La historia del Mallín Grande (Parte 1)

En esta columna del grupo Árbol, Nicolás Winegardner (actual propietario del humedal), resume las acciones que dieron originen a la conservación del lugar y adelanta los planes futuros.
La historia del Mallín Grande (Parte 1)
08/07/2020
E

timológicamente, Mallín deriva del vocablo araucano mallín (Casamiquela,1987), proviene de la lengua mapuche y significa “tierra pantanosa”, el cuerpo sedimentario (a veces de algunos metros de espesor) que rellena los cañadones patagónicos de génesis postglacial.

Estos ambientes húmedos con formación de suelos mal drenados por la presencia de una napa de agua cercana a la superficie en forma continua pueden incluirse entre los definidos como "humedales" o wetlands según la bibliografía internacional.

Los mallines son humedales muy importantes en cuestiones biológicas por su gran biodiversidad y funcionan como reguladores de cuencas y una gran “esponja” capaces de captar y almacenar gran parte del agua superficial y subterránea. Equilibran el agua del ambiente, previniendo inundaciones y sequías. La condición de alta humedad permite que se desarrolle gran cantidad de vegetación dando origen a suelos muy ricos, y por ende de fauna también, sobre todo de aves en donde se alimentan y nidifican.

El Mallín Grande también conocido como Mallín del Once y/o Mallín del Americano tiene 63 hectáreas, está ubicado adentro de una propiedad privada en el barrio El Once y su historia se puede dividir en varias etapas.

En la década del treinta el señor Otto Bemberg adquirió el lote pastoril 11 con más de 700 hectáreas a Parques Nacionales para el uso ganadero y de extracción de madera. Hasta hace algunas décadas una de las formas típicas de obtener pasturas en aquella época era la quema del bosque.

Al largo de los años y después de distintos dueños el lote pastoril 11 fue subdivido varias veces y se generaron los barrios El Cruce, Las Piedritas y El Once.

En la década del `70 y nuevamente a mediados de la década del '90, la localidad comienza a experimentar una gran explosión demográfica por sus hermosos paisajes, calidad de vida, la pesca y el boom económico de la región.

Originalmente el Mallin Grande era aún más grande, pero con la necesidad de crecimiento del pueblo se fue estableciendo la práctica de rellenar o de hacer canales para drenar los mallines como forma de acondicionamiento del suelo para generar más terrenos. En aquella época no solo lo realizaban los privados, sino que también lo hacia el municipio. En consecuencia, algunas áreas de los barrios El Cruce, Las Piedritas y El Once, al igual que otros barrios como El Mallin se encuentran hoy construidos sobre mallines rellenos.

Frente al fuerte reclamo de algunos vecinos en el año 2001 y la necesidad de dar un marco normativo a la protección de determinadas áreas dentro del Ejido Municipal, se sancionó la Ordenanza N° 1220/2001, dando lugar a la “Creación de Áreas Naturales Protegidas dentro del ejido Municipal de Villa La Angostura”.

El predio de 214 hectáreas donde se encuentra el Mallin Grande ha sido objeto de diversas normativas de orden local, las cuales tomaron como premisa proteger el área. En el año 2002 se sancionó la Ordenanza N° 1299/2002, “Creación del Área Natural Protegida Mallín Grande” y en 2004 la Ordenanza N° 1520/2004 “Creación de áreas protegidas Municipales” estableciendo planes de uso y planes de manejo.

Cabe destacar que las normativas en cuestión se desarrollaron sin la participación de los propietarios, entendiendo que las mismas operaron en forma declarativa puesto que no se desarrolló desde el estado Municipal en forma posterior, ninguna acción concreta de conservación.

Lo que las autoridades Municipales en la época no sabían era que los propietarios del Mallin Grande, Alicia Pardo y su hijo Nicolas Winegardner eran ambientalistas y ya lo venían protegiendo desde el año 1986, (cuando se compró la propiedad), mucho antes que se sancionara la Ordenanza N° 1220/2001, “Creación de Áreas Naturales Protegidas”.

Siguiendo la indicación de los planes de uso y planes de manejo establecidos en la Ordenanza N° 1520/2004 “Creación de áreas protegidas Municipales”, la Señora Pardo desea impulsar un proyecto con más de 2 km de pasarelas de madera en el área del Mallin Grande que se va a llamar “PLAS, (Patagonia Land Art Sanctuary). Es un proyecto netamente conservacionista, abierto al público, sin fines de lucro y de interés internacional donde artistas locales e internacionales van a co-crear arte con la naturaleza. Una vez finalizadas las obras de arte las mismas serán donadas para el museo a cielos abiertos PLAS.

A continuar…

Grupo Árbol

Nicolas Winegardner

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter