lunes 27 de mayo de 2024    | Nubes 2.8ºc | Villa la Angostura

Una multitud marchó en defensa de las Universidades Públicas y repudió los recortes presupuestarios a la educación

24/04/2024
Una multitud marchó en defensa de las Universidades Públicas y repudió los recortes presupuestarios a la educación

Superando todas las expectativas previas, una multitud se dio cita hoy en la Plaza San Martín primero, y luego sobre la Avenida Arrayanes para manifestarse en contra del ajuste que aplica el gobierno nacional a las Universidades Públicas.

 

Una vez finalizada la marcha, la columna realizó una ronda en la intersección de la Arrayanes y 7 Lagos y representantes del ISFD N° 15, leyeron a viva voz el siguiente comunicado.

El comunicado

 “Hay muchas formas de matar a una persona. Apuñalarla con una daga, quitarle el pan, no tratar su enfermedad, condenarlo a la miseria, hacerlo trabajar hasta desfallecer, impulsarlo al suicidio, enviarlo a una guerra, etc. Sólo lo primero está prohibido en nuestro estado”

Bertolt Brecht.

Esta cita de Brecht, escrita sobre el final de su vida a mediados del siglo XX (1956), parece estar describiendo hoy a nuestro país, Argentina de 2024. Un país donde se desfinancia a jubilados y jubiladas, dejándolos en la pobreza; un país donde se cortan los suministros de medicamentos, para aquellos y aquellas personas que padecen enfermedades crónicas y, sobre todo, enfermedades terminales, condenándolos así a una muerte cruel, bajo el lema: “¡No hay plata!”; una Argentina que participa de guerras que no son nuestras, como la guerra de Ucrania o la de Israel, por problemas territoriales que no son nuestros y que al mismo tiempo, entrega nuestros recursos naturales a multinacionales y además, se gastan más de 600 millones de dólares en material bélico vetusto, que ni siquiera Israel o Ucrania quisieron por ser armamentos obsoletos; entonces, cabe preguntarnos: ¿por qué “hay plata” para entrar en una carrera armamentística ajena, pero no para alimentar, curar o educar a nuestro pueblo?

Bajo el mismo slogan de “¡No hay plata!”, se desfinancia la CULTURA, la CIENCIA y la EDUCACIÓN, mientras los poderes Ejecutivo y Legislativo, DECRETAN aumentar sus salarios, percibiendo al mes varios millones

Instituto Superior de Formación Docente N°15

“Educadoras Patagónicas”

Provincia del Neuquén

Consejo Provincial de Educación

de pesos, que por otro lado ningún trabajador cobra…pero, “¡NO HAY PLATA!”

Este desfinanciamiento de la cultura, de la ciencia y de la educación no es un detalle menor, como ninguno de los antes mencionados, porque desfinanciar estos espacios de conocimiento y saberes, es abandonar toda idea de IDENTIDAD PROPIA y posibilidad de FUTURO. Debemos tener claro que los pueblos sin CULTURA, sin CIENCIA y sin EDUCACIÓN libre, gratuita y de calidad, están condenados a no tener un futuro posible. La EDUCACIÓN es una herramienta clave para la movilidad social ascendente y para la emancipación de los pueblos, porque permite que la sociedad sea cada vez más justa y equitativa. No es casual que este gobierno pretenda desfinanciarla, mostrando así uno de sus objetivos más claros: empobrecernos, quitándonos la posibilidad de generar pensamiento crítico y que así, seamos fácilmente manipulables, vedándonos la capacidad de cuestionar sus decisiones y de esta manera, seguir favoreciendo a los más poderosos. En esta misma línea, la acusación de adoctrinamiento que enarbola la derecha, respecto a la educación pública y gratuita, no es más que la subestimación de quienes se forman en estas aulas, porque en ellas prima el debate de ideas, los criterios de verdad basados en evidencias y la argumentación a través de la pluralidad de voces. Evidentemente, estos preceptos no están en consonancia con el individualismo y el oscurantismo que se promueve desde la ideología del actual gobierno.

Hoy nos encontramos aquí, en esta Marcha Federal por la Educación Pública, luchando contra el desfinanciamiento de la universidad pública.

Instituto Superior de Formación Docente N°15

“Educadoras Patagónicas”

Provincia del Neuquén

Consejo Provincial de Educación

¿Por qué hablamos de desfinanciamiento? Este año 2024, el gobierno nacional resolvió repetir el presupuesto del año pasado. Pero la clave de esa decisión fue, que esos fondos no serían actualizados por inflación, la

que sumó 211,4% en 2023. Esto implica entonces, que el presupuesto asignado es de apenas un 28% de lo que las universidades deberían recibir en todo el año 2024.

Algún desprevenido dirá: “pero el gobierno ofreció aumentos en los últimos días y las autoridades no los aceptaron”. Esto se trata, ni más ni menos, que de una noticia falsa más del gobierno. Ese aumento anunciado impacta apenas sobre el 7% del gasto total universitario. Por eso, si antes del anuncio el presupuesto universitario de este año equivalía al 28% del que existió en 2023, después, ese porcentaje subió al 30%, es decir sólo un 2% real, lo que claramente sigue siendo sumamente insuficiente.

Además de la mentira con el aumento del presupuesto, el gobierno tiene otra muletilla: la auditoría. Con esa justificación, detuvo la entrega de alimentos a los comedores populares, el pago de beneficios sociales a población vulnerable y la entrega de medicamentos a paciente oncológicos, entre otras barbaridades. Ahora, pretende que la reducción del presupuesto universitario se explique por una auditoría, desconociendo que las universidades son de las instituciones más auditadas, particularmente a través de dos organismos: la Sindicatura General de la Nación y la Auditoría General de la Nación.

Como ustedes saben, la estructura del Sistema Educativo Nacional comprende cuatro niveles: la Educación Inicial, la Educación Primaria, la Educación Secundaria y la Educación Superior. Dentro de ésta última

Instituto Superior de Formación Docente N°15

“Educadoras Patagónicas”

Provincia del Neuquén

Consejo Provincial de Educación

están comprendidas las Universidades e Institutos Universitarios y los Institutos de Educación Superior. En nuestro caso, el ISFD 15 es un Instituto de Educación Superior de jurisdicción provincial, lo que implica que nuestro presupuesto es garantizado por la provincia del Neuquén. No obstante esto, nos preocupa notablemente el presente avasallamiento sobre el presupuesto universitario y nos solidarizamos, fraternalmente, con las y los trabajadores y con las y los estudiantes, que desarrollan sus trabajos y estudios en dichas instituciones. Cabe recordar también que los ISFD, hemos sido blanco de acusaciones por parte del presidente de la nación, Javier Milei, cuando en la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso refirió que: "En los profesorados e institutos de formación docente proliferan currículas educativas de izquierda, abiertamente anticapitalistas y antiliberales, en un país en el cual lo que se necesita es más capitalismo y más libertad". Tal pronunciamiento debe ponernos en alerta. En los institutos de formación docente lo que se hace, desde el pensamiento crítico, es confrontar ideas, comparar y polemizar las distintas corrientes del pensamiento, porque trabajamos en un ámbito de libertad y la ejercemos diariamente. En el discurso presidencial se presenta una visión unívoca, donde prima el pensamiento único y que no admite otras formas de pensar, precisamente eso resulta peligroso, porque evidentemente es adoctrinamiento.

Porque creemos que nadie se salva solo, porque creemos que un futuro más solidario y menos individualista es, no sólo posible, sino necesario para construir una sociedad más justa y equitativa, donde todos tengamos derecho a estudiar en las Escuelas, Universidades y los Institutos Superiores de Formación Docente, donde se abren infinitas oportunidades para todos y todas. Creemos que la salud, la cultura, la

Instituto Superior de Formación Docente N°15

“Educadoras Patagónicas”

Provincia del Neuquén

Consejo Provincial de Educación

ciencia y la educación pública se militan colectivamente... La salud se milita en las guardias de los hospitales, la cultura en los escenarios, centros culturales, museos, atelieres o teatros, la ciencia se milita en los laboratorios y la educación pública en las aulas; y si estos espacios no son suficientes para militar en contra del “¡No hay plata!”, que las calles nos encuentren unidxs y organizadxs colectivamente, porque creemos que ¡un mundo mejor es posible!

Te puede interesar
Últimas noticias