La Familia Lagos y la historia del río Minero y Traful (Parte II)

En esta entrega de Archivos del Sur, reseña la historia de la familia pionera que llegó a la zona a medidos de la década del 20. Por Gerardo Ghioldi.
La Familia Lagos y la historia del río Minero y Traful (Parte II)
20/06/2021

Los Lagos del rio Minero colección Lagos

 Seguimos con el relato sobre la familia Lagos del Minero que realizaron antropólogos (docentes y alumnos) en Villa Traful y su área rural en 2008. El libro se llama Relatos Patagónicos. Historias familiares en la construcción del espacio social en Villa Traful de Sebastián Valverde, Analia García y Lara Bersten.

Se recomienda leer la primera parte que saliera en Diario Andino el domingo pasado.

https://www.diarioandino.com.ar/noticias/2021/06/13/219535-la-familia-lagos-y-la-hisotria-de-rio-minero-y-traful

Vayamos directo al libro:

La solidaridad desarrollada entre las distintas familias también se expresa en el recuerdo que en los Lagos persiste a través de las fiestas que realizaban los primeros pobladores del pueblo.

            …”El 24 de junio se celebraba San Juan. Había que tener comida, celebraban todos. Se decía que San Juan es un santo muy milagroso. Don Miguel Piman veneraba a San Juan y él me decía siempre que en la huerta ponga una cruz de madera. Nunca lo hice yo con la cruz. Este invierno cuando llegó San Juan me acordé y la puse y fue la mejor huerta que tuve ese año. Así que sigo creyendo”. “La gente era muy creyente porque en esa época se vivía de lo que se producía. Se intercambiaba la verdura, la papa con la carne, uno producía una cosa y el otro aquella cosa. Así se manejaban en aquella época”…

Al mismo tiempo, recuerdan que las familias que conformaban el grupo de los primeros pobladores sufrieron persecuciones por los “gringos”, previo a la llegada de Parques Nacionales, como es el caso de la conformación de la estancia La Primavera.

            …”Entre los primeros estaba una bisabuela que no la conocí. Era una señora muy anciana que falleció en el año ´44. Ella era de apellido González, era abuelita de mi mamá. Digo que es de los primeros porque me decían que a ella le habían quemado el toldito cuando llegaron los Newbery y los Taylor (fundadores del primer establecimiento ganadero en el lago Traful llamado estancia La Primavera).  Creo que quemaron dos o tres casitas que eran como toldos. Les quemaban las chacras, trigo y todo para que se vayan”…

 

Plano de APN – detalle población Lagos en el Minero

 

Como fenómeno directamente asociado a la implementación de las políticas de Parques Nacionales en la región (1934-37), es decir, a las limitaciones impuestas sobre la propiedad de la tierra, la cantidad de animales y el libre acceso a los recursos naturales, puede observarse como  los pobladores de Villa Traful inician en paralelo a la producción doméstica, actividades asalariadas de diversa índole como forma de garantizar el sustento. En el caso particular de la familia Lagos, el trabajo asalariado se traduce  a través de tareas realizadas en estancias, venta de productos agropecuarios y más adelante, desarrollándose también en actividades dentro de la Comisión de Fomento del pueblo.

            …“ Mis padres y mis tíos eran los crianceros que abastecían San Martin y Bariloche. Eran los repartidores. Pero en el ´44 tuvieron que venderlo por la nevada. Se les murió toda la hacienda. Tuvieron que vender las propiedades en Traful, tuvieron que vender una camioneta para pagar las deudas. Entonces mi padre empezó a laburar. Y nosotros éramos chicos y laburábamos como los grandes, andábamos todos encarbonados y juntábamos más o menos, dos o  tres bolsas de carbón en un día. También vendíamos leche. Mi padre se iba a Pichi Traful, donde había un convenio con ese hotel y alquilábamos caballos. Hasta que pudimos volver acá y empezamos a trabajar con las vacas de vuelta. Hasta que en el año ´60 el años de la ceniza Terremoto y erupción del Puyehue), nos golpeó de vuelta porque se nos murieron un montón de vacas. Luego Parques no dejaba tener más que poquitas ovejas, poquitas vacas. Así que ahí se achicaron con todo el capital”…

 

Alfonso Lagos – colección Archivos del Sur

 Como puede precisarse en los relatos, la vida de los Lagos se desarrolla en torno al campo, la cría de vacas y ovejas sería su principal sustento, llegando a poseer una importante cantidad de ganado. Aun así, debieron enfrentar crisis que los dejaron al borde del vacío, desde crudos inviernos hasta la erupción de un volcán. Por estos motivos, cada uno de los hermanos narra las historias que recuerdan  de su actividad desarrollada como asalariado:

… “Le llevaba la hacienda a Coronel Pringles. Yo era uno de los hombres de confianza que mandaba en tren. Cuando había que llevar una tropa me buscaban a mí. Solíamos llevar 200 vacas u ovejas más o menos. A mí me pagaba todo la estancia. Cuando me casé ya abandoné todas esas cosas, no se ganaba nada”…

…”Trabajé mucho para la Provincia. Era capataz general de la Comisión de Fomento y fui encargado de la ambulancia por 18 años. Después vi que era mucho sacrificio y no había rendimiento económico y me fui”…

…“Empecé a trabajar a los 16 años. Venía a trabajar en la estancia todos los días y me pagaban un sueldo.  Venía de a pie a la cabaña y a la tarde volvía a mi casa”…

La historia familiar se entrecruza con el estancamiento económico de la región hacia el período ´55-´60. En este sentido, puede observarse que los cambios producidos por las diferentes políticas aplicadas por la DNP tienen su correlato en migraciones debidas, principalmente, a la imposibilidad de continuar con las actividades tradicionales. Los integrantes de las familias han intentado solventarse a través del ingreso al trabajo asalariado y, cuando éste ha mermado en la Villa, la búsqueda se ha realizado, y aún se realiza, en zonas aledañas de mayor dinámica económica.

…” En aquel tiempo se fue la juventud, los viejos se murieron y bueno, se va terminando la familia. Se fueron a La Angostura, Bariloche, San Martin de los Andes, se han repartido. Hubo una época de varios años que no había posibilidad de nada acá”…

…“ Mis dos hijos mayores trabajan. Mi hija es licenciada en Administración pero ella trabaja en Angostura, es tesorera. Y el mayor es constructor de obras, está haciendo cabañas. Así que ellos no pueden venir. Gracias a ellos me ayudan, porque mi sueldo es bastante bajo. Yo soy jubilado y vivo de la jubilación.”

 

Miguel Lagos en la lucha por el acceso al rio Minero cerrado con alambre por la Estancia La Primavera

 Algunos miembros familiares han encontrado como alternativa de vida el desarrollo de actividades turísticas, a partir de las oportunidades que en los últimos años han despertado en la zona y sus alrededores.

…“ Empecé a trabajar, metí bastante ovejas y vacas. Y en el ´84 me volteó de vuelta. Saqué 70 ovejas de la nieve y perdí 30. No sabía que hacer. Vieras ahí los animales amontonados, muertos. Y bueno, me puse a llorar y estuve varios días mal. Y le digo a mi mujer que tengo ganas de salir y ver a Parques a ver si puedo empezar a trabajar con turismo. Y mi mujer estaba viendo en el diario que Parques les estaba ofreciendo a los pobladores cambio de actividad, que trabajen con turismo. Me fui en seguida a Bariloche y empezamos…”

 

Don Lalo Lagos y familia en Rio Minero y su emprendimiento turístico

 Esta clase de infortunios, producto de fenómenos climáticos, sumado a la poca rentabilidad que a veces representa la actividad agropecuaria para los pobladores de la zona, ha producido que observen de manera positiva la incursión en la actividad turística como nueva forma de trabajo asalariado.

…“ Antes tenía ovejas. Tenía que vender la lana barata para poder comprar en la proveeduría y me traían la mercadería fiada. Y cuando yo entregaba la lana ya lo estaba debiendo y los vacunos también, porque no valían los animales. Y desde que empezamos a trabajar con turismo estamos bien, estamos contentos trabajando. Hay mucho turismo y nosotros queremos hacer solo cosas para atender al turismo. Yo sufrí mucho con las vacas, de andar enterrado en la nieve. Nos pasábamos de agua los ponchos, durmiendo mojados, sacando vacas y ovejas de la nieve. Mis hermanos se fueron porque acá sufrieron lo que yo sufrí…

Así es como hoy en día los Lagos del Minero se dedican a organizar cabalgatas y caminatas por el bosque, contribuyendo a que el público en general conozca las bellezas de los bosques andino patagónico aportando a la preservación de la Naturaleza. Así mismo se observa una visión más esperanzadora de lo que la explotación turística representa para el crecimiento económico de Villa Traful y sus alrededores.

 

Contacto:

Facebook Archivos del Sur

[email protected]

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter