martes 21 de mayo de 2024    | Nubes 2.6ºc | Villa la Angostura

Un estudio reveló cómo los perros afectan a la fauna silvestre de la región

06/05/2023
Un estudio reveló cómo los perros afectan a la fauna silvestre de la región

La presencia de perros sueltos puede tener diversos efectos en la fauna silvestre. Estos animales pueden interactuar con la fauna de diferentes maneras, como la depredación directa al cazarlos, la competencia por alimentos y la transmisión de enfermedades.

Los perros tienen un instinto natural de perseguir a todo lo que se mueve, lo que puede causar estrés en otros animales e incluso llevarlos a la muerte o al abandono de sus crías y lugares de anidación. También se ha observado que los perros alteran los patrones de movimiento de la fauna, generando miedo y obligándolos a desplazarse hacia otras áreas o a cambiar sus horarios de actividad para evitar encontrarse con ellos.

Estas interacciones negativas entre perros y fauna silvestre se han documentado en muchas partes del mundo. De hecho, un estudio reciente que analizó estas situaciones a nivel global alertó que los perros sueltos sin supervisión han provocado la extinción de al menos 11 especies y representan una amenaza potencial para otras 188 especies.

En la actualidad, la urbanización y la fragmentación de hábitats naturales debido a la actividad humana están en aumento. Esto ha llevado a un incremento en la población de perros, ya que son animales estrechamente vinculados a las personas.

El primer paso para ayudar a conservar los ambientes naturales es tomar conciencia de la vida que existe en ellos y cómo nuestras acciones pueden afectarla sin que nos demos cuenta. Es fundamental buscar una coexistencia armoniosa, respetando, valorando y conectándonos con los entornos naturales y la fauna que los habita, incluso si no los vemos tan frecuentemente como a nuestros perros.

Las áreas naturales protegidas desempeñan un papel crucial en la conservación de especies y hábitats naturales. Por esta razón, generalmente no se permite el ingreso de perros, excepto en casos de perros guías o de asistencia. Los perros pueden atacar a la fauna silvestre, transmitir enfermedades y generar estrés con su ladrido y olor.

Sin embargo, a pesar de estas restricciones, un estudio realizado en Argentina reveló que aproximadamente el 80% de las áreas protegidas visitadas por encuestados permitían la presencia de perros sueltos sin supervisión. Esto plantea preocupaciones sobre la accesibilidad y claridad de las normativas relacionadas con el acceso de perros a estas áreas.

El estudio evaluó si la accesibilidad y claridad de las normativas sobre el acceso de perros a las áreas protegidas de Argentina estaban relacionadas con el conocimiento de los visitantes. Se les preguntó si visitaban áreas protegidas y si conocían las normas sobre el ingreso de perros. Al mismo tiempo, el equipo de investigación revisó las páginas web oficiales, redes sociales, leyes y ordenanzas nacionales y provinciales para determinar si se permitía el ingreso de perros a estas áreas.

 

Los resultados revelaron que, en muchos casos, la información no era accesible al público en general y, cuando estaba disponible, no era clara. Además, se encontró una fuerte relación entre las áreas protegidas que no mencionaban las regulaciones sobre perros y las respuestas de los encuestados, quienes afirmaron no saber si se podía o no acceder a los lugares con sus mascotas.

Te puede interesar
Últimas noticias