jueves 27 de enero de 2022    | Cielo claro 21.6ºc | Villa la Angostura

COLUMNA SEMANAL

Integrantes del Grupo Árbol hacen propuesta de restauración para un sector de Villa Correntoso

Se reunieron con vecinos en la "isla" del barrio Villa Correntoso.
20/04/2021
Integrantes del Grupo Árbol hacen propuesta de restauración para un sector de Villa Correntoso

La restauración es un camino de sanación Social

La mañana del día 31 de Marzo 2021, junto a algunos vecinos de Villa Correntoso, nos acercamos para charlar y ver cómo se puede colaborar en la recomposición del sector/boulevard/isla/plazoleta, que fue totalmente desmontado sobre Camino del Cóndor.

Ante esta inquietud de vecinos, algunos integrantes del Grupo Árbol y sus Técnicos, las Profesoras Claudia Atencio y Adriana Matar,  fuimos a observar el lugar. Claudia y Adriana nos fueron contando  sobre la composición de ese sector, donde se registran Coihues viejos de gran altura,  árboles que constituyen el dosel (paraguas de nuestros bosques)  y que protegen el suelo del  socavamiento.  Son las cavas hídricas que se forman por los 1200 a 2500 ml anuales de lluvias, entre precipitaciones pluviales y nivales, que  arrastran todo a su paso  cuando falta esta protección sabia de la naturaleza. Estos árboles no pierden su follaje, logrando de esta manera proteger  del agua, las nevadas, las heladas, favoreciendo la integridad del suelo. Son formadores de napas acuíferas subterráneas que permiten ser los reguladores hídricos y administradores de éstas.

Al haber sacado todo el sotobosque,  no se permite que se regenere solo. Los procesos de sucesión secundaria son fundamentales  a la hora de construir o como se dice de limpiar un terreno, aunque hay que averiguar antes, investigar y preguntar a biólogos, licenciados en ambiente y/o paisajistas del lugar.

De haber dejado el semillero natural,  y no sacar raíces de especies sostenedoras de suelo, ese sector no  quedaría librado a  la posibilidad de cavas, derrumbes, desmoronamientos, poceado, lagunas etc. Por tanto la recomposición  será hoy mucho más costosa.

Como primera instancia imitar la acción que sabiamente realizan nuestros bosques. En este caso puntual,  después de reconstituirlo por haber quedado tan descubierto y  degradado,  habría que colocar las hojas caducas del otoño que hacen de protección y colchón para el semillero de nuevas especies en el lugar, ya que ellos van a constituir la nutrición natural de ese pedazo de  ambiente.

Lo ideal para sujetar y recomponer los suelos que rodean la calle y los bordes de los lotes linderos,  sería una reforestación con nativas específicas que sostengan, nutran, se autorregulen y  se mantengan con las  precipitaciones naturales,  sobre todo  que protejan la integridad de las calles de esos barrios con pendientes tan pronunciadas e intervenidas.

Las plantas sugeridas por su belleza  y característica serían el Corcolén (Azara lanceolata), Chilco (Fuchsia magellanica),  Coihues (Nothofagus dombeyi), Fiunque (Lomatia ferruginea), Nalca o Pangue (Gunnera tinctoria), Lumilla (Mirceugenia fernandeziana), entre otras, presentado por  un profesional  en un  dibujo de parquización y urbanismo con especies nativas. Del lado del loteo vecinal de la calle y por la altura en la que quedaron los terrenos particulares, se necesita sostener los mismos,  con Caña Colihue (Chusquea culeou) que sostienen con sus fuertes e interconectadas raíces.

Por todo lo expuesto esperamos se vaya tomando conciencia de la importancia de comprometernos en trabajar en nuestros ambientes de forma articulada y cooperativa.

                “Hay una Identidad, comprenderlo es tener soberanía sobre la calidad de vida en todos los sentidos que no evaluamos” (Adriana Matar).

Por Adriana Matar, Claudia Parodi para Grupo Árbol.

GRUPO ÁRBOL VLA
Mail:[email protected]
Instagram: “Árbol_vla”
Facebook: “ Árbolvla”

Te puede interesar
Últimas noticias