sábado 15 de junio de 2024    | Nubes 2.9ºc | Villa la Angostura

Guillermo Galetti: el docente de Educación Física que transforma chatarra obras de arte que se viralizan por la web

El “Ladrón de Chatarra” dialogó con DiarioAndino y contó cómo es el proceso creativo, la ejecución y la búsqueda de sentido". Por Catalina Nardi
13/05/2023
Guillermo Galetti: el docente de Educación Física que transforma chatarra obras de arte que se viralizan por la web

 Guillermo Galetti, también conocido como “Ladrón de Chatarra”, es docente de educación física y herrero de oficio.  Utiliza su creatividad e ingenio para combinar ambas profesiones y así crear sus caricaturas biomecánicas a partir de material reciclado. Sus piezas se caracterizan por  imitar de manera idéntica secuencias de movimientos de diversas prácticas deportivas.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Guillermo Galetti (@ladrondechatarra)

 

Él divide sus obras en tres categorías: las de tipo biomecánico o científico, donde destaca el modelo de un lanzador de disco “es uno de los primeros, es un pequeño modelito de unos 22cm donde se puede observar muy bien toda la disociación segmentaria en el sistema de rotación que  necesitas para la secuencia de lanzamiento de disco”. Por otro lado, las obras de carácter artístico o fantástico,  que  más le gustan son el Unicornio y Guerrero que consiste en un  jinete montando un unicornio con su capa roja y la obra  El "perro" Diógenes que, en un solo movimiento la cara de un hombre se trasforma en la de un perro.

Finalmente distingue las obras que pueden llegar a tener algún tipo de reflexión detrás, e “incluso son polémicas, algunas hasta han llegado a los medios de comunicación”. Resalta piezas como Remando en Dulce de Leche o En busca del churrasco perdido /"pala en polenta”.

Respecto al proceso de creación de sus obras lo divide en dos fases o momentos, “una cosa es la ejecución, en el taller cuando ya empezás a transformar el material y buscás la obra en sí, ese sería el momento práctico. Pero a veces lo que puede llevar muchísimo tiempo son los ensayos, los dibujos, pensar los mecanismos, pensar la obra, encontrarle el sentido…  que te convenza eso que estas buscando. Ese proceso a veces es más largo, aunque que parezca mentira, que el hecho de la construcción en sí”.

 

 Galetti reconoce que la creación de estas piezas  no es más que una extensión de los juegos de su infancia, “cuando aún el entretenimiento debía ser improvisado, espontaneo y vivido a través de la corporeidad. Tuve la suerte de poder  crear sin condicionamientos y sin prejuicios… recuerdo algunos de los primeros juegos que armé como el arco y flecha, barriletes, trompos y muñecos.” Y admite que mucho de ese pasado lo trasladó a la Villa, “incluso me acompañan aún herramientas, ideas pendientes e incluso pequeñas heridas”

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Guillermo Galetti (@ladrondechatarra)

Hoy en día su espacio de creación está  ubicado en el Barrio Peumayén  y, según él, “es relativamente caótico pero las cosas están cada una en su lugar o mejor aún, todo el tiempo en todas partes. Y para quienes sugieren que soy un acumulador aclaro: no colecciono cosas, ¡las transformo!”

Respecto a la fusión de la pedagogía y la destreza física en la creación de sus caricaturas biomecánicas, Galetti afirma que le surgió esa necesidad hace cuatro años, cuando “me vi obligado  a utilizar herramientas informáticas que caprichosamente debían ser el eje transversal de los procesos de enseñanza  de los cuales yo era responsable. Noté que muchas de las maneras en las que se presentaba el conocimiento eran incompletas, me responsabilizo totalmente de  esta observación y la sigo sosteniendo.  Hoy soy un defensor del pensamiento concreto y de las experiencias prácticas para la apropiación del conocimiento.”

A su vez  define a sus obras como “una forma de  reproducir e interpretar de manera sencilla secuencias de movimientos generales y específicos de algunas disciplinas deportivas. Lo incompleto y lo minimalista, al contrario de lo que muchos creen, son herramientas muy potentes para la apropiación del conocimiento porque nos obliga a pensar en las piezas faltantes, en los detalles y simultáneamente son reveladoras de lo esencial.”

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Guillermo Galetti (@ladrondechatarra)

En 2020 se animó a las redes sociales, admite que hasta ese momento tenía un celular sin WhatsApp, pero gracia a su Esposa, Majo, empezó a compartir sus creaciones en Instagram y más tarde en TikTok. “El primer modelo visible por estos canales fue un modelo de arranque olímpico o snatch.  En 48 horas había sido compartido cientos de veces y era objeto de debate en sitios especializados de Crossfit, Fitness, halterofilia y más. Fue así, que dándole un poquito de vida a un mal logrado pinocho de hierro que había  soldado a los apurones,  nació un respetable modelo biomecánico nunca antes desarrollado” y agregó: “Se me ocurrió entonces improvisar una marioneta, siempre metalera,  que realizaba un envión olímpico, o clean and jerk, pilotada en tiempo real por mí, esa fue la primera vez que mi trabajo dio la vuelta al mundo.”

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Guillermo Galetti (@ladrondechatarra)

Actualmente tiene 172 Mil seguidores en Instagram y  351.2 Mil en TikTok, sus trabajos han recorrido el mundo a través de las redes sociales y han tenido apariciones en medios como  la TV Pública, Télam y La Nación. Incluso, varios  de sus trabajos fueron compartidos por el crítico de arte estadounidense Jerry Saltz. Por su parte, Galetti sostiene que volverse viral es algo positivo dependiendo del material difundido, su fin, su utilización y sus objetivos. “En mi caso me llevó a conocer mucha gente y también meterme en algunos líos pintorescos. Una cosa es segura, la forma en que se comparte tu material habla mucho de la gente.” 

Siguiendo en esta línea Galetti expuso en sus redes  cómo el canal de noticias A24 utilizó un video de su autoría,  donde se puede ver la obra Remando en Dulce de Leche, sin su permiso. “Tomaron mi video sin investigación previa, lo que pondría en duda la calidad noticiosa que exponen, y alteraron el video según los intereses de ese medio”, ya que el video aparece editado con la cara del presidente. Y agregó “si bien se puede leer mi marca de agua lo que me entristece es que trascienda lo banal, cuando hay mejores y más elaborados trabajos de mi creación.”

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Guillermo Galetti (@ladrondechatarra)

Por otro lado, sostiene que la percepción que uno puede tener de las piezas de arte virales en las redes “depende de la mirada que tenga cada uno, podemos interpretar el arte a fría conveniencia con la superficialidad de un autotune o dejar que nos erice la piel. Son opciones… En lo personal creo que el arte tiene el deber de ser crítica,  tiene que hacernos dudar. Pasar  de aparentar inutilidad para luego salvarnos la vida.”

Finalmente, asegura que no tiene planes a futuro para el Ladrón de Chatarra, “cuando planifico tomo muy pocas variables absolutas y lo hago a corto plazo. Estoy convencido que la única forma de dar el “volantazo” a tiempo es contemplar el proceso de manera paralela a las decisiones, es como si estuviese  yendo  en picada con la bicicleta, suelto el manubrio y juego a adivinar cómo , en qué estado y hasta donde voy a rodar… esa es mi planificación a largo plazo, ¡me gusta más!”

Para conocer todos los trabajos de Galetti:

https://www.instagram.com/ladrondechatarra/

 

Te puede interesar
Últimas noticias