martes 28 de junio de 2022    | Lluvia moderada 5ºc | Villa la Angostura

“La escuela debía ser la última trinchera en caer, defendámosla”

Desde Padres Organizados de Neuquén  remarca la necesidad de seguir trabajando para para que la escuela sigua siendo el lugar en el que todos  construyen la igualdad de oportunidades.
31/12/2021
“La escuela debía ser la última trinchera en caer, defendámosla”

Hoy, al cierre de estos dos años de batallar para que vuelvan TODOS LOS CHICOS, TODOS LOS DÍAS, TODAS LAS ESCUELAS, EN TODO EL PAÍS a lo que DEBE SER, seguimos pidiendo que la escuela garantice el Derecho a la Educación de nuestros hijos establecido como política de Estado en el Art. 3° de nuestra Constitución Nacional, como Derecho Humano en la Declaración Universal de Derechos Humanos de la UNESCO, y como Derecho de todo Niño, Niña y Adolescente (NNyA) en la Convención de los Derechos del Niño.

 Muchas veces nos preguntaron: ¿Quiénes somos los Padres Organizados? Somos papás y mamás, abuelos y abuelas, tías y tíos, docentes, profesionales de distintas áreas que luego de meses de encierro y avasallamiento de los derechos de NNyA, en Octubre de 2020 nos vimos obligados a ser la voz de nuestros hijos para recordarle a la sociedad y a los gobernantes que ellos también tenían derecho a la salud integral (mental, física y sobre todo emocional).

 Que eran parte de la población más afectada por las desmesuradas medidas adulto centristas tomadas, en las que se hizo responsable- casi exclusivamente- de los contagios a los NNYA, cargando sobre sus espaldas injustamente una mochila demasiado pesada, producto de la inexperiencia y falta de información del mundo. Familias que con los recursos disponibles (muchos, pocos o ninguno) nos pusimos al hombro esta tarea.

 En definitiva, simplemente PADRES, que ante la impotencia de la situación imperante en relación a la EDUCACIÓN de nuestros NNyA, nos organizamos porque ¨algo había que hacer¨ para que los DERECHOS DE LOS NNyA no sigan siendo ignorados por las medidas arbitrarias tomadas desde escritoriosremotos que no permitieron a los funcionarios dimensionar el irreparable daño que se estaba provocando.

 Al cerrar las escuelas que debían contener más que nunca a nuestros chicos, les negaron la posibilidad de acceder a las herramientas para aprender entre todos que esta pandemia se afrontaba con cuidados, con esfuerzo de todos los días, sin abandonar los objetivos, sin excluir al que menos podía, sin generar miedos ante la enfermedad.

 La escuela debía ser la última trinchera en esta batalla ante la angustiosa situación vivida, es el lugar en el que TODOS construyen la igualdad de oportunidades, donde se visualizan problemas de los chicos que se invisibilizaron en estos años (violencia, desnutrición, abusos, trabajo infantil, entre otros), donde cada uno a su tiempo construye su personalidad en el contexto de la sociedad porque individualmente, aislados, no se puede.

 Así nacimos los “Padres organizados de Neuquén” que luego nos unimos a miles en el país conformando una gran red federal. Siempre apegados a la evidencia científica que proporcionaban organizaciones de reconocimiento nacional e internacional (Sociedad Argentina de Pediatría, UNICEF, UNESCO, OMS y otras), presentando amparos, exponiendo la información en las redes sociales y los medios de comunicación para mostrar la realidad que no se veía.

 Fue allí donde con fuerza los Padres nos hicimos visibles, recuperando un espacio perdido en la comunidad educativa, y alzando la voz de nuestros hijos lo más alto posible logrando que las máximas autoridades tomaran medidas.

 Agradecemos a quienes nos apoyaron compartiendo nuestras publicaciones, a quienes nos brindaron espacios en los medios de comunicación, a todos los que se acercaron para conocernos y a los que nos alentaron a seguir.

 Brindamos por lo hecho y por lo que falta. Redoblamos nuestro compromiso y los invitamos a ser parte, queda mucho por hacer porque la unión hace la fuerza y porque el futuro de nuestros hijos así lo pide.

Te puede interesar
Últimas noticias