"La farsa del Canje de Tierras" (Parte II)

Bajo este título, publiqué hace un año y medio - el día en que el Concejo Deliberante aprobó finalmente el Convenio del Canje de Tierras- una nota de opinión donde señalaba las irregularidades y las dudas del proyecto que impulsaba el oficialismo. Hoy, la búsqueda de tierras fuera del canje  para ubicar beneficiarios es la evidencia cabal del mal negocio que llevó a cabo el Ejecutivo Municipal.  Por Mariana M. Fernández.
15/06/2015
F

 oto: los concejales del MPN que aprobaron en su momento el Canje de Tierras (más el PRO)
junto al Intendente, el principal impulsor de la negociación con el grupo empresario.
Por Mariana M. Fernández

Farsa.

La real Academia Española la define como:

- Pieza cómica, breve por lo común, y sin más objeto que hacer reír.

- Compañía de farsantes.

- Obra dramática desarreglada, chabacana y grotesca.

- Enredo, trama o tramoya para aparentar o engañar.

El convenio de canje de tierras genera más dudas que certezas. Tiene vacíos legales que por ser tan groseros hacen suponer que fueron hechos a propósito y faltan informes técnicos que justifiquen que es un acuerdo favorable para el Municipio, o al menos que sea igual de beneficioso para el privado como para la comuna.

El loteo social de 400 parcelas fue la excusa política que tuvo el Ejecutivo para armar el convenio. Y es increíble que hayan intentado hacer creer a la gente que sin el canje no hay loteo, cuando es todo lo contrario: si no hubiera existido el canje, el loteo hubiera podido iniciarse hace varios meses.

"Con el canje las parcelas van a estar más cerca de los servicios", aseguran desde el oficialismo para afianzar el "sinfundamento". Seguramente estaban pensando en eso cuando en el convenio del canje la Municipalidad aceptaría 3 hectáreas ubicadas sobre la cota 900, con pendiente y lejos de todo.

Respecto de ese punto, justamente este año el intendente y los concejales tuvieron la oportunidad de hacer cumplir a CONEVIAL con la antigua deuda de alquiler que obligaba a la empresa a llevar la conexión de gas al Parque Industrial. Pero no, como el gobierno sabe hacer negocios, le computó a CONEVIAL las dos calles de asfalto acordado “de palabra” (porque nunca existió el expediente ni autorización de la obra)con el ex secretario de Planificación, Fabricio Stocchetti, más un playón de unos 1.700m2 que en unos días construyó CONEVIAL en el predio del CEF 7.

Si hubiera existido voluntad política, hoy el Parque Industrial podría estar en vías de tener la conexión de gas (esperando la ampliación del Gasoducto Cordillerano), el único servicio que le falta, y el loteo social podría estar en marcha.

Está claro que el loteo no es el objetivo principal. Pero, ¿cuál es entonces?:el proyecto estratégico (término acuñado por funcionarios vernáculos para justificar cualquier excepción a la norma). Es que para algunos políticos el famoso Plan de Desarrollo Estratégico es algo así como una Biblia, más importante que la Carta Orgánica y la Constitución. “Pero lo dice el Plan estratégico….”, escuché argumentar a más de uno en los últimos años.

Sin embargo, el proyecto "estratégico" en cuestión ya fue rechazado en instancias provinciales. Entonces, ¿de qué proyecto estamos hablando?. Otro. "Lo tienen que reformular", diría Cacault. Pero acaso un gobierno puede decidir enajenar tierra pública basándose en especulaciones y haciendo futurología sobre algo que, en principio, solo tiene un antecedente negativo.

"En definitiva, es una decisión política", contestarían algunos. Una frase utilizada por muchos políticos para cerrar una discusión cuando ya no tienen más argumentos. El mismo fundamento que esgrimió el oficialismo para justificar la cesión de 19 mil m2 de tierra pública al empresario Patricio James.

Pero la política no es sinónimo de "hago lo que me parece, para eso tengo el poder". Las decisiones políticas tienen que apuntar al beneficio de la mayoría, no de una minoría. Caso contrario, se llama corrupción.

 Y si realmente creen y tienen la convicción de que el canje beneficiará a la comunidad, entonces deben demostrarlo, como mínimo, con informes técnicos (no políticos) que avalen que las tierras que ofrece el desarrollador son iguales de aptas y buenas que el Parque Industrial y que tienen el mismo valor de mercado.

Mención aparte merece la "tentativa de informe" que incluyeron a último momento sobre la aptitud de las tierras que recibirá la comuna: del informe original elaborado por técnicos de Catastro Municipal y Medio Ambiente, se omitieron justamente las recomendaciones y observaciones realizadas por los técnicos del área sobre las zonas vulnerables y de riesgo.

Finalmente, en el convenio deberían contemplarse condiciones similares para ambas partes. ¿Cómo puede ser que mientras el Municipio tiene que hacerse cargo de trasladar una planta de tratamiento de líquidos cloacales a su costo antes del 2016 y en caso de demora pagar $1.000 por día a la otra parte; para mudar o pagar el Corralón Municipal al privado no se le exija plazos ni se le impongan multas?.

Por todo esto, y más, reitero: el canje de tierras es una farsa.
--------------
Esta nota de opinión fue publicada el 27 de enero de 2014. Ratifico lo que escribí en aquel momento, y sumo la evidencia que hoy el Ejecutivo Municipal pone sobre la mesa al buscar tierras aptas para urbanizar fuera del canje.

De esta manera, reconoce lo que se sabía desde antes de firmar el convenio del canje: gran parte del as tierras que recibió la comuna no sirven para hacer un loteo social.

Por otro lado, hay grandes dudas que nunca fueron respondidas completamente ni por el intendente ni por los concejales defensores de la operación inmobiliaria:

-En el Convenio de la Permuta o canje el Municipio pone a disposición 20, 7 hectáreas más otras 6 hectáreas del “Camino Principal” que están en el mismo predio. Supuestamente esas 6 hectáreas deberían ser cedidas como calle pública por el nuevo titular de la tierra, pero no figura en el Convenio tal obligación y seguramente será una negociación a futuro que propondrá el grupo empresario.

Las tasaciones se hicieron en base a 20,7 hectáreas, no de 26 hectáreas del Parque Industrial con el camino incluido.

Al margen de ese detalle, mientras que el Parque Industrial fue tasado como un terreno indiviso, las parcelas que recibe el Municipio fueron tasadas por separado, cuando deberían haber sido evaluadas como un todo. De haber sido así, el valor total de ambas fracciones hubiera sido distinto, y más favorable el precio del Parque Industrial .

-No se incluyeron informes técnicos de profesionales de cada área que certifiquen o avalen que las tierras que recibe el Municipio son iguales o mejores de las que ofrece. No hay informes que justifiquen el canje, firmados por la Dirección de Medio Ambiente ni Catastro Municipal. El único “informe” en ese sentido pertenece a un funcionario de planta política.

 

 

Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter