ARCHIVOS DEL SUR

Y un día, también tuvimos escuela: Otras voces sobre la historia de la escuela N°104

En esta entrega de Archivos del Sur, la historiadora y museóloga Mechi Palavecino recoge el testimonio de Elsa Dominga Lasagno de Hensel.
Y un día, también tuvimos escuela: Otras voces sobre la historia de la escuela N°104
Construcción del edificio de la Escuela 104 por la Dirección de Parques Nacionales, foto libro Histórico de la escuela.
02/05/2021

Por Mechi Palavecino

Cuando desde Archivos del Sur decidimos de alguna manera escribir la historia de nuestra primer escuela primaria, la 104, hicimos un pantallazo general y dijimos que en otros artículos escribiríamos desde las voces de algunas de las docentes que pasaron por ella, y digo las, porque en su mayoria fueron mujeres.

Recordemos que la Escuela 104 fue creada por decreto en 1928, pero oficialmente comenzó a funcionar un 2 de mayo de 1932, o sea que hoy, domingo 2 de mayo, la Escuela 104 cumple ochenta y nueve años!!!!!! primero funcionó en una casita de madera con palo a pique en el predio que actualmente pertenece a la Universidad de Cuyo y que tras la creación de la Dirección de Parques Nacionales en 1934 se decidIó construir un edificio acorde a la villa turística que Angostura pretendia ser y es asi que en 1938 se mudó la escuela a la actual Planta de Campamentos educativos Nº 3 en el puerto, pero que en esos tiempos eso era la Villa, y pasaba por alli la vida de la pequeña localidad.

Alli estaba el Correo, que permitia las comunicaciones, la Usina que generaba la electricidad varias horas por dia, Parques Nacionales, el Juzgado de Paz que oficiaba también de Registro Civil, el almacén de Ramos Generales, de los hermanos Barbagelata, donde nos abastecíamos de todo lo necesario para subsistir, alimentos ropa, telas, librería, zapateria, elementos para el caballo y mil cosas mas. Y en el muelle de La Flecha, actual Bahia Brava, llegaban los pobladores que vivian en el perilago y en esos tiempos eran muchos. En el muelle de Parques llegaban los barcos de Bariloche, primero la Modesta Victoria, construída por la Dirección de Parques Nacionales y luego de su destrucción parcial con el terremoto del 60 las embarcaciones que intentaron reemplazarla, la Victoria II y otras mas.



Edificio de la Escuela- foto libro histórico
En esta oportunidad voy a referirme a la docente Elsa Dominga Lasagno posteriormente de Hensel, tomando como base una entrevista realizada en diciembre de 2013 por Ana Inés Rodríguez Speroni y Alejandro Pereira para el taller de Historia Oral organizado desde nuestro Museo, y mis recuerdos personales.

Elsa era oriunda de Alta Italia, una localidad de la provincia de La Pampa, a los 17 años se recibió de Maestra Normal Nacional en el año 1964 y decidió salir a trabajar, lo hizo en su provincia durante el año 1965 pero en las vacaciones quiso hacer alguna suplencia, consultó en que lugar necesitaban docentes y se enteró que en Villa La Angostura habia dos vacantes. El régimen aquí en esos años era de setiembre a mayo, por lo tanto justo recién comenzaba el ciclo lectivo. Elsa lo comentó con su familia y sus padres estuvieron de acuerdo en que hiciera la experiencia, ella les prometió que si no se sentía cómoda o no encontraba un buen lugar dónde vivir, para las fiestas de fin de año, renunciaba y se quedaba con ellos.

Comenta que: “ estudiar magisterio era una salida laboral. En todos los pueblos no había secundario. La secundaria existía en localidades más grandes…por ejemplo en La Pampa había en General Pico, Santa Rosa y….. donde yo estudie. Y por el sur de La Pampa generalmente eran escuelas religiosas porque tenían internado, se hacía fácil….. tanto de mujeres como de hombres, eh. En Intendente Alvear, cuando yo me recibí de maestra, los varones también tenían como un internado, y también se recibían de peritos mercantiles…. Con Cristina Zamora estábamos en la misma promoción”.

Un tío la acompañó en su primer viaje a la capital neuquina, nos cuenta que vinieron en avión hasta alli, y en el Consejo de Educación hizo sus trámites. En esa época no estaba aún terminada la ruta 237 y se cruzaba en balsa a la altura de Collón Curá, de alli Elsa cuenta que llegó hasta Zapala y luego hasta el nacimiento del rio Limay , donde la esperaban para traerla al pueblo. Aquí éramos muy pocos habitantes en ese tiempo y no habia muchos alojamientos, estaba el Hotel Correntoso, que abría en verano, el Hotel Angostura, La Granja, de la familia Hensel que era residencial, ubicada entre la Villa y el Cruce y el Pichi Hunca, de la familia de “don Pilón” Barbagelata que también tenia habitaciones. Quizas alguien mas daba pensión.

Elsa nos cuenta que en el Limay habia una oficina de Correos y también hubo un Registro Civil anteriormente, que después se traslado aquí. El Correo estubo unos años mas, yo recuerdo que al viajar a Bariloche, el colectivo se detenia alli a buscar y a dejar correspondencia. A Elsa la estaban esperando y para su sorpresa se encontró con Cristina Zamora, también de La Pampa, con quien habia estudiado en el mismo instituto. Cristina habia llegado un año antes que ella y, las vueltas de la vida, terminaron siendo cuñadas.

Consiguió alojamiento en casa de la familia de Jorge Barbagelata y Dora Beros y estuvo aproximadamente dos años y medio conviviendo con ellos. Elsa cuenta que en ese tiempo la escuela estaba quedando chica, ya que tenia dos aulas solamente y se habia adaptado un galpon también como aula, se hacia doble turno para cubrir las necesidades de espacio. A la tarde estaban los mas chicos y a la mañana los grados superiores.

Había mucha deserción escolar, esto porque las familias vivian lejos de la escuela y no habia muchos medios de locomoción, algunos chicos venian a la escuela a caballo, otros caminando. En un tiempo la municipalidad puso un camión para el traslado de los chicos, con un policia para su cuidado y protección, pero después de un accidente donde se lastimaron muchos chicos, por un tiempo no hubo nada, hasta que mas adelante se utilizó un colectivo que hacia el recorrido desde Puerto Manzano hasta Arauco.

Los chicos que vivian mas lejos venian cada tanto, si podían, y era muy discontinuo, lo mismo los pobladores del perilago, si no tenian familia aquí para dejar los chicos de lunes a viernes, esos chicos no tenian escolarización. En verano muchos padres tenian que trabajar y los mas grandes tenian que cuidar a los hermanos mas chicos y no podian asistir a la escuela.


“La única división, el único grado que tenia dos secciones era primero, habia cierto degradamiento escolar, había deserción. Sobre todo los chicos que egresaban, pero egresaban pocos. No te sé decir el porcentaje, pero de hecho había bastante deserción. De hecho yo podía tener dos grados. Y la deserción se daba: uno, por la distancia, quiza por la… los padres en el verano tenían mas trabajo por la actividad turística….. ya era un lugar turístico venia bien, ya había mas trabajo, y el trabajo temporario y por ahí los chicos por inasistencias, falta de continuidad…”

Las escuelas eran nacionales aun y los docentes recibian su sueldo por giro postal, casi dos meses después de haberlo trabajado. Personalmente recuerdo que por mi casa desfilaban las maestras esperando ansiosas que mi padre, que era el Jefe de Correos, clasificara la correspondencia que llegaba desde Bariloche los lunes, miercoles y viernes con el colectivo conducido por el señor Mariano Barria, el padre de Nano, y esperaban ansiosas para saber si les llegaba el tan ansiado giro. Mi madre las “amadrinaba” ya que eran todas chicas muy jovencitas y de otras provincias, con lo cual aquí no tenian familia.

Elsa recuerda que al ser chico el pueblo, todos se conocian y las personas eran muy solidarias. Recuerda que en donde funcionaba la escuela, actual puerto pero que en ese tiempo se llamaba “la Villa” y lo que hoy se llama Villa antes era “el Cruce”, funcionaba el almacén de ramos generales, La Flecha, de los hermanos Barbagelata, donde se compraba todo. Dice que a veces los alumnos de la escuela pedian permiso para llevar el pedido al almacén, donde se los preparaban y luego sus padres podian buscarlo, o sino llevarlo ellos mismos a la salida de la escuela.

En relación a lo institucional, Elsa comenta que los programas eran nacionales, habia un libro de lectura, que era sagrado, muy completo, tenia actividades para los chicos, literatura, novelas, mapas, para los mas chicos lecturas relacionadas con el lugar, con el barrio, otros hablaban de la república y de la provincia, en los últimos grados hablaban de Europa y de la historia universal y el manuel del alumno, que podia ser de Kapeluz o de Estrada, donde, a partir de cuarto grado tenia un compendio de lengua, matemáticas, historia, separado de geografía, aun no se consideraban las ciencias sociales, y la parte de educación democrática, o cívica. No todos los chicos accedian a los manuales, entonces, con la cooperadora, que siempre ayudaba, se compraban varios por grado. Habia que adaptar las planificaciones a nuestra realidad.

La provincia se estudiaba a fondo, los departamentos, (recuerden que Neuquén se hizo provincia por ley en el gobierno de J.D.Perón en 1955 y se reglamentó recién en la presidencia del Dr. Arturo Frondizi en 1958). El libro de lectura lo mandaba el Consejo Federal de Educación, a fin de año los chicos lo devolvían, se iban a parar a la biblioteca de la escuela para el año siguiente, los chicos cuidaban mucho. Se pedían libros de acuerdo a la cantidad de chicos que ingresaban a primero, asi se iban manteniendo.

Las revistas Billiken y Anteojito eran de mucha utilidad, pero pocos chicos podian acceder a ellas.Era complicada la comunicación, aquí no habia radios, en Bariloche estaba Radio Nacional, que era muy útil para la línea Sur, que tenia un horario para sociales, donde la gente se comunicaba y mandaba avisos. Aquí a la noche se escuchaban radios de Chile, televisión no hubo hasta el mundial del año 78, que habian instalado una antena en la playa e ibamos a mirar los partidos al lago.


La escuela se mudó al Cruce en la década del 70 y “ cuando cumplí 50 años, se hizo un concurso de ideas para buscarle nombre a la escuela, porque siempre había sido la escuela nacional 104. Cuando pasó a provincia en el 78, siguió manteniendo el nombre…. El numero de la escuela.” En relación a la cantidad de maestros que habia, “y éramos siempre, la directora, dos, tres, cuatro maestros. Cinco. Por eso había mucho doble turno. Por ahí había mucha gente que no se quedaba mucho, no conseguían un lugar una pensión o un lugar donde quedarse. Porque los cuatro hoteles que había, decían en verano no, en invierno no los abrían fuera de temporada, pero en temporada necesitaban la habitación… “

Elsa comenta que Cristina se casó con Carlos Hensel y ella se puso de novia con Eduardo, el hermano menor. Se casaron cuando ambos tenian 23 años, ya que en esa época se hacia el servicio militar a los 20.

En la escuela no habia profesores especiales, ni de Educación Fisica, ni de Musica ni de Plásticas, por lo tanto los mismos maestros cumplian esos roles, “los viernes haciamos educación física. Educación física significaba armarle a los chicos un partido de futbol, a las chicas algún otro juego… si, esa eran las clases que daban los profesores de educación física. Plástica por ahí había más cosas para dar, y uno daba alguna actividad manual. También teníamos un horario y decíamos este horario es de plástica y vamos a ponernos a trabajar. Y música es lo que escuchas… si uno no tiene habilidad musical… y no teniamos tocadiscos ni nada. Así que tuvimos un tocadiscos en el año 89… este, winco, ahí poníamos discos”.

Sin embargo yo personalmente recuerdo que una vez tuvimos un maestro que sabia tocar la guitarra, le deciamos Churam, no recuerdo su nombre, tampoco estuvo mucho tiempo, y con él cantábamos en horario de música, y, mientras vivió aquí nuestro concertista de guitarra, Santiago Paz, funcionaba en la escuela un coro que él habia organizado, mi madre tambien ayudaba con el coro, y esa fue una época muy linda. Santigo nos enseñó a tocar la guitarra a muchos de nosotros en ese tiempo.


“Para cuando se inauguró la escuela, el edificio de la 104 en seguida se creó el secundario, porque ya había un lugar físico para que pudieran estudiar. En el 75 se inauguró la escuela. Y en el 76 me parece que funcionaba la escuela primaria y el jardín en algún momento, creció la población y crecían las escuelas. Porque el CPEM n° 17 se creo en el 77. La 186 que fué la segunda escuela primaria, se creó en el 78. Y el jardín frutillitas que funcionaba donde ahora esta el CEPAHO, creo que el consejo compró ese edificio.

El que estaba con nosotros era anexo a la 104. Asi que bueno, llegaba un momento que era la gran escuela, la ampliación de las aulas, se hizo el jardín, en las afueras, en un container. en la época de Alfonsin se repartían las aulas modulares eso era prefabricado….. una vez que se fueron construyendo los edificios nos quedó mas espacio para poner plástica y música. Y lo otro que era como containers, se los llevaban. Además la escuela primaria tenia como 600 alumnos. O sea que, yo he tenido grupos de 33 alumnos muchos años. Fueran del centro, de primero o de séptimo todas las aulas tenían mas de 30. Y después en el año 93, 94 se creó el anexo de la escuela especial 18….una vez que se fué el secundario se había creado la 341.

Elsa recuerda algunas de las docentes mas antiguas de la escuela, su cuñada Cristina Zamora, Susana Martínez, la esposa de Conrad Meier, Evelina…

Después de trabajar 35 años en nuestra Escuela 104, hoy Corazón de los Lagos, Elsa se jubiló a fines del año 2000. Dejó una huela profunda en todos los que fueron sus alumnos y en las maestras que compartieron con ella tantos años de trabajo ininterrumpido.

Los docentes no se olvidan nunca. En lo personal, yo recuerdo a todas mis maestras de la escuela 104, no asi a mis profesores de la secundaria, pero los maestros SON INOLVIDABLES!.


Elsa Lasagno en el acto por su jubilacion, con ex alumnos de guardapolvo, año 2001-foto Mechi Palavecino
Feliz 89 años, Escuela Nº 104, Corazón de los lagos!!!!!!!!


-Este artículo se hizo en base a una entevista realizada en el marco del Taller de Historia Oral que organicé desde el Museo entre setiembre y noviembre del 2013, con profesores de la UNComahue, por los docentes Ana Ines Rodríguez Speroni y Alejandro Pereira en diciembre del 2013 y mis recuerdos personales. Las fotografías son del Libro Histórico de la Escuela 104 y de mi archivo personal.
-Mechi Palavecino, museóloga y profesora de Historia UNComahue, escribe para Archivos del Sur, Sub comisión de la Biblioteca Popular Osvaldo Bayer

Contactanos:
Facebook Archivos del Sur - [email protected]

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter