares, que es una de las pioneras de esta experiencia en la provincia de Neuquén.

La cooperativa se constituyó el 3 de noviembre de 2011 por iniciativa de un grupo de estudiantes, gracias a la invitación de la Fundación Grupo Sancor Seguros. La organización comenzó con 70 estudiantes asociados y en la actualidad, luego de casi 9 años de intensa actividad, cuenta con 127.

 “Hoy en día, el 100% de los estudiantes deciden asociarse a la cooperativa ya desde el 1er año cuando ingresan. Los alumnos de cursos superiores cuentan de qué se trata esta experiencia, se los invita a participar y se los capacita. Es así que año tras año deciden permanecer y seguir siendo parte de la cooperativa con diferentes grados de involucramiento” explica Marcelo Sabbioni, docente guía y coordinador del proyecto.

 El modelo cooperativista en la formación educativa

El proyecto de Cooperativa Escolar es netamente pedagógico, y su objetivo principal es la puesta en práctica de los valores y principios cooperativos a través de acciones y prácticas sociales que promuevan el interés por el bien propio y el de los demás. Las propuestas nacen al igual que en toda cooperativa, de las necesidades e iniciativas de los estudiantes; de la toma de conciencia de la propia realidad y del impulso de organizarse para hacer frente a determinada necesidad.

Cada una de las actividades de la Cooperativa se realiza respetando y poniendo en práctica los valores cooperativos, los cuales se encuentran íntimamente ligados a los valores que el sistema educativo argentino busca promover como solidaridad, igualdad, libertad, equidad, ayuda mutua, cooperación, responsabilidad, entre otros.

A medida de que esta experiencia transcurre, los docentes descubren el potencial de la herramienta, debido a que muchas de las actividades que realiza la cooperativa escolar se pueden introducir dentro de la currícula de las diferentes materias. Es por ello que las actividades y proyectos que deciden llevar adelante los estudiantes pueden integrarse con determinadas materias que tienen en su cursada, lo que permite que el trabajo y el conocimiento se potencien mutuamente.

Los estudiantes asociados se organizan y realizan actividades de diferentes tipos: solidarias, recreativas, sociales, culturales y deportivas que atienden necesidades propias, de la escuela o de la comunidad. “Los casos emblemáticos en nuestra cooperativa escolar son el restaurante, la creación del fondo solidario, el kiosco, las compras comunitarias, las viandas al mediodía, la fábrica de briquetas, el tratamiento de residuos, los torneos deportivos, etc. muchas de esas actividades se incluyen dentro de las curriculas de las diferentes materias”, comenta Sabbioni.

El funcionamiento de una cooperativa escolar

Las actividades que se desarrollan en la Cooperativa Escolar permiten guiar a los estudiantes en la manera de administrar y llevar adelante una cooperativa, similar a lo que acontece en el mundo de las cooperativas de adultos.

Es por ello que, previo a la constitución de la cooperativa, hay un trabajo de confección de un estatuto, definición de un objeto social y la función de esa cooperativa, qué necesidades va a atender, y eso se trabaja con los estudiantes.

Una vez que están listos se realiza la Asamblea Constitutiva, a partir de ahí se eligen quienes serán los estudiantes que actuarán como Consejo de Administración durante 1 año, quienes serán los responsables de administrar la cooperativa. Al fin de ese ejercicio, deberán rendir cuentas al resto de los asociados sobre cuáles fueron las actividades desarrolladas, cuál fue el resultado económico a lo largo del año. Luego de esto, habrá nuevamente elecciones para elegir a las autoridades del año próximo.

Al respecto, Sabbioni señala que “es buen ejercicio desde el punto de vista administrativo, cívico, democrático, de responsabilidad, de juego de roles que se deben asumir, y genera un compromiso de parte de los estudiantes asociados a la hora de cumplir con obligaciones y también de hacer valer sus derechos”.

La cooperativa en tiempos de pandemia

El contexto actual evidenció y potenció muchas de las problemáticas que se vivían en la comunidad relacionadas al empleo, a la vivienda, a muchas carencias debido a la falta de proyectos sustentables, en un lugar que depende económicamente del turismo y de la construcción.

Dentro de las necesidades, la más angustiante es la de la alimentación, que ha sido lo que nos ha llevado a potenciar y reinventar el proyecto de las compras comunitarias”, sostiene Marcelo y agrega que “de los estudiantes surgió con fuerza el tema de retomar las compras comunitarias, tratando de buscarle una solución a aquellas familias que no iban a poder beneficiarse de la compra en conjunto”. Se llevó la propuesta al equipo directivo de la escuela y se empezó a trabajar con los adultos  de manera voluntaria, invitando a docentes y familias para el armado y la entrega de las canastas.

También el coordinador del proyecto comenta que “comenzamos con 80 canastas y ayudando a 8 familias. Al cabo de las diferentes ediciones, que se realizan cada 15 días, hoy estamos haciendo más de 150 canastas y estamos ayudando entre 25 y 30 familias de la comunidad y eventualmente a algunos comedores y merenderos”.

Ahora sumaron al proyecto una cuponera de descuentos, que se entrega con la canasta, para integrar al proyecto a pequeños y medianos comerciantes de la localidad, y de esta forma las personas que adquieren la canasta pueden ir a esos comercios y seguir ahorrando.

Para la entrega de las canastas la escuela se coordina con Caritas y Desarrollo Social del Municipio, potenciando el trabajo asociativo entre diferentes actores que atienden necesidades sociales en la localidad.

Se está pensando en generar un espacio de venta para emprendedores locales, quienes puedan ofrecer sus productos el día que se entregan las canastas, bajo un formato de feria. Y también, en algún momento buscan poder incorporar a la canasta productos que se elaboren en Villa La Angostura. 

 Perspectivas y trabajos a futuro

 “A lo largo de estos años, asistimos a congresos, espacios de formación y actividades en todo el país, donde tenemos la oportunidad de capacitarnos, aprender de otras cooperativas y también en varias oportunidades nos han invitado a contar nuestra experiencia”, sostiene Sabbioni. De cara al futuro, el docente comenta que con mucho esfuerzo está tratando de impulsar en cooperativismo escolar en la provincia de Neuquén.

El principal objetivo es multiplicar esta experiencia tal como sucede en otras provincias y por ello, en octubre del año pasado, en la Escuela Don Jaime, se realizó el Encuentro de Capacitación Regional de Cooperativismo Escolar en el que participaron alrededor de 280 estudiantes, docentes y directivos de escuelas secundarias de la región, con el objetivo de compartir nuestra experiencia y la de otras cooperativas escolares.

Dentro de la localidad en el año 2018 acompañamos al CPEM 17 a crear su  cooperativa escolar. En el CPEM 68 venimos hablando desde hace tiempo con docentes y directivos para iniciar el proyecto. En el CPEM 91 de Villa Traful tienen todo listo para realizar la Asamblea Constitutiva y arrancar con su cooperativa. Y en San Martín de los Andes y Junín de los Andes, estoy en contacto con docentes y directivos de alrededor de 10 escuelas, a quienes les acerque una propuesta de capacitación y acompañamiento para impulsar el cooperativismo escolar en sus establecimientos”, comenta Sabbioni.

Desde hace algunos años Marcelo forma parte de la CALCME, (Célula Argentina y Latinoamericana de Cooperativismo y Mutualismo Educacional) organización que promociona el cooperativismo y mutualismo escolar a nivel nacional y Mercosur y nuclea a los referentes del tema de cada provincia.

“En este momento, junto con la CALCME, estamos trabajando con diputados de la Provincia de Neuquén para presentar un proyecto de ley que permita darle impulso al cooperativismo y mutualismo escolar con otro aval y otros recursos, con la finalidad de que esto sea una realidad para todos aquellos docentes y directivos que quieran impulsarlo en sus escuelas”, concluye el coordinador.

*Periodista

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter