ARCHIVOS DEL SUR

Cómo comenzó el reconocimiento y registro de nuestro patrimonio cultural (Parte II)

Mechi Palavecino, museóloga y profesora de Historia escribe para Archivos del Sur sobre el herencia cultural e histotica de la localidad.
Cómo comenzó el  reconocimiento y registro de nuestro patrimonio cultural (Parte II)
20/09/2020
T

 

orre de Puerto Manzano, antiguamente estaba allí la entrada a la Hosteria-casa de Té-foto Mechi Palavecino

En el año 1999, organizado desde ATEN (Asociación de Trabajadores de la Educación del Neuquén), se realizó un curso-taller de Historia Oral, con profesores de la UNCo (Universidad Nacional del Comahue) abierto a la comunidad. Participamos del mismo cuarenta personas aproximadamente, la mayoría docentes, pero también otras personas interesadas en la temática. Para aprobar el mismo se nos pedía realizar tres entrevistas a pobladores en el marco de un proyecto temático mas general, y, una vez realizados, una copia de estos trabajos debía quedar en el Museo local o en la Biblioteca Popular, para así formar parte de los archivos del pueblo. Fue este un momento interesante en el que muchos de nosotros vimos la necesidad de poner en valor la historia local  a partir de distintas propuestas.

Desde la Biblioteca Popular Osvaldo Bayer, Gerardo Ghioldi junto a otros compañeros formaron Archivos del Sur. Veinte años pasaron ya y el equipo ha logrado sostener un trabajo ininterrumpido, labor que podemos observar a través de diferentes proyectos de puesta en valor de la memoria de los pobladores de la región, publicaciones de las historias de vida recopiladas en formato de libro y audiovisuales. Estas historias estuvieron siempre disponibles en la Biblioteca Popular Osvaldo Bayer y también en el Museo Histórico Regional durante mi gestión en él. Los trabajos de Archivos del Sur tambien pueden ser visitados en sus páginas web y canal de youtube. Este último año Archivos ha comenzado a compartir algunas actividades y proyectos con la Dirección de Antropologia de la Provincia del Neuquén, que funciona en la Biblioteca.

En este grupo también se encontraba la profesora Natalia Bellenguer, quien cotinuó llevando adelante una  importante investigación sobre el terremoto y lagomoto de 1960, trabajo que dio como resultado “El paraíso tembló”,  filmación que fue presentada en el Centro de Convenciones hace unos años y puede consultarse  actualmente en Youtube, con entrevistas a pobladores que vivieron ese acontecimiento tan emblemático en nuestra historia regional.

En el primer gobierno del Dr. Panessi (10-12-95 al 10-12-99) la Lic.Mónica Hunko desarrolló un proyecto de investigación sobre historias de vida que concluyó en filmaciones de entrevistas a distintos pobladores como Alejandro Espinosa, Norma García de Munar, la abuela Chabol y otros vecinos mas. Siguió desarrollando su “Circuito Histórico” con importantes referencias, en una publicacion a color, muy útil al momento de orientar a los turistas y a los alumnos de las escuelas. Yo lo utilicé muchisimo desde el Museo.

En el año 2000, en el gobierno del profesor Cacault, estando la lic.Susana March en la Secretaría de Gobierno, con la colaboración de Conrad Meier y la arquitecta especializada en Patrimonio Carina Paradell asesoramos a Susana March en la confección de la ordenanza 1101/00 de Preservación del Patrimonio Cultural del Municipio. En esta ordenanza se hacía eje en la arquitectura y la conservación de los edificios, se planteaba la necesidad de confeccionar un registro de construcciones de valor histórico para luego gestionar ante el Consejo Deliberante su declaratoria como de “Interés Municipal”, procurando su conservación en el tiempo. La Ordenanza preveía la formación de una Comisión, encargada de confeccionar dicho registro y que fuera autoridad de aplicación de la Ordenanza.  Dicha Comisión debía estar constituída por cuatro mienbros, un representante del Colegio de Arquitectos (en ese momento se designó al arquitecto Néstor Bello), un representante de la Dirección de Turismo (se designó a Susana Ruiz) un representante de “Amigos del Patrimonio Histórico” (se designó a Conrad Meier) y un representante del la Dirección de Cultura (se me designó a mi).

La Comisión de Patrimonio debía desarrollar el relevamiento de los edificios de valor histórico y debía intervenir en todas las cuestiones que se plantearan en relación al patrimonio del pueblo. No se contaba con recursos para su funcionamiento y el trabajo por supuesto, era ad honorem. Todos trabajábamos en diferentes horarios en nuestra vida privada  y se nos complicaba muchisimo nuestro funcionamiento, coordinar horarios para reunirnos los cuatro, considerando además que Susana y yo teníamos hijos a nuestro cargo. Nuestra tarea fue muy dificultosa, reuniones a la noche en invierno, no pudimos avanzar demasiado en ese tiempo….a veces la voluntad sola no alcanza.

Antigua construcción en Pto.Manzano “keller”, funcionaba como despensa en época de la flia. Ardhuser-foto Mechi Palavecino

En el año 2004, bajo el segundo gobierno del Dr. Panessi, logramos  hacer modificar la ordenanza y se reemplazó por la 1467/04, la cual amplió el número de integrantes de la Comisión incorporando otras instituciones y otras personas idóneas invitadas a colaborar con nosotros, con la idea de poder funcionar igual si algún miembro no podia concurrir a las reuniones que se hacian en forma semanal. Se incorporó a guías de Turismo, a Parques Nacionales, al Museo Histórico Regional (por lo que dejé de representar a Cultura para representar al Museo) y otras personas interesadas en preservar nuestras raíces. Se nos asignó presupuesto para funcionamiento, el 2,5% de lo percibido en concepto de Derechos de Edificación. Se preveia que ante la posibilidad de destrucción de un edificio con supuesto valor patrimonial, la Comisión podia solicitar un mes para evaluar la situación del edificio en cuestión y elevar un Dictamen al Ejecutivo, pudiendo evitar su desarme o destrucción.

Se planteaba confeccionar el Registro Patrimonial, para ello la Comisión decidió comenzar el relevamiento de los edificios con valor histórico del Área Fundacional del pueblo (que es el Puerto actualmente), confeccionar las fichas correspondientes y solicitar al Honorable Consejo Deliberante su declaratoria individual como de Interés Municipal y luego de toda el área en su conjunto, como Centro Histórico. La elección de comenzar el relevamiento allí tuvo que ver con que este es el lugar de Villa La Angostura adonde comenzó su “vida institucional”, es alli donde se determina su fecha de fundación un 15 de mayo de 1932. Con el crecimiento, el pueblo se desarrollaría a 3 km del centro fundacional, en el denominado “Cruce”, ya que alli se cuzaban los caminos a Bariloche, a “La Villa” (así se denominaba antiguamente el Puerto) y a San Martín de los Andes.

La Comisión tenía un estatuto de funcionamiento similar a la Comisión existente en Bariloche, elegíamos nuestras autoridades en forma anual y funcionaba también ad honorem. Como presidente y Vice alternabamos a Conrad Meier a Werner Diem o a Romina Braicovich. Siempre fui elegida como Secretaria, ya que todos consideraban que esto era más expeditivo al trabajar yo en el Municipìo y ser la Comisión un ente Municipal y  que realizaba sus reuniones en el edificio del Museo. Nos asesoraba en muchos temas la arquitecta Liliana Lolich, en ese momento representante de La Comisión Nacional de Museos y Monumentos (ICOMOS). Participaban de la Comisión el Sr. Conrad Meier, el Ing.Werner Diem, la Lic.Romina Braicovich, las arquitectas Eloisa Prtoto, Carina Paradel y Marcela Montheil, la Sra.Odette Dub, en algún momento la Dra.Adriana Matar, la Prof. Claudia Atencio, y a veces los Directores de Cultura en algunas gestiones, como Mariana Pozzo, luego el prof.Osvaldo Fernandez.

Algunas de las tareas que desarrollamos en ese primer tiempo fue la realización de las fichas patrimoniales de los edificios, tarea esta encargada a las arquitectas especializadas en patrimonio, Eloisa Proto y Carina Paradell,  la confección de la Ordenanza para la declaratoria del Centro Histórico (Nº 2997/09 ) y el listado provisorio de los antiguos edificios de todos los barrios de la localidad con posible valor patrimonial. Para hacer la reglamentación de la Ordenanza la arquitecta Eloisa Proto comenzó a estudiar en la Universidad de Mar del Plata un master en Patrimonio en el año 2012.

Araucaria – prop. Barbagelata-foto Mechi Palavecino

En una oportunidad los vecinos nos solicitaron la preservación de la araucaria existente en la segunda cuadra de la Avenida Arrayanes, en lo que fue la Inmobiliaria Nahuel antiguamente y oficina del Algarrobal,  que al desarmar las viviendas para la construcción de modernos locales iba a ser derribada. Hicimos un dictamen solicitando su proteción, considerando que en la cultura mapuche la araucaria en una planta sagrada y que este ejemplar era uno de los pocos, por no decir el único, que quedaba en el centro y esto fue muy simpático, ya que el dueño de los terrenos era extranjero, nunca habia visitado nuestro pueblo y ante nuestra solicitud, viajo especialmente a conocer el arbol motivo de nuestra intervención, lamentándose de no haber sabido antes su valor histórico cultural, y modificando los planos de la construcción para incorporar la araucaria al mismo y evitar su volteo. El comercio actualmente se denomina “La Araucaria”.

Debimos afontar el tema del proyecto  del Juzgado Multifueros, en el Puerto. Esto preveía construir edificios, incluído un lugar para detención, en unos terrenos de la provincia alli, Considerando que el centro histórico es un luigar turístico por exelencia, nos pareció absolutamente inapropiado esas construcciones y esto nos generó conflictos con el Dr. Panessi, intendente en ese momento, pero, superado el mismo, logramos evitar la construcción del Juzgado en ese lugar tan emblemático para la localidad. Contamos para ello con el asesoramiento de la arquitecta Lolich y desde Neuquén el apoyo de los colegas a cargo de la Dirección de Museos y Patrimonio, los profesores Daniel Bello  y  Juan Isazi. Dictaminamos sobre la vieja Usina del Hotel Correntoso, perteneciente a Silvia Capraro, para ver si correspondia su Declaratoria de Interes Municipal y  desistimos de ello, ya que habia sufrido muchas modificaciones en el tiempo y casi no conservaba originalidad.

Intervenimos sobre la casa en la que actualmente funciona “La Delfina Restaurant”. Es esta una construcción de madera representativa de la arquitectura de la región de principios de 1900. La misma había sido construida originalmente en el Lote N°12 (actual Cumelén) por el matrimonio de Elberto Weeks y Ema Dräcksler. La propiedad, por diferentes motivos, paso a pertenecer a la familia Newbery y posteriormente a Exequiel Bustillo, quien dejó que la pareja viviese allí mientras se encontrara vivo Elberto. Cuando él fallece Ema se traslada, con la casa, por ofrecimiento de la familia Jewell, al Lote N° 15 (en Puerto Manzano) donde actualmente se encuentra. Declararla de Interés Municipal permitió a los dueños de ese momento, realizar otras obras alli, preservando ésta.

La Comisión  se ocupó en el año 2004, a pedido de la comisión vecinal del barrio de Puerto Manzano, de trabajar sobre una antigua construcción conocida como “Keller”, depósito construido en 1916 aproximadamente para los Sres. Ardüser y Buol, dicha construcción se encontraba en un avanzado estado de deterioro. Desde la Comisión, luego de realizar una investigación arqueológica e histórica y determinar el origen, la antigüedad y el uso de la construcción se evaluó y decidió su preservación ya que era una de las pocas construcciones de este tipo, de esa época que quedaban en pie. Se procedió a su desarme y siglado de piezas para luego restaurarla y montarla en un espacio que cedería la Municipalidad para su puesta en valor, dándole un uso turístico. La cesión del espacio nunca se concretó y sus partes se encuentran aún en resguardo.

ACA año 2005, foto Mechi Palavecino

 

Se tuvo conocimiento del proyecto de remodelación del edificio del ACA (Automóvil Club Argentino), en el año 2005. Se hizo un estudio del caso y se evaluó la necesidad de solicitar la conservación del monolito ubicado en el centro del Boulevard, y del pórtico que alojaba los antiguos surtidores. A pesar de grandes esfuerzos, lo único que se logró conservar fue “el monolito”. Nuestras sugerencias en cuanto a la fachada y la no modificación del pórtico no fueron tenidas en cuenta. La negación del valor Patrimonial de muchas de las propiedades de nuestra localidad y el ninguneo hacia el trabajo realizado por la Comisión fue en general una constante, a pesar de estar amparados por el mismo estado Municipal a travésde su Ordenanza.

En el marco de las acciones interinstitucionales, se trabajó en el año 2006  en un proyecto en conjunto con las fuerzas de seguridad locales, abordando la temática del “Tráfico Ilicito de Bienes Culturales”, desprendido en ese momento de varias situaciones que se habían vivido en relación a este tema al estar emplazados en un área de frontera. Se solicitó la colaboración de la policia aeronáutica de S.C.de Bariloche y de otros profesionales idóneos en la temática. Dicho taller se realizó en el Centro de Convenciones, con la coordinación  de las Lic. Mónica Valentini y Romina Braicovich.

En el año 2006 se realizó una investigación histórica y se solicitó la declaratoria de Sitio de Interés Municipal a una sección de la playa del lago Correntoso, lugar en el que, según la documentación, Ignacio Antriao (El “cacique”) ofició de botero históricamente, ya que residia en el lugar, colaborando en diferentes momentos, en sus tareas de relevamiento de la zona conflicto con Chile y que en reconocimiento de esta tarea, según Francisco Moreno (El “Perito”) posteriormente el General Roca, en su segunda presidencia, le asignaría, siguiendo la diagramación de la Colonia Agrícola Pastoril Nahuel Huapi, el lote N° 9, respetando el lugar en el que ellos vivian.

Cuando el Dr. Alonso, en su ejercicio en la Intendencia, decidió la mudanza del Museo nuevamente a la antigua usina (para ver detalles de estos traslados ver la notas  anteriores de este diario), la Comisión de Patrimonio procuró defender el Patrimonio del Museo, sin demasiado éxito, tomando en sus manos la situación para llevar adelante el nuevo armado del Museo, considerando el maltrato que yo habia sufrido con el hecho y para colaborar con lo necesario en la Sala de Navegación. Solicitamos al Director (Eduardo Bessera) y al Museólogo (Eduardo Pérez) del Museo de la Patagonia de San Carlos de Bariloche (Administración de Parques Nacionales), con quienes hemos trabajado a la par en diferentes momentos, apoyo y colaboración, poniendose inmediatamente a disposición.

Huemul II -foto archivo Museo Histórico Regional

Por otra parte, en ese tiempo la Comisión se encontraba trabajando en la reglamentación de la Ordenanza del Centro Histórico en el Área Fundacional. Respresentados por la Sra. Odette Dub, la Comisión participaba también activamente en el COMPLADE, organismo asesor del Municipio, conformado por diferentes asociaciones y vecinos, espacio que funcionaba intensamente en la discusión y definición de múltiples temas que concernían a la población, en esos años.

Dentro de otras propuestas, se accionó para que la embarcación Huemul II, propiedad de Maria Inés Cilley en ese momento, fuese declarada de “Interes Municipal”, considerando su fecha de construcción, 1932,  y que siempre navegó en nuestro lago.

Integraron la Comisión en algún momento también la docente Viviana Nuñez y  Nadia Dalmengo, quienes estaban estudiando una tecnicatura en Gestión Cultural en la Universidad de Mar del Plata y se acercaron a la Comisión.

En el año 2012, cuando cambió el gobierno municipal, asumiendo nuevamente el Prof. Cacault, se reeligieron los integrantes de la Comisión, dejando afuera de la misma a los voluntarios y remitiéndose a los correspondientes estrictamente por la Ordenanza. La Comisión quedó conformada de la siguiente forma: por Turismo, el Sr. Marcelo Garcia Leyenda, por Parques Nacionales, el Sr. Carlos Garay, por Cultura, el Sr. Jorge Arakelian, por Amigos del Patrimonio Histórico el Sr. Conrad Meier, por el Colegio de Arquitectos, Carina Paradell, y por el  Museo, yo, nuevamente.

 En ese tiempo supervisamos las intervenciones en los  tres edificios del Área Fundacional que habían pertenecido a la flia. Barbagelata, quisimos realizar nuevamente la cartelería de los edificios históricos, en material plástico reciclado pero las acciones nunca se concretaron. Ante el movimiento de suelos realizado en la Capilla de la Asunción, que está declarada de “Interés Municipal”, por lo que no puede ser intervenida en forma inconsulta, tomamos cartas en el asunto  y este hecho nos generó desaveniencias con el cura párroco y con Cumelén, que desconocian esta reglamentación.

Ex casa de Marimón, actual Rajatabla-Foto archivo Museo Histórico Regional-Mónica Maresca.

Esta etapa fue la última de la Comisión, ya que al fin del gobierno del Prof. Cacault la Comisión dejó de reunirse y al asumir el Sr. Caruso, la Secretaria de Gobierno jamás la convocó, a pesar de solicitárselo nosotros en reiteradas oportunidades. La Comisión dejó de tener autonomia y finalmente, dejó de funcionar.

Los gobiernos del Prof. Cacault se caracterizaron siempre por un fuerte intervencionismo municipal en las asociaciones existentes, las que no pudieron ser cooptadas, terminaron  desapareciendo, y ese fue el destino último de la Comisión de Patrimonio, que, por Ordenanza, deberia existir.

Dejo aquí estos recuerdos, seguramente se me olvidaron algunas de las actuaciones de la Comisión de Patrimonio en su “época de oro” , que fue cuando el Museo se encontraba ubicado en el centro.

Los intentos de llevar adelante políticas patrimoniales conjuntas no han logrado sostenerse en el tiempo. El desconocimiento y desprecio a veces de los gobiernos en cuanto a temas patrimoniales, el peso de los negociados, los egos de los empleados que podrían realizar un buen trabajo en la protección del mismo, son muy dificiles de dejar de lado. La falta de capacitación, que siempre solicitamos para todos aquellos que se involucran con el patrimonio, fue uno de los temas que me movilizó en mi trayecto por el Museo y que no se pudo zanjar. Sin embargo sigo pensando que vale la pena no bajar los brasos, de ahí surgen estos pequeños aportes que comparto con ustedes y que ojalá  incentiven a acompañarnos a seguir en este camino,

 

*Este texto fue escrito ateniendome a mis memorias y documentos del momento.( Mechi Palavecino, para Archivos del Sur).

 

 

Contacto

Facebook Archivos del Sur - alli podrás ver mas fotografías alusivas a estos artículos.

Mail: [email protected]

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter