martes 31 de enero de 2023    | Cielo claro 24.4ºc | Villa la Angostura

Abogado que estafó a sus colegaes, intentó zafar ante un nuevo tribunal, pero le confirmaron la condena

21/12/2022
Abogado que estafó a sus colegaes, intentó zafar ante un nuevo tribunal, pero le confirmaron la condena

En junio pasado, un abogado acusado por una defraudación de 79 mil dólares dos colegas al quedarse con dinero de un trabajo conjunto, fue condenado a una pena de un año de prisión  de cumplimiento condicional e inhabilitación para ejercer su profesión.

En esa ocasión, Alejo Fabián Sosa fue declarado responsable penal del delito de defraudación por retención indebida.

Recientemente, el condenado intentó defenderse y dar vuelta su situación ante un Tribunal de Impugnación, pero no lo logró y le confirmaron la pena.

Durante la audiencia de determinación, el fiscal del caso Adrián de Lillo había solicitado una pena de 2 años de cumplimiento en suspenso e inhabilitación de la matricula por el plazo de un año.

El abogado querellante, quien intervino en representación de la víctima, adhirió al pedido de la fiscalía.

El tribunal unipersonal resolvió condenar al acusado a 1 año de  prisión de cumplimiento condicional y la inhabilitación de su profesión por el mismo plazo: “son penas justas y proporcionales al hecho cometido”, indicó.

Recientemente, el abogado y su defensor, presentaron la sentencia ante un Tribunal de Impugnación para ser revisada, aunque una vez más, tampoco consiguieron invertir la decisión del Justicia.

Durante la audiencia ante el nuevo tribunal, el fiscal jefe Fernando Fuentes sostuvo que, respecto de la pena, la defensa no expuso agravios por escrito por lo que corresponde se la desestime. Y puntualizó que “el impugnante no fundó las supuestas 'afirmaciones dogmáticas' que provocan la arbitrariedad de la sentencia, limitándose a fundar el agravio relativo a la calificación jurídica”.

Asimismo, remarcó que “conforme al acuerdo de honorarios, Sosa recibió la suma de dinero en nombre de sus colegas. El acuerdo existía, fue reconocido por el imputado”. Y añadió que “la demanda civil no tiene incidencia en la acción penal” y que “la sentencia está debidamente fundada”, por lo que solicitó que fuera confirmada en todos sus términos. El abogado querellante, adhirió al planteo.

Luego de discutir los pedidos de las partes, el tribunal planteó que “corresponde confirmar las sentencias de responsabilidad y pena, en tanto exhiben un razonamiento integrado, en el cual se conectan los hechos y las pruebas aportadas para llegar al derecho aplicable. No se constató una fractura en el razonamiento lógico derivando en conclusiones contradictorias o inconciliables con las circunstancias objetivas de la causa. En este sentido, los agravios aparecen como una opinión discrepante sobre el encuadre jurídico de los hechos que de ningún modo fulmina la coherencia de la motivación en la que se sostuvo el fallo”.

Con este argumento, entre otros, la impugnación fue rechazada y se confirmó la sentencia impuesta al abogado.

 

El caso

De acuerdo a la acusación que hizo De Lillo, el abogado matriculado en la zona cordillerana, defraudó a otra abogada y un abogado por un monto de 79.992 dólares. Esto ocurrió durante el mes de julio de 2006. El acusado junto a otra abogada y otro abogado, suscribieron un acuerdo de honorarios para trabajar en conjunto un caso. Este caso ocurrió en junio de 2005 en la ciudad de Villa La Angostura, y una persona falleció. Entre los tres, asesoraron a la mujer de la víctima que se constituyó como querellante.

Los dos abogados y la abogada acordaron que, si bien los honorarios serían regulados a favor del profesional que resultó imputado por ser de la ciudad, la totalidad de los mismos serían distribuidos en partes iguales entre ellos.

El acusado, entre el 10 y 15 de diciembre de 2018, en la ciudad de San Martín de los Andes, cobró el importe total de 120 mil dólares y retuvo indebidamente la parte correspondiente a sus colegas, a quienes en conjunto les correspondían dos tercios de lo cobrado.

Esto ocurrió “pese a haber sido intimado expresamente a la entrega de dicho monto mediante carta documento de Octubre de 2019”, planteó el representante del Ministerio Público Fiscal.

Te puede interesar
Últimas noticias