Como conviven los perros con la nieve

La Adiestradora Canina Adriana Martinelli explica los cuidados que hay que tener para que puedan disfrutarla . Su columna 11.45 por FM Andina.
Como conviven los perros con la nieve
22/07/2021

Para muchos de nuestros perros, éste ha sido su primer contacto con la nieve. A la mayoría de los perros les encanta la nieve, en especial a los más jóvenes. Descubrir como interactúan en este nuevo ambiente es muy divertido. Muchos entierran sus patas y atrapan la nieve que salta, otros intentan atrapar los copos que caen, a otros les gusta refregar todo el lomo en la nieve y muchos juegan a atrapar las bolas que sus dueños les tiran.

Es muy raro que a algún perro no le guste la nieve, aunque sea por un ratito, pero también hay excepciones.

La nevada cambia el ambiente conocido por los perros y cambia los olores que estaban acostumbrados a percibir. Esto es un nuevo estímulo para ellos.

No hay que confundir que les guste la nieve con que no sienten frío. Hay perros más preparados que otros para el frío, no podemos comparar a un Chihuahua o Boxer con un Samoyedo o Boyero, entre otros.

Estar todo el día en la nieve y dormir en ella, podría causar su muerte, y si duerme afuera con cierto reparo, su vejez será un tanto dolorosa. Recuerden que, en este clima, si los perros duermen adentro, tendrán una vejez más saludable.

Hasta aquí es todo muy lindo, pero hay algunos cuidados que debemos tener.

Los cambios bruscos de temperatura no son buenos para nadie. Si tu perro está durmiendo al lado del calefactor y sale a la nieve o al frío de invierno, podría enfermarse. Podes abrigarlo antes de salir o retirarlo del calefactor previamente.

Si tu perro tiene hocico despigmentado, normalmente rosado o con manchas, es importante que le pongas protector solar en el hocico. No es necesario para los hocicos negros, que suelen ser los más comunes.

Si vas a hacer travesías por la nieve con tu perro durante varias horas o incluso, varios días, debes ir revisando sus almohadillas. Sus almohadillas se agrietan o cortan y es muy doloroso. Podes proteger sus almohadillas con crema protectoras o parafina y al regresar, si están resecas podés poner una crema humectante, aloe vera o cremas como hipoglos o platsul.

Si tu perro anda suelto en lugares urbanizados con nieve, no lo dejes comer nieve de la calle. En muchos lugares se tira sal gruesa o anticongelante. Ambas le hacen mal, y el anticongelante suele ser mortal. Eso no ocurrirá en la montaña.

Disfrutar juntos de la nieve es una buena oportunidad para afianzar el vínculo y un hermoso momento para sacar muchas fotos.

 

Adriana Martinelli

Adiestradora Canina

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter