Cómo mimar a los perros, “en idioma canino”

 En esta entrega, la Adiestradora Adriana Martinelli explica las diferentes formas que tienen las mascotas de entender las muestras de cariño. Su columna hoy 12:10 por FM Andina.
Cómo mimar a los perros, “en idioma canino”
19/11/2020
Q

ueridos lectores: hoy vamos a hablar de algo que se viene escuchando últimamente en las redes. ¡A los perros no hay que abrazarlos, no les gusta!

Yo no estoy tan de acuerdo….

En la naturaleza canina, no existen los abrazos que nosotros damos, ellos tienen sus maneras de abrazarse.

Su forma de dar cariño es distinta a la nuestra, por eso, siempre enseño en las clases, como mimarlos en idioma perro. Pero es tanta la convivencia entre ambas especies, que ellos ya distinguen bastantes de nuestras formas de afecto, aunque muchas también las traducen a su idioma y no significa lo mismo que en el nuestro.

Acercarse bruscamente a la cara de un perro y apretujarlo no suele ser lo recomendado. En especial si no hay un vínculo fuerte entre esos dos seres.

Siempre recomiendo que cuiden a los niños de abrazar a todo perro que ven, y hay que tener mucho cuidado enserio. Pero eso rige para todo perro que no sea mi perro.

Con mi perro, con el cual tengo un vínculo, la situación es distinta. Hemos llegado a tal punto de conexión que posiblemente el abrazo sea terapéutico para ambos, perro y humano.

Entonces no hay que dejar de abrazar a nuestro perro, pero si, debemos respetarlo y conocer si le gusta o no que lo abracemos, ya que no todos disfrutan del abrazo, mientras que otros mueren de amor por un abrazo.

Hay señales que podemos observar en el cuerpo de nuestro perro para saber si le gusta o no, no tan visibles como que muestren los dientes….

Lo más común cuando no disfrutan del abrazo, es que giren su cabeza o que tiren sus orejitas hacia atrás. Entonces, estaría bueno que le diéramos afecto de otra manera. Otros perros se estresan y abren mucho sus ojos. Esos son signos de que no siente mucho placer con nuestro abrazo. Pero hay otros que disfrutan apoyar su cabeza junto a la nuestra, o apoyarla en nuestro hombro, e incluso pasan sus patitas sobre nuestros hombros abrazándonos. Otros simplemente bajan su cabeza para recibir afecto.

Lo importante es que no tenés que dejar de abrazar a tu perro, siempre que vos lo disfrutes y él también.

 

Adriana Martinelli. Adiestradora Canina. 

PICASSA Escuela Canina
Problemas de conducta - Obediencia     
Cercos invisibles - Guardería
              0294-154236004
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter