domingo 14 de julio de 2024    | Nubes dispersas 9.5ºc | Villa la Angostura

“La responsabilidad subjetiva no es el yo”, por Violeta Paolini

11/06/2024
“La responsabilidad subjetiva no es el yo”, por Violeta Paolini

La Psicóloga explica los riesgos de “la felicidad argumentada en un supuesto control de uno mismo”. Su columna a las 11.45 por FM Andina.

En momentos donde los sujetos se encuentran susceptibles, ansiosos, angustiados, solos, aparecen una serie de ofertas que inflan el narcicismo y reenvían al individualismo más estructural, desfavoreciendo la responsabilidad y rompiendo el lazo social.

No deja de sorprender la cantidad de promesas hacia la felicidad argumentadas en un supuesto control de uno mismo, como si en la vida las cosas que suceden, ya sea en la propia o con otras personas no afectaran.

La apuesta a vínculos, que luego decepcionan, genera a veces tal sufrimiento, que resulta intolerable para algunos, lo cual hace que en tales casos prefieran el aislamiento, o la famosa cancelación, como si se pudieran borrar las emociones.

Es preocupante cuando los analizantes, traen en sus relatos cuestiones superyoicas, en el sentido en que se escucha que son aconsejados con sugerencias tales como: pensá en vos, nutrite de lo que te haga bien, y demás mandatos imposibles de satisfacer, centrando el bienestar en el individuo.

Por supuesto que nosotros, en psicoanálisis ponemos el acento en la posición subjetiva y la responsabilidad de cada posición, pero eso no es sin situar la importancia de la afectación y las relaciones que se establecen.

Si la gente que no está en análisis se siente luego culpable de no poder cumplir con tales cuestiones de la época, creyendo que tiene que centrarse más en el yo, será enviado al más cruel de los egoísmos.

Suele confundirse y es fundamental que quienes trabajamos en la clínica podamos situar estas diferencias para orientar a los pacientes en su trabajo analítico.

No está de más recordar que el ser humano no tiende hacia la vida, y que se trata de mecanismos inconscientes, por lo tanto, lejos estamos de educar la pulsión, de controlar emociones o de exigirse estar siempre bien.

Alojar el padecimiento subjetivo, darle lugar a la palabra y sentimientos de los analizantes, orientados por el deseo del analista nos llevará a ubicar y atravesar los avatares a lo largo de una cura.

Es mediante los tropiezos, que podemos mejorar en tal caso, la manera en que nos sentimos con nosotros mismos y con los otros.

Los esperamos para conversar en la radio, gracias por sus mensajes.

Violeta Paolini, Psicoanalista Miembro de la EOL y AMP

 

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias