ENTREVISTAS

“La sociedad entendió que la marihuana ayuda”

La Red “La Villa se Planta” presentó un proyecto de ordenanza sobre el uso terapéutico del Cannabis en Villa La Angostura. La militante cannabica Roxana Aguirre nos cuenta sobre la iniciativa y los prejuicios con los que deben lidiar a diario. Por Gerardo Ghioldi.
“La sociedad entendió que la marihuana ayuda”
19/11/2020

Por Gerardo Ghioldi

Roxana Aguirre tiene 51 años recién cumplidos. Nació en Capital Federal pero vivió muchos años en Neuquén Capital, donde comenzó mi militancia cannabica en Cannabicultores del Alto Valle. Hace dos años  se mudó a Villa La Angostura y está trabajando junto a varios compañeros en la red “La Villa se Planta”. Hacen charlas y ciclos de cine en la Biblioteca Bayer, y actualmente están formando a profesionales de la Salud en el Hospital. También, entre otras actividades,  generaron y presentaron un proyecto de ordenanza por el uso terapéutico del Cannabis en Villa La Angostura. 

G-Las militancias se leían como la militancia sindical, por los DDHH, la militancia en la Iglesia, en los Partidos Políticos y otras pero hace 20 años empezaron a hacerse visibles  “nuevas” militancias entre ellas la militancia cannabica. Contanos un poco sobre este mundo.

R-Los militantes cannabicos luchamos por el derecho a usar esta planta con total libertad, tratar de acercar la mejor información para así poder decidir para nuestra salud y su uso terapéutico. Se hacen un montón de actividades más como hacer talleres, compartir nuestros conocimientos con otros cultivadores y usuarios. Hay que estudiar y poder brindar nuestros conocimientos a los legisladores y autoridades para que puedan legislar en base a información veraz. Es importante dejar de hablar de cannabis en base a prejuicios y tabúes que fueron instalados en los últimos 100 años que fue cuando se prohibió su uso. Hay que recordar que la planta tiene usos registrados  arqueológicamente de más de 10.000 años pero solo tiene 100 años de prohibición. En resumen damos a conocer los beneficios de esta planta.

G-Las madres con hijos con enfermedades que luchan por el acceso al cannabis en las terapias han salido en todos los medios masivos de comunicación, ¿Cuánto han influido positivamente en la mayoría de la población que hasta 10 años atrás tenía bien incorporados todos los prejuicios sobre la marihuana?

R-En nuestro país hace pocos años se ha dado este fenómeno, en otros países ya es legal como Uruguay, Canadá, la mayoría de los estados de EEUU. La militancia cannabica tiene la misión de acompañar de distintas formas a estas familias que han encontrado una respuesta a sus condiciones de salud, este fenómeno nos ha dado la posibilidad de debatir en las familias, escuelas, hospitales, medios de información para que se puedan saber los beneficios y también los riesgos. Hoy ha avanzado mucho el estudio científico del cannabis. El objetivo con estos nuevos estudios es la regulación para el uso adulto de esta planta. La población más vulnerable como son los niños y niñas deben saber cuáles son los riesgos a los que se enfrentan al utilizar el cannabis.

G-Las fuerzas represivas del estado junto al poder judicial se han encargado de prohibir y perseguir a los usuarios cannabicos al punto de entablar la “Guerra contra las Drogas”. ¿Fueron incorporados a este debate o pensás que seguirán con su cruzada antidrogas?

R-No han participado en esta ley en particular que tiene que ver con el uso terapéutico, creo que uno de los  grandes desafíos de la militancia cannabica es la nueva formación de las fuerzas de seguridad y el poder judicial para ver que va a surgir de esta nueva reglamentación. Con la ley 27350 que además de ser una ley que estimula el estudio científico del cannabis, también abre los accesos al autocultivo solidario y familiar. El acceso al cultivo dentro de las organizaciones cannábicas es un trabajo que ya venimos haciendo a pesar que era ilegal pero era legítimo hacerlo para suplir la ausencia del estado para acercar esta medicina al usuario cuya demanda es muy importante hoy en día. Cargan las fuerzas de seguridad el papel represivo para aquellas personas con portación de rostro o edad, también el desconocimiento de los numerosos fallos judiciales  a favor del uso del cannabis como fue el fallo Arriola donde la Corte Suprema atendiendo el articulo 19 sobre las libertades de cada ciudadano, permite la libertad de consumir mientras no afecte a terceros. El estado no puede intervenir en estas  decisiones personales.

G-¿Cómo está el debate en el Concejo Deliberante de Villa La Angostura ante la presentación del proyecto de Ordenanza desde La Villa Se Planta?

R-Justamente hemos tenido encuentros con los distintos bloques del Concejo para que se legisle en VLA sobre los distintos aspectos del uso del cannabis, la idea del anteproyecto que presentamos es conformar un Consejo Asesor que nos permita diseñar políticas públicas, formar al personal de salud y fuerzas de seguridad y también armar un registro de cultivadores donde el estado municipal sepa quienes cultivan y así garantizar su seguridad. El estado debe entender que es un tema de salud y no debe seguir con la prohibición.

G-¿De esta forma se avanzaría sobre la eliminación del dealer, los carteles de drogas y toda la mafia que maneja un negocio millonario?

R-Es un objetivo de la militancia cannabica y también desmitificar que la marihuana es la entrada a las drogas ya que esta entrada es el dealer justamente. Es el efecto góndola que es la base en la que se sentó Uruguay para hacer su ley, si uno va a su dealer y no tiene marihuana como sustancia de uso te ofrece un montón de otras drogas, la entrada a las drogas duras está en el narcotráfico que es manejado por un sector del poder político y policial transformándolo en la caja chica para sostener un sinfín de cuestiones, en resumen plantar tu propia planta en casa hace que no tengas que recurrir al dealer.

G-En un país donde hay tantas leyes que no se cumplen sería importante que la militancia y los usuarios cannabicos piensen que el cambio de mentalidad no será automático ya que el negocio del narcotráfico intentará seguir primando sobre nuestros deseos y sobre nuestra salud. ¿Cuál sería el mensaje para que la militancia no sea de Facebook y si sea activa?

R-Vamos a tener que evaluar seriamente las nuevas tecnologías de comunicación y este tema de la Pandemia que nos ha recluido. A nosotros nos interesa la militancia territorial y otras militancias además de la cannabica, en especial la defensa de los DDHH y la defensa de las libertades individuales. Son militancias por convicciones, por ideales porque creemos en el derecho a decidir, el derecho a ejercer nuestra libertad en forma plena a través de una planta pero también de otras cuestiones, desde mi lugar como mujer, milito por el feminismo, por el aborto legal seguro y gratuito.

G-Antes los adultos mayores miraban con mucha desconfianza a la marihuana, ese olor raro que sale del cuarto del nieto, ahora hay un nuevo tejido social y familiar sobre el cannabis.

R-Claro porque el nieto es el que le cultiva al abuelo y también el abuelo le cultiva al nieto, esta simbiosis hace que nos ayudemos en familia, he escuchado muchas historias donde las madres  pensaban que sus hijos se iban a morir si fumaban un porro y ahora cultivamos juntos porque la planta nos da una mejor calidad de vida, vemos un cambio de paradigma social. Hay un cuestionamiento al modelo hegemónico que nos plantea resolver las cuestiones familiares de otras maneras, también nos invita a volver a la tierra y plantar para solucionar nuestros problemas de salud. Nosotros en la militancia cannabica tenemos una frase que dice: - que en vez de ser la marihuana la entrada a las drogas duras es la entrada a la huerta, porque si cultivas marihuana terminas cultivando de todo mejorando así nuestra alimentación, dejando los agroquímicos de lado. La Sociedad entendió que la Marihuana ayuda.

G-La última pregunta es que por fin los médicos pueden salir del closet. ¿Cómo se hablaba del cannabis antes y después de la ley en el ámbito del consultorio médico?

R-Son los mismos pacientes los que conminan a los médicos ya que el paciente va al consultorio y le dice al doctor:- Yo estoy usando cannabis y quiero que usted me acompañe. No hay una situación de permiso sino de planteo directo y este hecho ha llevado a que los médicos se informen para que el acompañamiento sea efectivo, claro que hay muchos médicos que no acompañan pero otros tantos si lo hacen porque ven los resultados directos en los pacientes. Hay que entender que los médicos no han tenido formación académica con el cannabis y esto se podrá solucionar con la nueva reglamentación que permitirá que puedan acompañar a los pacientes con conocimientos científicos de calidad.

En el canal de YouTube de la Biblioteca Popular Osvaldo Bayer podes ver los conversatorios con el director de la película Una historia de la Prohibición y con Roxana Aguirre referente local de la cultura cannabica.

https://www.youtube.com/watch?v=gXleGfU0wbg&ab_channel=BibliotecaPopularOsvaldoBayer

Para obtener más información:

https://www.facebook.com/lavillaseplanta/

 
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter