ARCHIVOS DEL SUR

Arte rupestre y memoria: Compartiendo una mirada sobre los artistas del Nahuel Huapi

En esta entrega Archivos del Sur nos trae una primera aproximación al arte rupestre que es parte de la historia de los antiguos habitantes de la zona. Por Romina Braicovich.
Arte rupestre y memoria: Compartiendo una mirada sobre los artistas del Nahuel Huapi
Diseños geométricos “Estilo de Grecas”. Alero Las Mellizas, Traful (Fuente: Braicovich Romina Informe PNNH y FRRC, PN- 2014)
01/11/2020

Por Romina Braicovich*

Cuando mis compañeros me invitaron a escribir una columna en el diario sobre alguno de los temas que me “apasionan” no fue fácil animarme y sentarme a garabatear ¿Y por qué no lo fue? Se supone que no debería ser difícil hablar de un tema que durante los últimos veinte años ha sido parte de mi trabajo, sin embargo, lo que pasa es que poder quitarle a mi cuento la mirada técnica y endurecida se hace difícil.

Pero, tratando de darle una vuelta pensé… ¿qué pasaría si, a ustedes lectores, los invito a que hagamos un ensayo entre todos? Algunos me abandonarán ya en el camino, pero a los que no, les propongo lo siguiente… que desmitifiquemos ciertas miradas acerca de lo que “debe decirse” o la manera en la que debe “interpretarse” el arte rupestre y que, entre todos, desde una mirada respetuosa, tomemos lo nuevo y aportemos para construir un relato vivo, más activo, dinámico, que comience a ser parte la historia que rememoramos y parte de nuestro propio presente.

La imagen del Arte Rupestre como “representativo” de pueblos que “ya no existen” debe modificarse. Los pueblos resignifican históricamente sus manifestaciones y las vuelcan a otros soportes y formatos que nos transmiten una larga tradición simbólica, que, observaremos más adelante, aún persisten.

Este será entonces un ejercicio para empezar a conocer, desde distintas miradas, la manera en que los pueblos de nuestra región, por cientos de años han creado imágenes maravillosas que probablemente reflejen, en distintos momentos de su historia, su manera de pensar, su filosofía, sus estrategias de vida, su relación con el paisaje que habitan, entre tantos otros. Si todo sale bien, invitaremos a algunas personas a que nos acompañen en este camino y así permitirnos ampliar nuestra mirada. Pero primero veremos cuál es el resultado de este primer acercamiento. 

 

Acercamiento de la Figura Número 1. Diseños geométricos “Estilo de Grecas”. Alero Las Mellizas, Traful

(Fuente: Braicovich Romina Informe PNNH y FRRC, APN- 2014)

 

 

 Poncho con diseños geométricos.

(Fuente: Libro “Mapuches del Neuquén”,2001)

 Incontable es la información que se tiene sobre el Arte Rupestre del Nahuel Huapi, arte que tiene características únicas y maravillosas como veremos más adelante. El problema a veces es que por diferentes motivos (que en la mayoría de los casos tiene que ver con su conservación) no ha sido dado a conocer o circula solo por medios académicos, o así pasaba por lo menos cuando yo estudiaba. 

Los tiempos por suerte han cambiado e internet hoy nos facilita tener acceso a toda aquella información que necesitemos, sin embargo es muy importante que realicemos una buena selección de la misma ¿Cómo sabemos cuáles son fuentes confiables de información en el caso del Arte Rupestre del Nahuel? Simplemente relacionando la búsqueda con las páginas oficiales del Parque Nacional Nahuel Huapi, páginas oficiales de las provincias de Neuquén y Río Negro o de las Universidades de la región, de allí se derivarán un montón de links que nos llenarán el escritorio de información, solo hay que tener paciencia. Y sino nos consultan que también para eso estamos.

La majestuosidad tan cerca. Alero Las Mellizas, Traful.

Sitio habilitado por el Parque Nacional Nahuel Huapi (APN) para la visita pública. 
(Fuente: Braicovich Romina Informe PNNH y FRRC, APN- 2014)

La primer pregunta que creo que tenemos que hacernos antes de seguir es ¿Por qué quiero conocer este arte?... tal vez, ojalá, alguno se anime a contestarnos….. ¿Para qué?... en mi caso el arte me llevó a entender las habilidades que los pueblos de la región tenían para pintar, y no lo digo solo desde lo artístico o desde lo simbólico, sino también desde lo estratégico. Algunos saben que mi gran pasión fue siempre aprender acerca de las prácticas y conocimientos de navegación que tuvieron las poblaciones de la región desde sus comienzos.

Justamente estas investigaciones me llevaron (a mí y a mis colegas) a rastrear un fenómeno que para mí es maravilloso que es el de apreciar el Arte embarcado. Los primeros registros de los arqueólogos que trabajaron en la región dicen que existen paredones con arte que pueden apreciarse únicamente desde el agua. Esto es increíble ¿pero saben qué es lo más increíble? Entender o pensar que para poder pintarlas tienen que haber estado embarcados ¿esto quiere decir que si damos una vuelta en bote nos encontraremos con manifestaciones de este arte?

Y bueno, ahí la verdad es que depende de varias cuestiones, y la principal que tienen que tener en cuenta tiene que ver con la “conservación” de este arte. Y ahí les pregunto… si ustedes pintaran un cuadro y lo dejaran al aire libre durante miles o cientos de años ¿qué pasaría?... ¡Exacto! Todo eso que se les está ocurriendo, se moja, se desdibuja por el contacto con el sol, se lo comen los bichos, lo destruimos los humanos, lo reutilizamos,  entonces, vuelvo a preguntarles… si hace 700 años alguien pintó una pared rocosa en el medio del Nahuel (en una isla o península claramente) o en el medio del bosque ¿qué quedará de toda esa obra? y aquí entran en escena los procesos de conservación: el sol, la humedad, el viento, los animales, el hombre…. Todos ellos y muchos más, juntos o separados van a incidir en la conservación del arte.

Entonces, si yo paso por un paredón y no veo nada pintado tengo que pensar que estos pueblos no se manifestaban artísticamente en las paredes ¡Claro que no! Lo que tengo que pensar es que hay muchas probabilidades de que estas obras se hayan ido desvaneciendo con el tiempo. Y aquí entran en escena, por supuesto, varios factores que nos dicen que sigamos adelante… uno es el ojo del arqueólogo que sabe lo que busca, pero otro, fundamental, es el de la persona que conoce su lugar, no hay nadie que tenga mejor conocimiento que aquel que recorre ese paisaje, y que si no ha nacido allí lo siente como si así hubiera sido, la memoria ha dejado registros de generación en generación de la existencia de sitios con arte rupestre en todo nuestro bosque.

Las pinturas de los antiguos

Cerca de mi casa hay en dos partes Pinturas Rupestres, están en un acantilado. De la superficie de la tierra están a unos 4 metros de altura, desde lejos se ve, desde el lago, es pintura roja. Ibamos cuando eramos chicos, como era campo limpio, llebavamos las ovejas a pastar.”

Recuerdos de Don Samuel Chabol en “Los Chabol del Colorado”

 (2007) Colección Historias de vida, Archivos del Sur, pp.25.

 Y aquí tengo que caer nuevamente en la tecnología, porque si hay algo que puede “certificarnos” que existió arte en determinados lugares son los distintos programas de digitalización de imágenes que hoy se usan con este fin (en el caso de los arqueólogos se utilizan algunos adaptados a las necesidades y dificultades que plantea el arte rupestre). A continuación les mostraré un ejemplo claro de un registro que a simple vista muestra motivos muy desvaídos y con la tecnología aparece la magia.

 

 

Figura Nº 5: Toma fotográfica de sección de paredón adonde se observan motivos desvaídos. Alero Las Mellizas, Traful
(Fuente: Braicovich Romina  
Informe PNNH y FRRC, APN- 2014)

 

 Figura Nº 6: Misma fotografía trabajada digitalmente.  Aquí es posible ver motivos que al “ojo humano” no es posible identificar.

(Fuente: Braicovich Romina Informe PNNH y FRRC, APN- 2014)

 En próximas notas les compartiremos un poquito más de información que ojalá disfruten. Pero antes de irme les dejo la última reflexión: siempre me gusta decir que si la evidencia no muestra la presencia en este caso de arte no es tal vez porque no exista sino tal vez porque no hemos realizado suficientes investigaciones que muestren lo contrario. El Arte de nuestra región merece conocerse por su belleza pero también debe ser conservado. Si el paso de los años lo ha protegido, no seamos nosotros quienes lo destruyamos. Nuestra intención es compartir para aprender a valorar y conservar.

Gracias.

formada en Antropología y Arqueología

Archivos del Sur (Subcomisión de la Biblioteca Popular Osvaldo Bayer) y Dirección de Antropología de la Provincia del Neuquén

Contacto

Facebook Archivos del Sur - allí podrás ver más fotografías alusivas a estos artículos.

Mail: [email protected]

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter