Jimena Barón pidió "asistencia psicológica y psiquiátrica"

Lo aseguró la productora de la cantante en un comunicado. La verdadera causa de la cancelación de sus shows.
Jimena Barón pidió
09/02/2020

La polémica suscitada por la promoción de su nuevo tema con afiches que simulaban aquellos que se utilizan para ofrecer servicios sexuales de mujeres en las calles porteñas habría sido uno de los factores que golpearon la salud "emocional" de Jimena Barón y que motivó la cancelación de su show en la Fiesta de la Manzana y la Fiesta de los Jardines.

Es que la particular campaña publicitaria le hizo ganar el repudio de seguidores y colegas en las redes sociales y una denuncia de la Asociación de Víctima de Violación. 

Su productora, Atelofia Producciones, informó en un comunicado que "lamentablemente Jimena no se siente emocionalmente en condiciones de realizar los shows. Pidió asistencia psicológica y psiquiátrica. Luego de la evaluación profesional le fue contraindicado realizar los próximos espectáculos”.


 
“Se le indica reposo, medicación sedativa y acompañamiento de sus seres queridos en su casa. También se le recomendó aislamiento de los medios y las redes sociales hasta tanto recupere su fortaleza. A Jimena le resultó imposible procesar emocionalmente el grado de violencia que recibió a través de algunas expresiones que se hicieron en las redes sociales y algunos medios de comunicación”, agrega. 

“Consideramos que se atravesó un límite que debió ser inquebrantable. El hostigamiento, la violencia y las amenazas que involucran a Jimena y a su familia generan un amedrentamiento extorsivo y aterrador”, concluye el comunicado.
 
A raíz de todo lo que se generó por la promoción de su nuevo tema "Puta",  la artista decidió borrar de su cuenta de Instagram el posteo en el que se la veía con los panfletos y  dio de baja la foto que compartió junto a Georgina Orellano, secretaria general de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR), el sindicato de las trabajadoras sexuales, algo por lo que también fue duramente cuestionada, informó el portal Infobae.

La artista también eliminó de su cuenta en Instagram el descargo que había publicado ni bien estalló el escándalo. “Me hago absoluto cargo sin dejar lugar a la casualidad de la campaña de promoción que decidimos hacer. Quisimos ver a dónde iba la cabeza de la gente viendo simplemente un póster con una imagen mía sexy, un pancho y un número de teléfono... Por supuesto sabíamos que generaría confusión y era la idea...”, rezaba parte del escrito. Y continuaba: “Mi necesidad y deber de pedir sinceras disculpas si el método con el que intentamos hacerlos replantearse cosas y debatir hirió algún tipo de susceptibilidad y llevó a pensar que estaríamos a favor de algo tan espantoso e inhumano como la trata de personas. No puedo creer que exista gente que crea que un equipo de más de 50 personas estaría a favor de fomentar una bestialidad así”.

En diálogo con Teleshow, María Elene Luezzi, la titular de AVIVI, dijo al respecto: “Cada uno es dueño de hacer lo que quiere con su cuerpo, pero que una figura pública promocione así no está bueno porque incentivamos a los degenerados a que sigan secuestrando y tomando a las mujeres, diciendo ‘si les gusta’. ¿Cuál es el mensaje? ‘Pongo mi cuerpo, tenés mi teléfono, hacé lo que quieras’. Con esto se ponen al día los proxenetas que van a buscar a una nena de once años. Es a nivel nacional, hay mujeres que desaparecen de un día para el otro y se las traga la tierra, las comercializan, cuando no sirven más las descartan”.

Fuente: Infobae.com/DiarioAndino

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter