lunes 27 de junio de 2022    | Nubes 3.2ºc | Villa la Angostura

“Y el wampo atravesó el “Correntoso” uniendo dos territorios en lucha”

el Lof Kintupuruay yr relfexionan acerca de lo que significó la navegación del Lago Correntoso en una tradicional embarcación mapuche
18/04/2022
“Y el wampo atravesó el “Correntoso” uniendo dos territorios en lucha”

“Cuánta historia cabe en un wampo? Lof Kintupuray.

Amanece en el lof Kintupuray.

Al mismo tiempo que Kuyen estira su partida, para no perderse el espectaculo, pu ngen despejan el camino. La bruma se levanta y de a poco el celeste del cielo se deja ver en la orilla norte del Correntoso.

Alli aguarda el wampo.

Lucas y Martin esperan por indicaciones para subir. Sin embargo, desde adentro Capataz ya bien ubicado los sorprende con indicaciones de subir. Lucas se ubica adelante. Atrás de todo van Mariquita y Juan Antonio. Él lleva unos tamangos. Ella va descalza. Mujer fuerte que apoya su mano en el hombro del choko quien será el último remero de la fila. Al medio va lupe. Su abuelo Emiliano, ansioso por abrazarla, duda en subir. ¿Cabrán todos? De repente Marita le hace un gesto complice para que suba de una vez "¿Viste que había que volver al territorio?", dice esa mirada.

Parten.

Hay alegría en algunos, nostalgia en otros. Una mirada hacia atrás para observar a las pu zomo cantar obliga un desvío hacia la hostería. Tantos recuerdos.

El wampo avanza sin prisa. ¿Acaso la hay? Capataz ensalla una anécdota algo inflada. Juan Antonio lo observa desde atrás con cara de pocas pulgas. A un toque en el hombro dado por Mariquita, la mirada se va a la margen izquierda. Cerca está la desembocadura del pichunco. Por allí estaba aquella primera ruka. ¿Fue hacia 1900 que se quemó? La memoria juega sus juegos.

Hay que seguir.

"¡Métanle para adelante!", se escucha desde atrás.

Martín no afloja. Emiliano lo mira con asombro mientras recuerda los trabajos previos en ese tronco de coihue. Incluso Emanuel con su habitual fuerza terminó cansado. Marita ensaya unos tail para que lupe no se aburra aunque en realidad se la ve concentrada. A lo lejos ya se ve la orilla del Correntoso. Allí esperan Alicia y Lelo. Tantas cosas por contar. Tantos abrazos por dar.

En la orilla de Paichil aguarda una multitud. Pu zomo esperan la llegada del wampo mientras tocan sus kultrunes.

Capataz  recuerda un naufragio ocurrido hace años en otro tipo de embarcación y la perdida de mercaderia que seria vendida en Villa. Emiliano, en cambio, alienta a los remeros. Marita observa. Mariquita se sorprende por la experiencia del choko. Juan Antonio recuerda viejas curvas en el paisaje de la costa.

Llegan. Todos. Bajan cuatro remeros, sin embargo el wampo se ve pesado. Hay alegria y llantos. Abrazos y felicitaciones. Palabras sabias y sinceras.

"Hoy sacamos al wampo del museo", dice Lucas Quintupuray.

Se lo devolvimos a las fuerzas. Nada menos.

 

 

“Y el wampo atravesó de extremo a extremo el “Correntoso” uniendo dos territorios en lucha”. Por Daniel Osovnikar

 

Del mundo de la confederación mapuche neuquina.

Mucha emoción en los cientos de pu peñi/lamgen que durante toda la jornada acompañaron la partida del Wampo en territorio del Lof Kintupuray y la llegada en las costas del territorio Paicil Antreao.

 Emoción colectiva, conciencia poderosa de las nueva generación de los Kintupuray que continúan el legado de aquellos grandes navegantes que fueron los preexistentes  a todo lo que hoy se conocen en la región.

Luego de más de 100 años, el Correntoso vio como surcaban sus aguas un conjunto de pu Ce orgullos de su historia y su identidad.

En la orilla de Paichil aguarda una multitud. Pu zomo esperaban la llegada del wampo mientras suenan xuxuka, kulxug, pifvlka, ñolkin.

Bajan los cuatro remeros.

 Hay alegría y llantos. Abrazos y felicitaciones. Palabras sabias y cargadas de mapuce kimvn y de orgullo de lo que somos.

 

¿Qué celebran?

Nuestra Historia.

Nuestra cosmovisión.

Nuestra presencia ancestral.

Nuestra decisión de permanecer.

De Proyectarnos con plenos derechos e identidad.

 

Daniel Osovnikar

 

 

FOTOS:  Graciela Irene Arakelian

Te puede interesar
Últimas noticias