FENÓMENO

Aseguran que los recientes casos de hantavirus no se relacionan con la floración de la caña

Se conformó una Mesa integrada por Parques, el COE de Villa La Angostura, Ministerio de Salud de Neuquén y Río Negro.El fenómeno de la floración masiva de la caña colihue producirá un incremento sustancial de roedores el año que viene.
Aseguran que los recientes casos de hantavirus no se relacionan con la floración de la caña
22/12/2018
L

a floración masiva de la caña colihue (Chusquea culeou) es parte de un ciclo natural del bosque andinopatagónico que ocurre cada 60-80 años. Recientemente se ha constatado la existencia de un evento de este tipo en el suroeste de la provincia de Neuquén (noroeste del Parque Nacional Nahuel Huapi).

A fin de definir las estrategias de acción para abordar los alcances de este evento, el día 21/12/2018 se conformó la “Mesa Interinstitucional e Interjurisdiccional de Trabajo por la Floración Masiva de la Caña Colihue 2018 - 2019” compuesta por: Administración de Parques Nacionales, Dirección General de Aduanas – Administración Federal de Ingresos Públicos, Ministerio de Salud de la Provincia de Río Negro, Subsecretaría de Salud de la Provincia de Neuquén, Centro de Ecología Aplicada de Neuquén, Municipalidad de Villa La Angostura e integrantes del Comité de Operaciones de Emergencia Municipal.

Se cuenta con la experiencia de haber trabajado de manera interdisciplinaria, en eventos similares en la región. En este sentido, la Mesa será quien comunique la información oficial, oportunamente.

"Es importante aclarar que los recientes casos de Hantavirus, de público conocimiento,no se vinculan a este fenómeno de floración masiva. Esta enfermedad, transmitida por algunos roedores silvestres, es propia de la región, por lo que siempre deben implementarse las medidas de prevención adecuadas", sostuvo la Mesa en un comunicado.

 

Sobre el fenómeno

La caña colihue (Chusquea culeou) pertenece al grupo botánico de los bambúes. Se distribuye a lo largo de la cordillera de los Andes, desde el norte de Neuquén hasta el sur del Chubut y crece en las zonas húmedas del bosque andinopatagónico, siendo el principal componente del sotobosque.

Como la mayoría de los bambúes o cañas, se reproduce normalmente a través de la división de tallos subterráneos (reproducción asexual). También puede producir flores y semillas (reproducción sexual), lo cual ocurre una vez en la vida y luego la planta muere. Las flores conforman espigas y sus frutos son granos similares a los del trigo. Estos dan origen a una nueva generación.

Todos los años, florecen algunos ejemplares aislados. Sin embargo, cada varias décadas (60-80 años) se presentan eventos de floración masiva, muy notables dado que ocurren a escala regional. Son oportunidades de renovación para las poblaciones de esta especie, en particular, y para el bosque, en general.

Estos eventos generan una excepcional cantidad de semillas que se convierte en una fuente de alimento importante para especies de animales granívoros u omnívoros (como ciertas aves y roedores) la cual está disponible por un período relativamente breve. Las poblaciones de algunos roedores granívoros pueden responder a esta gran oferta de alimento, incrementando sus poblaciones a lo largo de este tiempo.

En este momento, diciembre de 2018, el evento de floración masiva registrado en el noroeste del PNNH se encuentra en su etapa inicial. Las plantas se encuentran en flor y muchas han comenzado a secarse. Se espera que las semillas maduren hacia final del verano y principios del otoño, si bien esto podría variar debido a factores climáticos, entre otros. Se continuará con el seguimiento para poder predecir con mayor exactitud la temporalidad de este fenómeno, información que será comunicada oportunamente.

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesa
    100%
    9 votos
  • Me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
  • Me enoja
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter