PANDEMIA

Ivermectina: Aunque la ANMAT todavía no la aprobó para tratar casos de Coronavirus, su uso se extiende en las provincias

Cuatro provincias están utilizando la droga a modo de profilaxis y tratamiento inicial para personal de salud. Neuquén todavía no, pero en las farmacias el producto está agotado y hay lista de espera.
Ivermectina: Aunque la ANMAT todavía no la aprobó para tratar casos de Coronavirus, su uso se extiende en las provincias
17/01/2021

 

Misiones, Salta, Corrientes y Tucumán aprobaron el uso de la Ivermectina en el tratamiento del SarsCov-2, aunque todavía el tratamiento como profilaxis o tratamiento del Covid-19 no está autorizado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) .

En la provincia de Neuquén todavía no está habilitado su uso, pero en las farmacias el producto está agotado. En una de las farmacias del centro de Villa La Angostura, días atrás había una lista de espera para un pedido que estaba por llegar.

La Red Argentina de Centros de Información de Medicamentos (Racim) asegura que la ivermectina es parte de los medicamentos veterinarios y se habilitó el uso para la oncocercosis ("ceguera de los ríos" causada por un parásito), estrongiloidosis (una infección parasitaria), escabiosis (sarna), lesiones inflamatorias de la rosácea y pediculosis.

En las provincias que se está implementando el tratamiento, se realiza en el marco controlado y requiere el consentimiento de los pacientes.  Su uso extendido se debe a algunos ensayos clínicos recientes y a otros que se hicieron en laboratorio, donde la respuesta de la Ivermectina para evitar la replicación del Sars-Cov-2 fue excelente, pero los especialistas advierten que se logró "in vitro" y con elevadas dosis de la droga que podrían ser tóxicas para la persona. 

La Sociedad Argentina de Infectología (SADI) señala que, además de su acción antiparasitaria, la ivermectina es un potencial inhibidor de la replicación viral del SARS-CoV-2. Sin embargo, destaca que "la evidencia disponible in vitro sugiere que para alcanzar niveles efectivos de ivermectina se necesitarían importantes aumentos y potencialmente tóxicos de la dosis" y que, hasta el momento, la evidencia científica en curso que evalúa su uso sola o combinada con otras drogas es "de muy baja calidad y no han reportado datos claros de eficacia clínica".

Omar Sued, presidente de la institución, dijo al diario La Nación que es "entendible" que "ante la desesperación" haya gente que la utilice aunque "no hay evidencia científica" de su utilidad. Advierte que, al igual que consumir cualquier otra droga para un fin diferente al prescripto, "implica sumar toxicidad, costos y complejidad".

Afirmó, además, que los resultados preliminares dejan en evidencia que su aplicación en una dosis que triplica la habitual habría producido mayor eliminación del virus en secreciones respiratorias, pero sin correlación con mejoría clínica.

"Se necesitan más estudios, con más gente, para determinar este parámetro y otros asociados a eficacia clínica y seguridad. Es correcto que las provincias quieran realizar y hagan estudios randomizados para la comprobación, pero no que usen la ivermectina como reemplazo de la prevención y de las medidas de salud pública", agregó Sued.

A modo de ejemplo, apuntó que el plasma, sobre el que había muchas expectativas, no tiene eficacia sobre el Covid-19, y los corticoides, que se creía que no funcionaban, reducen 30% las probabilidades de mortalidad.

El médico Alejandro Krolewiecki, del Instituto de Investigaciones de Enfermedades Tropicales de la Sede regional Orán de la Universidad Nacional de Salta (UNSA), llevó a cabo un estudio para comprobar su eficacia contra el Covid-19. Ese trabajo preliminar fue publicado en la revista científica The Lancet. La droga se le dio a los 45 pacientes de entre 18 y 69 años contagiados por SARS-CoV-2 leve o moderado y dentro de los cinco días posteriores al inicio de los síntomas. La conclusión es que el medicamento disminuyó la carga viral de los infectados al quinto día de su aplicación.

En Corrientes y Tucumán, el uso de la ivermectina es política oficial para profilaxis en agentes de salud y tratamiento de pacientes positivos.

Corrientes la distribuye de forma gratuita entre los miembros de los equipos de salud que acepten voluntariamente usarla como profilaxis.

Las contraindicaciones alcanzan a embarazadas, etapa de lactancia, mujeres en edad fértil sin un uso adecuado de un método anticonceptivo al menos tres meses previos o que estén buscando embarazarse; personas con enfermedad hepática y/o renal severa; alergia conocida a la ivermectina. No se la prescribe en ninguno de estos casos.

Qué opina Neuquén

Según un informe del Ministerio de Salud de Neuquén del 20 de octubre pasado, la Ivermectina “es un medicamento antiparasitario aprobado por FDA que se usa para tratar varias enfermedades tropicales desatendidas, incluidas la oncocercosis, las helmintiasis y la sarna. También se está evaluando su potencial para reducir la tasa de transmisión de la malaria al eliminar los mosquitos que se alimentan de humanos y ganado tratados”.

Explica que para esas indicaciones la ivermectina se ha utilizado ampliamente y “ha demostrado un excelente perfil de seguridad”.

Sobre el uso de la droga para tratar pacientes con COVID-19, advierte que “el mecanismo de acción propuesto y justificación para su uso en pacientes con COVID-19 es que actúa inhibiendo las proteínas de transporte nuclear importina alfa / beta-1 del huésped, que son parte de un proceso de transporte intracelular clave que los virus secuestran para mejorar la infección al suprimir la respuesta antiviral del huésped. Por lo tanto, la ivermectina es un agente que probablemente sea la base de su actividad de amplio espectro in vitro contra los virus que causan el dengue, el Zika, el VIH y la fiebre amarilla”.

Asimismo destaca que se ha demostrado que la ivermectina inhibe la replicación del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2) en cultivos celulares, pero que “ los estudios farmacocinéticos y farmacodinámicos sugieren que para lograr concentraciones plasmáticas necesarias para la eficacia antiviral detectada in vitro requeriría la administración de dosis hasta 100 veces superiores a las aprobadas para uso en humanos”.

De esta manera, apunta que “la ivermectina no está aprobada para el tratamiento de ninguna infección viral, incluida la infección por SARS-CoV-2. Hasta el momento la evidencia científica en curso que evalúa el uso de ivermectina sola o combinada con otras drogas para la prevención y/o tratamiento de la infección por SARS-Cov2 es de muy baja calidad y no han reportado datos claros de eficacia clínica”.

Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter