ESPECIAL PARA DIARIOANDINO

Las aves y las ventanas, una relación conflictiva

Millones de aves muerten anualmente por esa causa. Natalia Rebolo, especialista del INIBIOMA-CONICET, ofrece una serie de recomendaciones para reducir el riesgo y qué hacer ante un ave golpeada. Por Agenda Verde.
Las aves y las ventanas, una relación conflictiva
27/10/2020

Las colisiones de aves con ventanas constituyen un grave problema de conservación de preocupación mundial. Las estimaciones realizadas indican que millones de aves mueren anualmente debido a esta causa. Esta amenaza muchas veces se combina con la mortalidad causada por los animales de compañía, como perros y, sobretodo gatos, con resultados muy nocivos para la avifauna.

Por ejemplo, en el mejor de los casos, las aves que colisionan con una ventana pueden no morir instantáneamente y quedar aturdidas unos minutos antes de volver a emprender el vuelo; pero si en el lugar existen mascotas (ya sea perros o gatos) con acceso al exterior del hogar, el resultado más probable es la muerte del ave por parte de la mascota.

Las aves colisionan con las ventanas debido a que, en ciertas ocasiones, no son capaces de percibir el vidrio como un obstáculo. ¿Por qué sucede esto? La mayoría de las aves poseen los ojos situados a los lados de la cabeza, lo que implica un amplio rango de visión con cada ojo, pero una muy pobre visión binocular hacia delante de la cabeza (es decir, la visión que se logra cuando vemos con ambos ojos simultáneamente). Cuando las aves están en vuelo sus ojos pueden cumplir funciones diferentes, mientras uno es utilizado para buscar alimento, el otro está alerta vigilando los alrededores, lo que les puede ocasionar problemas para percibir un objeto en el aire situado delante de ellas.

Los vidrios de las ventanas pueden provocar un efecto de transparencia o de reflejo, dependiendo de varios factores como por ejemplo la iluminación del interior, el entorno circundante y el tipo de vidrio. Así, por ejemplo, las ventanas dispuestas en esquina pueden tornarse invisibles para un ave que ve el paisaje detrás de ellas.

Por otra parte, el vidrio puede ser muy reflectante ya sea porque el material es espejado o porque la diferencia de iluminación entre el exterior e interior hace que el vidrio refleje el entorno. Si en los alrededores, además existe vegetación, el ave probablemente no reconozca la ventana ya que visualiza el ambiente reflejado y es entonces cuando se produce la colisión.

Para reducir las colisiones en nuestros hogares en primer lugar es importante identificar cuáles son las ventanas más problemáticas. Luego podremos empezar a tomar ciertas medidas para hacer más visibles las ventanas y así, poder evaluar la eficiencia de cada método.

Entre las opciones más sencillas propuestas se encuentra colocar cuerdas o colgantes decorativos, dispuestos a una distancia menor a 10 cm entre ellas en el exterior de la ventana. Esto permite que al moverse los colgantes las aves puedan visualizar rápidamente que existe un obstáculo. Otra opción es colocar, también por fuera de la ventana algunas macetas con plantas altas que tapen el vidrio y que estén dispuestas muy cerca de la ventana. Estas medidas son relativamente sencillas para aquellas ventanas que se encuentran en la planta baja del hogar y a las que se puede acceder fácilmente desde el exterior.

Los vinilos decorativos pueden llegar a ser una muy buena opción quizás para las ventanas altas, donde no tapan la visual de las personas que viven en el hogar y permiten la entrada de luz. Acá hay muchas opciones diferentes y pueden quedar muy elegantes a la vista.

Otra opción es pegar en el interior de la ventana círculos o tiras de papel o adhesivos vinílicos dispuestas en forma de reja procurando que los “huecos” no sean mayores a la palma de la mano, que es el espacio suficiente para que un ave pequeña pueda intentar pasar.

Reemplazar aquellos vidrios más peligrosos por vidrios esmerilados o de colores es otra alternativa. Hay que tener en cuenta que todas estas medidas pueden combinarse dependiendo de cada hogar y de la peligrosidad de cada ventana dentro del hogar.


¿Qué hacer si se encuentra un ave golpeada?
Si en el lugar no hay gatos ni perros, es importante dejar que el ave se recupere sola, pero por sobre todo nunca intentar hacerla volar.

Por otra parte, si existen perros o gatos con acceso al jardín hay que agarrar el ave con cuidado utilizando una tela y colocarla en una caja de cartón previamente perforada para que el ave pueda respirar. Cerrar la caja y no intentar alimentar ni dar de beber al ave ni tampoco acariciarla, ya que esto le genera muchísimo estrés.

Colocar la caja en un lugar seguro fuera del alcance de niños y mascotas. Luego de un tiempo, pueden ser minutos o una hora, escuchar si el ave se mueve, llevar la caja de cartón al exterior y abrirla para que el ave pueda salir por sus medios.

Desde el Grupo de Investigaciones en Biología de la Conservación (GRINBIC), perteneciente a CONICET y la Universidad Nacional del Comahue, estamos trabajando en esta problemática, investigando cuál es la dimensión de este problema de conservación en nuestro país. Para ello, estamos realizando un proyecto de ciencia ciudadana en donde las personas de cada hogar podrán colaborar con el estudio. Desde el 1 al 10 de noviembre estaremos recolectando los siguientes datos:

1) Dirección de tu hogar (provincia, localidad, barrio).

2) Fecha y hora en que colisionó el ave (u hora en que encontraste el ave)

3) Nombre de la especie (si no sabes de qué especie se trata o solo escuchaste el ruido y no la viste omití este punto)

4) ¿Qué le sucedió al ave luego de la colisión?

5) Fotografía (en el caso que hubieses podido tomarla)

Para nosotros es muy importante que, aunque no haya habido colisiones durante este período en tu hogar nos informes estos datos, ya que así tendremos una estimación más precisa de este problema. Estos datos podrás anotarlos directamente en una planilla de Excel en el siguiente enlace: http://lnnk.in/TEr  o enviar los datos por correo electrónico a [email protected]  o Whatsapp: +54 9 11 69263063. Cualquier consulta o sugerencia podes comunicarte vía correo electrónico a [email protected].

Hoy estaremos en la radio hablando sobre esto. Si querés saber más sobre Agenda Verde, visitá nuestro Facebook o Instagram @agendaverdeangostura, la página web https://agendaverdeangostura.blogspot.com/ donde están recopiladas nuestras notas sobre la reducción de residuos y cuidado del ambiente, o escribinos al email: [email protected].

 Autora invitada de la nota: Natalia Rebolo (GRINBIC, INIBIOMA-CONICET, Universidad Nacional del Comahue)

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter