TOMA DE TIERRAS

“De acá no nos movemos y por eso pedimos que el municipio entre, urbanice y entregue las tierras”

Javier Rodríguez, vecino que desde el inicio participa de la toma, habló de todo: cómo es el día a día, las 90 familias que viven y las 30 que esperan entrar. Fuerte crítica a Stefani y a Desarrollo Social y el pedido: “queremos pagar las tierras”.   
“De acá no nos movemos y por eso pedimos que el municipio entre, urbanice y entregue las tierras”
28/06/2021

“Acá la situación es complicada. Todos los días hay aprietes y amenazas de parte del sistema, de la policía, de todos lodos”, indicó Javier Rodríguez, uno de los integrantes de la toma de tierras del Instituto en una extensa entrevista realizada en FM Andina.

El Estado (en todas sus facetas) desatendió la situación y desde aquel primer momento cuando eran solo siete familias en carpas al costado de la Laguna Calafate, se llegó a la situación actual: cerca de 90 familias viviendo, y según indicó Rodríguez, “otras 30 familias que están queriendo entrar”.

“Es como que nos estamos acostumbrando a convivir con la violencia. Y ahora se sumó también el barrio Ciprés, el barrio La Villa. Alambraron unas tierras fiscales ahí atrás y siempre hay algún encontronazo. Levantarse a la mañana es ponerse los botines de fierro y no saber que va a pasar, no se vive tranquilo”, contó.

Con respecto a la relación que mantienen con el intendente Fabio Stefani, el vecino comentó: “a nosotros no nos atiende. Solo lo hizo la primera vez cuando éramos esas siete familias al costado de la laguna Calafate. Hasta el día de hoy no hemos tenido más contacto. Sí por los comunicados que sacan y que tornan malestar, molestia acá adentro y todo eso va sumando.

En números

La última vez que hicimos el conteo éramos 84 familias. Pero la semana pasada se sumaron más y seremos unas 90. Casas construidas son unas 45 y quedan 9 en construcción. Asimismo, indicó que son 161 los menores que viven en la toma y a los cuales, dijo, “se les están vulnerando los derechos”.

A ese panorama, se le suma la presión de unas 30 familias que quieren ingresar al predio.

En un pasaje de la entrevista, el vecino contó que tiempo atrás mantuvieron contactos con la oficina de Derechos Humanos de la provincia y pidieron que intervengan. “La chica que nos atendió, a quien le correspondía el área de la cordillera nos dijo: te voy a ser sincera. Nosotros lamentablemente a Villa la Angostura no podemos ir y no es porque yo no quiera. Lamentablemente ahora que se limpió el predio ( N. d R. cuando ingresaron el lugar era literalmente un basural) y se desmalezó el terreno, comenzaron a jugar los negocios inmobiliarios. Son tres inmobiliarias que están interesadas. La mujer nos dijo que nosotros marcamos 21 terrenos y cada uno vale 70 dólares, como barato. Calculá que por estar al lado de la planta, y cuesten 20 mil dólares ¿De cuánta plata estamos hablando? Esos empezaron a jugar, están pagando y le están pagando a mi jefe para que nosotros no entremos ahí a defender los derechos que corresponden”.

Respecto de la Secretaría de Desarrollo Social de la localidad, Rodríguez explicó : “la última vez que ingresó al predio fue el año pasado, cuando aún era una campe y había menos cantidad de familias y ninguna casa construida. Esa vez que vinieron no lo hicieron para dar soluciones. Ellos vinieron a ofrecer plata para que cada familia dejara el lugar, a sobornar, es la típica de cada político. Ofrecieron entre $30.000 y $50.000 pesos para que dejaran el predio. Algunos agarraron porque en ese momento éramos 30 familias y quedamos unas 15. A otros les ofrecieron trabajo por tres meses, ahora los echaron y están cayendo de nuevo al terreno”.

 En este punto, Rodríguez cuestionó además que el municipio utilice dinero del estado para pagar “sobornos”, tal como calificó las sumas de dinero que según dijo se ofrecieron. “Esa misma plata que nos ofrecieron a nosotros en plena pandemia, la podían haber utilizado para camas, camillas, equipamiento, pero no, la ofrecieron para sobornar familias. Esa fue la última vez que vimos a Desarrollo social”.

 Alternativas

 Una compleja situación que se plantea en el contexto actual, es cómo el estado puede convencer a una familia que construyó una vivienda en el predio tomado de que abandone el lugar teniendo en cuenta que cualquier propuesta de solución habitacional que proponga, se supone que demorará años en concretarse.

Cuando nosotros estábamos en la laguna, y fuimos a hablar con el intendente, nos dijo: denos tres meses que en ese tiempo nosotros le damos solución porque justamente ahora estamos hablando con un privado porque provincia nos habilitó una tierra …. Eso fue en agosto y no pasó nada. Después nos fuimos a Las Piedritas, de ahí a la Laguna. El  27 de octubre pasamos al predio del Instituto. Fue lo mismo, ahí vino Jaramillo, Javier de los Ríos con promesas y nos pidieron que entreguemos el predio y que nos iban a dar una solución, pero que no la podían dar de la noche a la mañana y que les diéramos seis meses para que nos consiguieran una solución. No solo para las 20 o 30 familias que éramos en ese momento, sino solución para 200 familias más. Nos dijeron que estaban hablando con un privado y que se yo. Pasaron 10 meses y nada. Es la misma promesa que les hicieron a los del macrolote 5 y 6. Vos calculá que hace 10 meses estamos con esas mentiras, nosotros no le creemos. De acá nosotros no nos movemos y por eso estamos pidiendo que el municipio entre, urbanice y que se lo entregue a familias que realmente lo necesitan (…)Estamos totalmente dispuestos a pagar la tierra así como se pagaron las casa de los macrolotes. No queremos la construcción ellos, sino que queremos hacerlas nosotros. Queremos que nos den las chequeras y pagarla porque no queremos que nos regalen nada”.

Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter