Un informe oficial confirmó que el agua de red de Las Piedritas no es potable

El documento elaborado por la Jefatura de la Zona Sanitaria IV fue presentado el pasado miercoles al Hospital y a Bromatología. Aún no se informó a la comunidad que tome recaudos.
Un informe oficial confirmó que el agua de red de Las Piedritas no es potable
15/01/2022

Un informe oficial elaborado por la jefatura de la Zona Sanitaria IV al que accedió Diarioandino, confirmó que el agua de red no es potable en el barrio Piedritas.

El documento firmado por Coordinador de Salud Ambiental, Veterinario Juan Fernández Canigia (MP 211) está fechado el pasado miércoles 12 de enero. No obstante y pese a que se remitió al Hospital local y al área de Bromatología municipal, desde ninguno de los dos sectores se informó a la comunidad, ni se instó a tomar medidas pertinentes.

Las muestras de agua evaluadas se tomaron el pasado lunes 10, además de en el barrio Piedritas, en Lomas de Correntoso, Bandurrias, Margaritas, Barrio Norte, Altos de Manzano, Puerto Manzano y Hospital

Particularmente en Piedritas, el análisis Bacteriológico  detectó un alto nivel de Coliformes totales. SI bien en el resto de las tomas fue de 1.1 /100 ml, en ese parte del ejido la muestra arrojó 2.6 / 100 mil.

Interpretación de resultado de análisis de aguas de consumo humano

Recuento de gérmenes totales (aerobios):

En este grupo se incluyen todas las bacterias, mohos y levaduras capaces de desarrollarse a 22⁰C.

Su recuento sirve para reflejar la calidad sanitaria del agua y las condiciones de manipulación, siendo indicador de contaminación, sin relacionarla con posibles patógenos. Sin embargo, no hay que olvidar que gérmenes que habitualmente no son patógenos si se encuentran en cantidades elevadas pueden dar lugar a enfermedad.

Su determinación proporciona gran información sobre la eficacia de los tratamientos de potabilidad.

Se admite la presencia de 100 unidades formadoras de colonias en 1 ml de muestra.

 

Coliformes Totales: 

Son microorganismos de la familia de las Enterobacterias. Comprenden distintos géneros como: Escherichia , Enterobacter, Citrobacter, Serratia, Klebsiella.

Son bacterias que viven en el tracto intestinal de animales de sangre caliente.

Su presencia en el agua indica contaminación microbiana reciente sin informar de su origen y una deficiente calidad del agua.

No son específicos de contaminación fecal, excepto el género Escherichia.

No se admite la presencia de ninguna unidad formadora de colonia en 100 ml de muestra.

 

Escherichia coli:

Es una bacteria de origen fecal que pertenece al grupo de las bacterias Coliformes.

Es un indicador específico de contaminación fecal en el agua, responsable de gastroenteritis. Su supervivencia en medios no entéricos es limitada, por lo que su presencia indica una contaminación reciente.

No se admite la presencia de ninguna unidad formadora de colonia en 100 ml de muestra.

 

Enterococos:

Son microorganismos Gram (+) que pertenecen al grupo D de Lancefield. Son indicadores de contaminación fecal ya que su hábitat es el intestino humano y animal. Son muy resistentes a las condiciones adversas (temperaturas muy altas o muy bajas, deshidratación, salinidad, luz solar etc.) por lo que su presencia, indica una contaminación no reciente.

Son útiles para determinar la eficacia de los sistemas de desinfección y limpieza. Su presencia puede ocasionar cuadros de gastroenteritis.

No se admite la presencia de ninguna unidad formadora de colonias en 100ml de muestra.

 

Clostridium perfringens:

Microorganismo presente en aguas y suelos contaminados pudiendo ser de origen fecal o no.

Se trata de una bacteria esporulada resistente a altas temperaturas, valores extremos de pH, falta de nutrientes y a la desinfección. Esto hace de Clostridium perfringens un importante indicador de contaminación de las aguas y un marcador muy útil para los gestores del agua sobre la presencia de otros patógenos resistentes a las condiciones ambientales, como los virus y los quistes de protozoos.

En aguas de consumo, su presencia es muy significativa y exige un tratamiento inmediato del agua. No se admite la presencia de ninguna unidad formadora de colonia en 100 ml de muestra.

pH:

Es una medida de la “tendencia” ácida o alcalina de la muestra. Está relacionado con la naturaleza de los terrenos atravesados. En general las aguas muy calcáreas tienen un pH elevado y las aguas procedentes de terrenos pobres en calizas o silíceas tienen un pH inferior a 7.

Los valores límites establecidos por la legislación se encuentran en el rango comprendido entre 6,5 y 9,5.

Turbidez: 

Es un indicador de calidad de las aguas. Es causada por la presencia de material en suspensión que puede proceder del agua de origen, como consecuencia de un filtrado inadecuado, o también puede deberse a la presencia de partículas de materia inorgánica en algunas aguas subterráneas.

 

El valor máximo permitido por la legislación para un agua de consumo de una red de abastecimiento es de 5 UNF en la red de distribución y de 1 UNF a la salida del depósito.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter