martes 28 de junio de 2022    | Lluvia moderada 3.9ºc | Villa la Angostura

¿Qué pedimos cuando exigimos justicia?

Gerardo Minnaard  reflexiona sobre los alcances de los reclamos sociales, los valores que se reclaman y los cambios que se avecinan.
09/12/2021
¿Qué pedimos cuando exigimos justicia?

En estos días, donde vemos manifestaciones de ciudadanos exigiendo justicia, me llevó a reflexionar sobre qué pedimos cuando exigimos justicia.

 ¿Qué es la justicia?

La  justicia es ética, equidad y honradez. Es la voluntad constante de dar a cada uno lo que es suyo. Es aquel sentimiento de rectitud que gobierna la conducta y hace acatar debidamente todos los derechos de los demás.

 Lo justo o injusto depende de los valores que rigen en la sociedad y de las creencias individuales de cada persona.

 Puede entenderse a la justicia como lo que debe hacerse de acuerdo a lo razonable, lo equitativo o lo indicado por el derecho vigente. De esta forma, cuando la gente “pide justicia” frente a un crimen, lo que hace es pedir al Estado que garantice que el crimen sea juzgado y castigado con la pena que se merece de acuerdo a la ley vigente. Ahora bien, el juicio y el castigo no pueden ser en cualquier tiempo. La justicia lerda no es justicia.

Cuando hablamos de delitos contra la vida, la propiedad, la libertad sexual etc. definir qué es lo justo para las víctimas no resulta tarea fácil.

Que valores rigen la sociedad actual, acaso la honestidad, la solidaridad, la empatía el respeto por la vida ajena, por la propiedad etc. O por el contrario como escuche alguna vez “al amigo todo, al enemigo ni justicia”.

Cuando el Estado “llega tarde”, abandona, divide, violenta, castiga.  Un Estado ausente es responsabilidad de los funcionarios, alguien no está haciendo lo que debe y cuando debe.   No alcanza con pedir disculpas.

 Alguna vez la justicia se hará responsable y hará responsable patrimonialmente a los funcionarios y gobernantes que por acción u omisión provocaron que hoy la gente esté en la calle exijiendo justicia.

¿Podremos cada uno de nosotros acordar con que valores queremos vivir?

 ¿Qué valores esperamos de los políticos que rigen los destinos de país, los funcionarios y empleados públicos?

 El cambio solo llegará cuando todos los miembros de la sociedad entendamos que el poder está en cada uno de nosotros, y que juntos podemos aspirar a una sociedad más justa y exigimos al unisonó “que se haga justicia”.

Cuando hablamos de la justicia, el referente inmediato es un valor moral y social, de interpretación cultural. Y cuando hablamos de paz nos referimos a los consensos de paz, conseguidos a partir de construcciones sociales logradas a partir de procesos históricos.

El hecho de generar una experiencia tan interesante y potente que modifique la estructura, con un nuevo reordenamiento de los roles, de las energías y de los actores en esas relaciones, es imprescindible.

Hace tiempo que la comunidad busca encaminarse hacia alternativas diferentes y empieza a ejecutarlas, a reflexionarlas.

Toma mucho tiempo, pero la comunidad se reflexiona y se mira a sí misma sobre otras posiciones, es más, las experiencias desarrolladas cuestionan la jerarquía, y le hace preguntas al sector ejecutivo, judicial  y legislativo sobre la forma en que se diseñan políticas de concertación y de construcción de colectivos en un país.

La ausencia de justicia se ha hecho evidente en los últimos tiempos y ha generado que los niveles de exigencias sea ahora y ya. La democracia digital avanza. El que no lo entienda o vea, que abra pasó y despeje el camino. Se siente, el cambio es inevitable.

Gerardo Minnaard  DNI 16586613

  

Te puede interesar
Últimas noticias