viernes 24 de mayo de 2024    | Nubes -5.7ºc | Villa la Angostura

“Por qué y para qué analizar-se”

A partir de las 12. Escuchá la columna de la Psicóloga Violeta Paolini por FM Andina
25/10/2023
“Por qué y para qué analizar-se”

Retomamos la columna de Psicoanálisis en la Comunidad, luego de haber participado del Encuentro Americano en Buenos Aires titulado: “Comenzar a analizarse.”

Hemos trabajado aquí “Los tiempos de un análisis” ubicando momentos lógicos de una cura.

Uno de ellos, para poder precisar, luego de las entrevistas preliminares, cuál es el momento en que podemos decir que efectivamente comenzó el análisis, más allá de los efectos terapeúticos, en la Orientación Lacaniana se trata de tener como brújula lo real, y el goce en juego desde el comienzo.  (Ampliaremos estos conceptos en la Radio)

No resulta tan sencillo en la clínica actual lograr circunscribir ese punto fundamental, dado que incidirá en el tratamiento y su final. 

Que en casos de neurosis, un sujeto del inconsciente, pero que además, es un cuerpo hablante, que goza, mortificado por sus síntomas, pueda, vía la transferencia y en el encuentro con un analista, posicionarse respecto de sus dichos, se sienta implicado y se responsabilice, es decir, tome posición frente a su propia división subjetiva, y al goce en juego respecto de su propio padecimiento, del que nada sabe, una vez que se entera, no retroceda y se aventure al trabajo analítico. Todo eso no es sin la intervención del analista.

Freud nos enseña, ante la delicadeza de un acto fallido, de su propia vida qué implica disponerse a la interpretación. Poniendo a prueba sus sueños, sus lapsus, por ejemplo.

Si “analizarse es aprender a hablar de otra manera”, como señala Miller, siguiendo a Lacan, quien hace la experiencia de un análisis, y sobre todo con los testimonios de los pases, que son arreglos a los que se llegó en el tratamiento con lo propio que mortificaba, podría transmitir una manera de decir diferente frente a la repetición. Conlleva un alivio y una nueva satisfacción.

Cada quien con su singularidad, su estilo, habiéndose separado los lugares que ocupaba como objeto de su fantasma, habrá transformado esa pulsión de muerte, en un gusto por la vida, la dicha de estar vivo.

En estos tiempos de la humanidad, resulta imperioso apostar a los lazos sociales de amor, de solidaridad, de respeto, dignidad y responsabilidad.

Hay lo que son los dichos, y hay lo que se transmite, más allá de los dichos, detenerse en esos detalles, en esas finuras, puede cambiar el panorama y la manera de sentir-se.

Los esperamos para conversar con ustedes en la radio y esperamos sus mensajes y sugerencias de temas de interés. Muchas gracias,

Violeta Paolini Psicoanalista, Miembro de la EOL y AMP.                                 

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias