CONTRATO POR ANTENAS

En el gobierno nadie sabe quién negoció con Movistar en nombre de la Municipalidad

Stefani deslizó que podría haber sido Brito. El secretario aseguró que no está involucrado en el tema. El vocero del intendente, Mauricio Blanco, confirmó las negociaciones, pero desconoce quién estuvo a cargo.
En el gobierno nadie sabe quién negoció con Movistar en nombre de la Municipalidad
06/11/2020

A la polémica suscitada entre el Ejecutivo municipal y el Concejo Deliberante por la adenda al contrato entre la municipalidad y la empresa Movistar por las Antenas 4G, se le suma una nueva arista: nadie en el Ejecutivo sabe –o si lo sabe no se lo blanquea- quién, en nombre del municipio, fue el encargado de negociar con la empresa la renovación del acuerdo por cinco años más.

Cuando DiarioAndino publicó el miércoles pasado la nota donde se explica los llamativos detalles de la iniciativa que Stefani remitió al Concejo para su aprobación, intentó también averiguar quién o quienes fueron los encargados de redactar dicho documento que, entre otras cosas, propone reducir en 1.800 dólares por antena la tarifa que la compañía paga anualmente a la comuna.

En la entrevista realizada ese mismo miércoles en FM Andina, el propio intendente aseguró que desconocía quién fue el encargado de llevar adelante la negociación en representación de la comuna. No obstante conjeturó  que “podría ser el área de Brito”.

Si bien en la misma entrevista se comprometió a averiguarlo, cuando por la tarde este medio lo llamó para conocer el dato, derivó el tema a su vocero Mauricio Blanco.

En simultáneo, Diario Andino se comunicó vía telefónica con el Secretario de Economía para conocer de primera mano su versión sobre los hechos. “No he tenido nada que ver con la negociación. Es más, no estoy al tanto de lo que se ha dialogado con la empresa”, dijo Brito, dejando en claro que no fue responsabilidad suya la negociación.

Además se mostró preocupado por la “desaparición” de expedientes. Cabe  recordar que antes del votar el proyecto remitido por el Ejecutivo, los concejales solicitaron conocer el expediente del contrato original del año 2015 y se les informó que no lo podían encontrar.

Este medio dialogó también con Mauricio Blanco, quien precisó que se llevaron a cabo negociaciones entre las partes: “La empresa Claro propuso pagar 4.500 dólares por antena. Movistar en su propuesta ofreció 5.500 y en las negociaciones se logró elevar esa cifra a 6.000 dólares por antena” explicó el vocero.

 Sin embargo, cuando se le preguntó específicamente quién o quienes habían representado al municipio en dicha negociación, no lo supo.

Con las versiones de Brito y de Blanco, ese mismo miércoles, DiarioAndino se volvió a comunicar con el Intendente. Stefani pidió hasta ayer por la mañana para terminar de averiguar quién fue el negociador.  Este medio lo contactó ayer por la noche y tampoco hubo respuesta.

La nueva propuesta y con mayores beneficios a la empresa

El plazo de vigencia del contrato original es del 20 de Mayo de 2015 al 19 de Mayo de 2020, con opción a prórroga por cinco (5) años más. Según el acuerdo, la empresa paga un canon anual a modo de alquiler de  70.200 dólares por los nueve sectores, a razón de $7.800 dólares por antena.

El nuevo contrato que plantea el Ejecutivo reduce el valor del alquiler de cada espacio a U$D6.000, aunque no explica el porqué de la reducción del valor.

Asimismo la empresa renueva por ocho espacios, no por los nueve pautados originalmente y de esa manera  Movistar evita invertir en otra antena, cuando los especialistas indican que cuanto más antenas de menor potencia se instalan, mejor es el servicio de comunicación y menor el impacto de las emisiones para las personas que viven en las inmediaciones.

Además de reducir el precio, el nuevo contrato establece que el pago será en pesos, al tipo de cambio mayorista del Banco Central.

Por otro lado, se ataja ante una devaluación de más del 35%. Establece una cláusula por la cual la empresa se asegura que si “el tipo de cambio referido representare un incremento de un 35% o más del tipo de cambio vigente un año antes a la fecha del efectivo pago, las partes se obligan a renegociar el precio. Hasta tanto las partes acuerden el precio correspondiente, el alquiler a pagar por la locataria será abonado tomando el tipo de cambio correspondiente al mismo día del año anterior a la fecha del efectivo pago, con más un incremento del 35%”.

El resto de los términos del contrato seguirían como hasta ahora. “Las actas acuerdo celebradas con anterioridad a la adenda continúan vigentes en todos sus términos y condiciones”, dice la adenda.

De esta manera, en total la empresa pasaría a pagar 48 mil dólares, en pesos, a una cotización del dólar oficial.

El contrato finalizaría el 19 de mayo de 2025.

Cabe remarcar que si el Municipio quisiera, podría no renovar el contrato o plantear uno nuevo, no una adenda al acuerdo que se venció en mayo.

Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter