Como en casa: mil hojas de calabaza

La cocinera Karina Belsky nos trae esta receta a base de calabaza, ideal para la primavera. También, la interesante historia de esta noble verdura.
Como en casa: mil hojas de calabaza
27/09/2013
L
a calabaza contiene un alto valor nutricional brindando múltiples beneficios para la salud, su uso es variado ya que con él también se elaboran “mates”, artesanías desde las más simples hasta objetos con platería y otros metales.

La calabaza es rica en antioxidantes y betacaroteno, una vitamina que puede ser convertida por el organismo en vitamina A .Esta ayuda al cuerpo en su proceso de regeneración, lo que frena el proceso de envejecimiento.

La pulpa de la calabaza contiene vitaminas, sobre todo pro-vitamina A, vitaminas E y C, sales y minerales, hidratos de carbono y prótidos. Las semillas contienen aceite, resinas y enzimas con propiedades antihelmíntico, ayudan a la eliminación de parásitos intestinales, la limpieza de los vasos sanguíneos, ajustando el nivel de colesterol y estimulando la actividad renal.

La calabaza nos permite utilizar su pulpa, semillas y sus flores que son comestibles, pero no podemos dejar de lado que también es utilizado como “ mate ” su calabacín.

Los guaraníes llaman Caaigúa a la calabaza o recipiente que se usa para tomar mate, los quechuas la llamaban “mati”, palabra que los españoles adoptan para llamar tanto al recipiente como a la infusión que se prepara con yerba. Según J J Paliiere (1823-1887) la palabra mate les pudo resultar más fácil de pronunciar y por ese motivo se adaptó masivamente.

El primer mate que se usó fue el fruto de una planta trepadora, la Lagenaria vulgaris que pertenece a la familia de calabazas autóctonas de la zona yerbatera. Los guaraníes también las usaban para hacer botellas, almacenar granos y como baldes para lavar ropa. Para hacer un mate, su fruto, llamado calabaza, es cortado cuando está seco a la altura del estrangulamiento y es ahuecado. Luego, la calabaza debe ser “curada” que es el acondicionamiento para evitar la formación de mohos y malos olores.

Ya sea para decoración, recipientes, o para cocinar las calabaza es un noble producto para tener en cuenta.

Utilización de las semillas:  retirarlas de la calabaza, lavarlas y colocarlas en una asadera al horno suave hasta secar, dejar enfriar y guardar en frascos de vidrio. Consumirlas como otras semillas.

 

Mil hojas de calabaza caprese

Lavar, sacar las cáscara de la calabaza y cortar láminas bien fintas en una asadera. Colocar intercaladas una capa de calabaza, una de tomate fresco, queso mozzarella y albahaca. Así repetir intercalado siempre con una de calabaza. Llevar al horno hasta cocinar y dorar en horno suave.

Optativo: agregarle fetas de lomito ahumado, jamón cocido, pechuga de pollo cocida y picada, crema de leche o salsa blanca para gratinar.

  

Karina Belsky cocinera

Tel- (0294) -15 479 80 64 [email protected]
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter