Así fue la charla abierta “los nuevos Lazos”

Se trata de la actividad que anualmente el grupo de psicólogos de la localidad nucleados en Aukin. Por la Psic. Violeta Paolini. Escucha su columna hoy a las 12:00 por FM Andina.
Así fue la charla abierta “los nuevos Lazos”
06/10/2021

Una vez más, con gran entusiasmo y deseos encarnados, renovamos los lazos el sábado  18 de septiembre en la Charla anual en la que participamos analistas, artistas, adolescentes, jóvenes, gente de la comunidad, donde se produjo una interesantísima conversación a partir de los trabajos presentados y por supuesto no faltó el arte con la música de la Orquesta, videos y muestra fotográfica del Consejo Adolescente, la alegría y las sorpresas.

Agradecemos la generosidad de Cecilia Gaviola por la obra de presentación.

La Charla fue declarara de Interés Municipal N°1802,  agradecemos también a la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad de villa la Angostura.

A los colegas de Aukin que participaron Ana della Paolera, Adriana Servidio, Mónica Squillacioti y los que colaboran año a año incansablemente: Francisco Gordillo y Pilar Iturri, con quienes compartimos lazos de un trabajo sostenido hace tantos años.

Luego de la presentación de Helga Rey, Responsable de Aukin, a quien agradezco mucho sus palabras, se realizó la Apertura  a mi cargo como Responsable de la actividad introduciendo el  tema   en relación a qué llamamos lazo social en Psicoanálisis. Tema ya publicado en  Diario Andino. (ver columna)

En estas circunstancias, aún a pesar de la imposibilidad de encuentros multitudinarios, hacemos lazos mediante los recursos con los que disponemos, con sujetos dispuestos a compartir sus respuestas singulares, quienes se las arreglan de la buena manera, tal como vamos a escuchar ahora.

                                                                   Gracias! Violeta Paolini

Luego pasamos a la Mesa de invitados:

En el trabajo del Consejo adolescente se da lugar a la palabra y al encuentro entre adolescentes y jóvenes acompañando como adultos, los lazos que se tejen entre ellos, permitiendo armar, habitar lugares, del arte a diversas propuestas. Posibilitando la responsabilidad subjetiva, de los adolescentes en la vida de una comunidad.

El primer trabajo fue transmitido por un adolescente, Bruno, un joven, Facundo y Leandro, representante adulto del Consejo Adolescente, quienes nos comentaron la experiencia. Leandro nos contó cómo surgió el Consejo, el modo de acompañar  a los jóvenes en la necesidad de expresarse y tomar posición en la sociedad angosturense. De esta forma, Facundo y Bruno con su frescura y simpleza nos cuentan cómo a partir de una muestra fotográfica realizada en el Museo Conrad Meir, por sus participantes apuntaron a llegar a las personas, más allá de las palabras,” para que les choque, les llegue”, que se pudieran ubicar en ciertas problemáticas actuales como la diversidad sexual, las etiquetas, las adicciones, el amor. Los adolescentes interactuaron con el público, a la vez que esa instalación les servía a ellos mismos para seguir preguntándose.

Bety nos cuenta que estando en un grupo de mujeres en el Merendero, se da lugar a un espacio de escucha que intuye necesario para ellas mismas. Así, de a poquito, sin saberlo, se inauguran los lazos que se entretejen al contar historias singulares, que las unen en una hermandad. Mujeres enlazadas solidarias, sororas. Habla de repeticiones, de dolores de los cuales sobrevivieron. Se acompañaron, ayudaron, desde las faltas de cada quien. Eso que también pasa entre mujeres. No todo fue enojo y rivalidad, aunque apareció, pero fue atravesado Hasta una muerte que nos conmovió a todos. “Reconocer juntos lo que nos hace mal”, no las deja solas. Lo femenino allí hace lazo. El estar juntas hace todo más fácil.

Bernabé nos habla del vínculo que crea la música al ser compartida con otros. También habla del espacio posibilitador desde la Orquesta escuela Municipal entre ellos, colegas, con niños y adolescentes, se da lugar a problemáticas, pero también a la alegría. Y resalta el afecto, lazo de amor en el arte, más valorado aún en Pandemia. También habla de individualidades, pero que sin embargo, no ha coartado el lazo con los otros.

Nos enseña: “la música es un momento de presencia, mientras se produce y es escuchada desaparece el tiempo, se expande y atraviesa el cuerpo del otro, la psiquis, las emociones, es una experiencia que sobrepasa”.

“Es en ese momento que no existe ni el pasado ni el futuro, sólo le presente, sucede algo muy especial con todos los integrantes, algo que es difícil expresar en palabras, algo que llega a lo más profundo del ser”. Revelación de que el arte alcanza a tocar el cuerpo que goza.

Como pudimos escuchar en los trabajos en cada espacio se las han ingeniado para inventar una manera de construír nuevos lazos.

Si la presencia del analista lo que en Psicoanálisis ubicamos como un enigma, las producciones de estos representantes  de la Comunidad, hacen pensar en cómo desde una contingencia, luego de un vacío en el saber, provocaron encarnadamente, en quienes aceptaron la oferta un saber hacer frente a lo que se presentaba como imposibilidad.

Esos lazos no hubieran sido posibles sin los deseos de cada uno de ustedes.

Luego se produjo una viva conversación con preguntas y comentarios de los  participantes, intercambiando ideas y experiencias, resaltando el afecto y los lazos amorosos.

Pasamos a disfrutar de unos videos respondiendo a cómo se las arregló cada uno en este tiempo y contamos con las voces de Catalina Harris, Rafael Gordillo, Juanse Campos y Cecilia López, culminando con la presentación nuevemente, tal como al comienzo de la bellísima música de la Orquesta Escuela Municipal.

Este año se trata de cómo construimos nuevos lazos en época de pausa presencial, una lógica diferente de estar juntos, tejiendo junto a otros vínculos de diferentes ámbitos, de necesidades de expresarse, a través del cuerpo, la música, la fotografía, la expresión corporal, el teatro, los grupos de whatsapp. Queda continuar haciendo eco de los encuentros enlazados, abrazados por el deseo. Y como dijeron en la conversación, la Charla nos toca el corazón, es refrescante para el alma, es decir, toca el cuerpo, algo traspasa las pantallas.

Como cada año, la excelencia de los trabajos, estuvo acompañada de la alegría con la que los interesantes aportes de cada uno de los participantes de la Charla  hizo posible que disfrutemos una vez más y renovemos los lazos analíticos con la Comunidad.

Muchas gracias y hasta la próxima!

                                    Comentarios: Violeta Paolini(Responsable), Adriana Servidio, Ana della Paolera, Monica Squillacioti, Pilar Iturri y Francisco Gordillo.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter